Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Lanza Berlusconi ofensiva contra difusión de escuchas telefónicas

14/06/2009 11:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tras haber prometido que abandonaría Italia si se difundían sus conversaciones telefónicas interceptadas por las fuerzas del orden, Silvio Berlusconi logró que la Cámara baja aprobará una ley que limita ese tipo de instrumento de indagación judicial. Por 318 votos a favor, 224 en contra y una abstención, los diputados aprobaron el jueves pasado la iniciativa de ley sobre las interceptaciones telefónicas, que ahora deberá pasar al Senado para su aprobación final y recibir el visto bueno del presidente, Giorgio Napolitano. "La iniciativa de ley es una acto de violencia indigna realizado por Berlusconi en persona contra la nación, porque permitirá que los criminales no sean detectados, sólo para contentar los intereses y necesidades del primer ministro", declaró Dario Fo, Premio Nobel de Literatura 1997. El dramaturgo firmó un llamado público contra la aprobación de la ley, también suscrito por escritores como Claudio Magris, Antonio Tabucchi, Roberto Saviano, Andrea Camilleri, Vincenzo Cerami, Sandro Veronesi o Silvia Ballestra, además de actores, políticos, cineastas y figuras del espectáculo. En sustancia la nueva ley fue promovida por Berlusconi luego de que en 2008 salieron a la luz escuchas telefónicas "comprometedoras" y los italianos pudieron enterarse de como el actual jefe de gobierno promovía a vedettes y modelos para que consiguieran trabajo en televisión. Se trataba de las conversaciones que Il Cavaliere mantuvo en 2007 con el ex director de RAI (la televisión pública) Ficción, Agostino Saccá, procesado por corrupción al lado de Berlusconi (en ese entonces líder de la oposición). En una de las conversaciones, Berlusconi pedía contratar a la actriz Rosa Ferraiolo, esposa del senador Willer Bordon, aliado del entonces primer ministro Romano Prodi, para convencerlo a cambiar de bando y logra la caída del ejecutivo de centroizquierda. En otra plática interceptada, Il Cavaliere solicitaba a Saccá dar trabajo a la vedette Antonella Troise, por él mismo calificada como "loca" que le podía causar dificultades, además de que prometía ayudar al funcionario de la RAI en una futura actividad empresarial. "Las escuchas revelan el teatro de un conflicto de intereses metabolizado donde la política se sobrepone a la empresa, la empresa a la estrategia política, y la vida privada a las decisiones públicas", opinó el analista Giuseppe D’Avanzo, del diario La Repubblica. Recordó que ya en 1987 se grabaron conversaciones entre Il Cavaliere y su "brazo derecho", Marcello Dell’Utri (condenado por asociación mafiosa), que demostraban la familiaridad entre Berlusconi y el entonces primer ministro Bettino Craxi, que le preparó para sus redes televisivas un decreto de ley "ad hoc". Un año antes el nombre de Berlusconi saltó en una conversación telefónica interceptada entre el mafioso Gaetano Ciná y Alberto, un hermado de Marcello Dell’Utri. Para la Asociación Nacional de Magistrados (ANM), la iniciativa de ley sobre las interceptaciones representa "en los hechos la muerte de la justicia penal en Italia. "En un momento en que la seguridad de los ciudadanos es señalada como prioridad del país, causa desconcierto el hecho de que el Parlamento esté por tomar decisiones que representan un favor objetivo a los peores delincuentes", dijo la ANM en un comunicado. "¿Cómo se puede conciliar con la seguridad el poner límites al más eficaz instrumento para detectar asesinos, secuestradores, violadores o traficantes?", cuestionó el fiscal adjunto de Milán, Armando Spataro. El procurador nacional antimafia, Pietro Grasso, resaltó que sin las escuchas telefónicas hubieran sido imposibles muchos de los más cruentos golpes contra el crimen organizado. Y es que la ley establece que sólo serán autorizadas las interceptaciones telefónicas en caso de que existan "evidentes indicios de culpabilidad", lo que para Spataro es un contrasentido pues, dijo, "si tales indicios existen se procede al arresto y ya no se requiere el uso de las escuchas". Además la ley establece que las interceptaciones pueden tener una duración máxima de dos meses, mientras que en algunos de los casos más sonados de los últimos tiempos, como el descubrimiento de asesinatos de pacientes en la clínica Santa Rita de Milán, se necesitaron meses de escuchas. Asimismo, el mayor escándalo del futbol italiano se pudo desenmascarar en 2006 gracias a interceptaciones telefónicas que demostraron que el entonces presidente del club Juventus, Luciano Moggi, encabezaba una red de corrupción que condicionaba el resultado de los partidos. La nueva ley también prevé penas carcelarias y pecunarias para periodistas y medios de comunicación que difundan el contenido de escuchas judiciales, por lo que la Federación Nacional de la Prensa Italiana denunció un ataque a la libertad de información.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2971
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.