Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

La teoría de La decisión

15/12/2018 19:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La teoría de la decisión consiste en la identificación de la mejor decisión que pueda ser tomada, asumiendo claro, que una persona tenga y quiera tomar decisiones

El movimiento soberanista catalán es cívico, sin duda, pacífico, nadie lo discute, respeta la diversidad cultural, por descontado, es europeísta, cierto, y tiene un fuerte sentido de identidad nacional, desmedido y hasta tal punto terco y obcecado que está consiguiendo dividir España en dos bloques diferenciados; los que buscan una solución a través del diálogo y aquellos que quieren acentuar esta fractura para cosechar réditos electorales, es decir, izquierda y derecha.

Porque de esta manera, bajo la mirada nociva de la ultraderecha, las naciones actuales serán convertidas en simples entidades provinciales, sin capacidad para gestionarse y cuya fiscalidad quedaría supeditada a procurar el pago de las deudas del Estado central, agudizando las políticas de austeridad, los recortes al Estado de Bienestar, y con privatizaciones continuas de los activos públicos.

Pero veamos ahora la perspectiva de la izquierda. ¿Qué busca? La culminación de la sociedad ideal, elevar las masas populares a la dignidad de élite, redefinir la comunidad del pueblo como soberano, en tanto incorpora la autoridad suprema como una comunidad de individuos iguales, todo ello con la intención de ocupar cualquier posición social. Dando a la palabra nación un significado moderno, el de pueblo soberano, compuesto de individuos iguales.

¿Y los independentistas? Este nacionalismo quiere elevar las clases más bajas y ennoblecer sus actividades básicas. Y la república es la combinación de los principios de soberanía popular y de igualdad de sus miembros. Necesitan por tanto un sistema de estratificación abierto y fluido, un sistema de clases caracterizado por la movilidad social y el cambio. Donde el individuo se convierte en el agente histórico cuyos bienes transferibles de riqueza y educación les pertenecen. Dejando el futuro de los individuos determinado por sus logros, por su talento y no por el nacimiento en una determinada familia de rancio abolengo.

El movimiento soberanista catalán es legítimo desde este punto de vista, pero no su forma de reivindicación. Si bien es cierto que el Estado español, con la aprobación pública del Rey, no sólo arremete con violencia contra este movimiento llegando a encarcelar a los dirigentes soberanistas, sino que incluso somete al escarnio policial a una población disidente e inocente, mientras la derecha más conservadora amenaza continuamente y con toda alegría con la aplicación del articulo 155 de la Constitución.

Debemos ser conscientes del valor de la diversidad en todas sus formas

No podemos negar que el actual proceso soberanista es masivo y estuvo refrendado por algo más de 2.2 millones de catalanes que lo votaron, jóvenes, adultos y ancianos, ciudadanos que se hicieron presentes en las urnas, pese al miedo y las cargas policiales.

La solución negociada es el único camino posible tanto para Cataluña como para España. Y tal vez es verdad que llegar al acuerdo definitivo de un referéndum para resolver el conflicto, como se hizo en Escocia, sea hoy ya la única solución. ¿Por qué ese bando autodenominado constitucionalista se opone al referéndum y a la reforma constitucional? ¿Porque sabe que lo pierde? No lo creo.

Es desternillante la critica neoliberal al nacionalismo, sus miedos, aversiones y espantos, como el de Vargas Llosa y Borrel en nombre del cosmopolitismo. Pero señores, piensen, estudien y hagan sus conjeturas, Alemania no conquistó a Europa con las hordas hitlerianas, sino con la burocracia de la Comisión Europea, con el Banco Central Europeo y con el FMI.

Debemos ser conscientes del valor de la diversidad en todas sus formas, romper con el machismo de una vez. Promover políticas públicas para generar un verdadero cambio social. Empoderarnos como ciudadanía, impulsar la participación electoral, frenar la corrupción, inspirar la transparencia en las organizaciones y conseguir la rendición de cuentas de los cargos públicos, y todo esto sin dejar de fortalecer las actividades emergentes que mejoren el futuro. Pero para esto antes tenemos que ser pueblo, estar unidos y empatizar con las necesidades de todos como nación.


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (232 noticias)
Visitas:
4150
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.