Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roger Demay escriba una noticia?

La revolución pacifica que no pudo ser

28/12/2010 22:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En 1965 el General De Gaulle intentaba ordenar el sistema financiero internacional, en compañía del aliado menos esperado, la España de Franco

En febrero de 1965, el presidente de Francia, el general Charles De Gaulle proclamaba que la primacía del dólar en los intercambios internacionales se había acabado, llamando a un eventual retorno al patrón oro e invitando prácticamente a otros países a seguir el ejemplo de Francia y cambiar sus dólares por oro. “El mundo de hoy, dijo De Gaulle, necesita una base monetaria indiscutible, que no lleve la marca de un país en particular. En verdad, no se ve cómo se podría realmente tener un criterio estándar distinto del oro".

Declaraba que el sistema monetario mundial sería más estable, menos vulnerable a las crisis de confianza. Al vincular la oferta de dinero al oro, el sistema impediría un gasto excesivo. A los EE.UU. y Gran Bretaña, que hasta ese momento podían pagar sus déficits de sus propias monedas, les sería impuesta una severa disciplina fiscal, reducción de la financiación del déficit y terminarían muchos de los excesos que conducen a la inflación y las recesiones. Entre otras cosas, Estados Unidos tendría que eliminar rápidamente el déficit de su balanza de pagos, por las buenas o por las malas.

Justo antes del discurso de De Gaulle, el Secretario del Tesoro, Douglas Dillon hizo la primera admisión pública de que el déficit de pagos de Estados Unidos en 1964 fue más alto de lo esperado, totalizando alrededor de $ 3 mil millones de dólares, que los Estados Unidos estaban legalmente obligados a cambiar en oro.

En enero de ese año, Francia había convertido 150 millones dólares en oro y planeaba otra conversión de 150 millones dólares en breve. Siguiendo este ejemplo, España había intercambiado en silencio $ 60 millones de sus reservas en dólares por oro de EE.UU.- la mayor transacción de la era de Franco. El presidente norteamericano obtenía la aprobación del congreso para eliminar el respaldo en oro de 25% legalmente requerido, hasta entonces, para los depósitos mantenidos en el Sistema de la Reserva Federal, liberando así más oro para satisfacer la creciente demanda. No obstante Washington temía que las naciones que se habían abstenido hasta esa fecha de la conversión de dólares en oro, pudieran hacerlo en cuanto estuviera disponible.

Estados Unidos sabía que su hegemonía mundial de se vería reducida. Bajo el “Patrón Oro” tendría que pagar su deuda externa en oro y no en dólares. Los hombres de negocios de EE.UU. tendrían que reducir sus inversiones en empresas extranjeras (a principios de febrero, De Gaulle había definido dichas inversiones como: "una forma de expropiación"). Los consumidores estadounidenses también tendrían que reducir sus compras de productos extranjeros, pues en cuanto los dólares ya no fueran tan buenos como el oro, al ser gastados en el extranjero tendrían que ser convertidos por oro de inmediato.

Los hombres de negocios de EE.UU. tendrían que reducir sus inversiones en empresas extranjeras (a principios de febrero, De Gaulle había definido dichas inversiones como: "una forma de expropiación")

La posición del TIME

“De Gaulle, por mucho que admire la teoría, es un artista de lo posible, y es probable que esté usando la amenaza de un estándar de oro con la esperanza de presionar a los Estados Unidos y Gran Bretaña a aceptar cambios en el sistema monetario favorables a Francia. Durante los últimos seis meses ha estado instando a la creación de una moneda de reserva internacional llamado el "CRU" (por collective reserve unit), lo que daría mayor peso al oro y más poder financiero a las naciones con más sólidas reservas de oro. Los estados Unidos se ha opuesto, pero el ataque de De Gaulle al dólar podría obligar a Washington a reconsiderar”.

“Con su habitual preferencia por el compromiso, el presidente Johnson había decidido temprano, la semana pasada, algunas formulas más suaves. Como Incluir una pequeña reducción de la oferta monetaria interna para evitar que fluyan dólares al extranjero, un impuesto sobre los préstamos concedidos por los bancos de Estados Unidos en el extranjero, y una campaña para persuadir a los hombres de negocios de Estados Unidos a reducir sus inversiones extranjeras. La Bomba de De Gaulle pudo haber convencido al Presidente de que es necesario adoptar medidas más duras".

Lo que sabemos ahora

Tres años después, en febrero de 1968, el general exigía la conversión a oro de todos los llamados eurodólares, y la respuesta de Estados Unidos sería contundente: el famoso “Mayo del 68”. En abril de 1969, después de un plebiscito donde los franceses demostraron no entender nada, el general Charles De Gaulle se retiraba del poder. Finalmente el 15 de agosto de 1971, por orden del presidente Richard M. Nixon, el dólar dejó de ser convertible en lingotes de oro incluso para gobiernos y bancos centrales extranjeros. Fue el golpe de gracia al “Patrón Oro”.

Mi conclusión

Aunque los partidarios del comunismo, dicen que la crisis financiera actual es culpa del capitalismo, debemos entender que lo es más bien de un sistema financiero mundial manejado por la fuerza de un imperio.

Fuente TIME: http://www.time.com/time/magazine/article/0, 9171, 840572-1, 00.html#ixzz19FW5i6d4


Sobre esta noticia

Autor:
Roger Demay (4 noticias)
Visitas:
5513
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.