Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

La timidez es completamente superable

07/09/2009 21:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Síntomas físicos de la timidez. Condiciona y autolimita. La importancia de decidirse a superarla. También "se puede usar " la timidez. Consejos para afrontarla. Cuando se vuelve grave y se necesita apoyo psicológico

LA TIMIDEZ ES COMPLETAMENTE SUPERABLE

Los síntomas físicos de la timidez son: sudor frío en las manos y en la frente, latidos que se aceleran, nudos en la garganta, temblores y tics. Innumerables síntomas se tornan incontrolables e invaden con frecuencia a los tímidos más problemáticos, cuando se encuentran ante otras personas.

La timidez condiciona la forma de encarar proyectos, trabajos o relaciones sociales porque las actitudes o decisiones que adopta la persona tímida, a lo largo de su vida, están ligadas directamente a su forma de ser; en general, se autolimita y actúa en contra de sí mismo.

La gente, en general, tiene un sentimiento de inseguridad o vergüenza a la hora de expresar sus ideas y sentimientos. Esto se exhacerba en los tímidos.

Según el psicólogo José Valencia Padilla, el paso más importante para vencer la timidez es el “simple hecho” de querer hacerlo. Asegura que esto ocurre por dos razones: “La primera, porque a esta decisión se ha llegado por medio de un proceso de reflexión sobre uno mismo, reconociendo los propios defectos. La segunda, es que la persona puso en marcha una toma de decisión, lo que muestra su voluntad y su seguridad en sí mismo.”

Quienes se ven afectados por la timidez suelen sentirse retraídos ante nuevas situaciones sociales y eso no les permite entablar conversaciones y relaciones con otras personas.

Usar la timidez

Si la timidez no pasa a mayores, puede convertirse en un elemento factible de sacarle rendimiento.

La tranquilidad –marca registrada en las personas retraídas- ayuda a controlar los impulsos indeseables y facilita una mejor aceptación social, en lugar de aquellas otras que no actúan con tanto cálculo.

Por otra parte, los tímidos son introvertidos, y pueden aprovechar esta facilidad para profundizar en la creatividad interior y estimular la imaginación y la fantasía.

Aunque en el ámbito laboral se valore la comunicación entre empleados, también en ese terreno pueden sacar utilidad de su propia timidez, ya que ésta muestra una tendencia a ser perfeccionista y a abordar con eficacia las tareas que requieren mucha concentración.

Superándola

A la timidez se la puede abordar de la siguiente manera:

· afrontar el miedo: las técnicas de relajación permiten apoyar las decisiones que llevan a situaciones difíciles;

· rechazar las ideas irracionales: producir pensamientos como "no me afecta", "una discusión es cosa de dos", "me siento en función de cómo pienso”, todo ser humano se equivoca" o "qué es lo peor que me puede ocurrir";

· convicción: mostrar una conducta convincente a la hora de defender intereses propios, y expresar las opiniones libremente, pero siempre teniendo en cuenta que no hay que herir la susceptibilidad de los demás;

· concentración: atender a los pensamientos no deseados y estar atento a la aparición de pensamientos negativos para identificarlos y desecharlos.

Cuando se vuelve grave

Si la timidez supera el límite, pasa a ser fobia social y se precisa un tratamiento. En muchos casos, la fobia puede ser extrema y generar una alteración que impida el sostenimiento del bienestar y el logro de metas.

Beatriz Daiksel, licenciada en psicología, explica que el punto de inflexión donde la timidez se convierte en fobia social es “cuando impide hacer cosas. Al tímido le da vergüenza hacer algo pero lo hará, el fóbico no puede”, agrega. Asegura que cuando la timidez empieza a distorsionar la vida de una persona es cuando debe comenzar a tratarse.

El método usado habitualmente es el tratamiento combinado: un procedimiento en el que se aúnan la medicación con un tratamiento cognitivo. Pero esto es sólo en casos extremos porque la timidez es completamente superable.

Clínica Mars, Valencia, España.

Psicólogo José Valencia Padilla

Psiocóloga Beatriz Daiksel


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
3178
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.