Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que José Javier González De La Paz escriba una noticia?

La revolución islandesa

28/03/2011 01:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Existe una complicidad entre la clase política y los medios de comunicación para ocultarnos “la otra salida” de la crisis

Tras la Segunda Guerra Mundial y la independencia de Islandia respecto de Dinamarca, la economía de la isla comenzó a subir, gracias, sobre todo, al incremento de la pesca, hasta situarse a niveles similares al resto de los países nórdicos. La banca estaba nacionalizada y los servicios a la comunidad en manos públicas. El Estado del Bienestar era un hecho. Demasiado bienestar y demasiada riqueza para no despertar el apetito de los tiburones financieros

El desembarco de los neoliberales

Ya a principios de la década de los 80 del siglo XX las ideas neoliberales comenzaron a llegar a Islandia, pero no fue hasta la década de los 90 que mostraron su auténtica personalidad depredadora, apoyadas por la pasividad, cuando no la connivencia del gobierno de derechas.

En 1998 se privatizó la banca y, a partir de ahí, se fueron tomando otras medidas reformadoras: se rebajaron los impuestos sobre la renta de los más ricos y desapareció el de patrimonio. También el impuesto sobre sociedades se convirtió en uno de los más bajos de Europa.

A principios del siglo XXI el neoliberalismo se había adueñado de Islandia y las burbujas crediticias salieron de la isla y alcanzaron a Gran Bretaña y Holanda, hasta que, al final, tuvieron que intervenir con grandes créditos tanto el FMI como el resto de países escandinavos, pretendiendo, claro está, que estos créditos fueran devueltos por el pueblo islandés y no por los generadores del problema, a los que, además, habría que refinanciar.

En octubre de 2008 el sistema bancario se derrumbó como producto de la crisis financiera.

Lo demás ya lo conocemos porque es lo mismo que ha pasado en el resto del continente. Lo que nos importa aquí es la respuesta que los islandeses han dado a su crisis, pues esa respuesta es el motivo por el cual nos niegan esa información nuestros políticos y medios de comunicación

Comienza la revolución

En mayo de 2009 miles de ciudadanos de toda edad y condición se echaron a la calle y montaron una gran cacerolada pidiendo la dimisión del gobierno. Pero la protesta no se quedó en algo testimonial, sino que la presión popular fue subiendo. Para colmo, se propone una ley por la que las familias islandesas tendrán que pagar la deuda de 3.700 millones de euros entre 2016 y 2023 con un 5% de interés.

En 2010 la gente se vuelve a echar masivamente a la calle. Ya no hay día sin protesta y, agobiado, el primer ministro decide someter a referéndum la nueva ley. El 93% por ciento votó NO y el gobierno dimitió en pleno y fue substituido provisionalmente por una coalición de izquierdas (SDA –socialdemócratas- y LGM –izquierda verde-) que poco después fue refrendado por las urnas con una amplia mayoría absoluta.

Islandia ha renacionalizado los bancos y, curiosamente, después de negarse a socializar las pérdidas provocadas por los financieros, la deuda pública islandesa paga menos prima de riesgo que la italiana o la española. Hay que destacar también que la cifra de paro no se ha disparado y se sitúa en este momento en el 8%, nada comparable al resto de los países.

¡A los ladrones!

También el nuevo gobierno ha iniciado una profunda investigación para depurar responsabilidades, dirimiéndolas jurídicamente. Se ha mandado arrestar a varios banqueros y financieros, muchos de los cuales ya están en la cárcel y otros han salido espantados del país. La INTERPOL tiene ya una orden de detención contra los fugados. Por su parte, la Unión Europea está muy preocupada por esta investigación llevada a cabo en Islandia sobre los “trapicheos” de las finanzas internacionales, incluidas las agencias de rating, pues esta investigación podría salpicar a numerosos banqueros europeos. Islandia aún no está en la zona Euro y parece que la U.E. estaría negociando su adhesión y la concesión de ayudas a cambio de que el gobierno islandés se olvidase de esa investigación. De momento, el Ejecutivo islandés se mantiene firme sabiendo que cuenta con el apoyo mayoritario de la población.

La revolución se consolida

La última innovación revolucionaria se está dando ahora mismo. Se trata de la redacción de una nueva constitución basada en la forma más completa de democracia: la democracia directa. Se ha pedido a los ciudadanos corrientes que se ofrezcan voluntarios para escribir la nueva ley de leyes. Se está haciendo por asambleas locales en pueblos y distritos que determinarán los puntos que deseen ver tratados en el texto y que elegirán a sus delegados. Por fin, serán 25 ciudadanos, entre los que habrá tenderos, camioneros, deportistas, sindicalistas, trabajadores intelectuales, empleados, etc. los que darán forma a la nueva constitución. En algo están ya de acuerdo: la nueva norma tendrá que ser capaz de impedir el saqueo de los fondos públicos por financieros y agencias compinches, a los que se podrá meter en la cárcel sin contemplaciones.

También el parlamento islandés aprobó un proyecto de ley denominado “Iniciativa Moderna Mediática Islandesa”, cuyo objetivo es fortificar la libertad de expresión e información, así como garantizar una fuerte protección por las fuentes y sus informantes, en la línea de wikileaks. Y es que en las pseudodemocracias en las que vivimos la mayoría de los europeos la información realmente libre no existe, pues los medios forman parte también de la dictadura del capital y los mercados.

Ahora ya no será tan difícil de entender el porqué del silencio informativo sobre el proceso islandés. Ese silencio se llama miedo, miedo a que cunda el ejemplo y que los ciudadanos europeos tomemos también las riendas de nuestro fututo. Sabemos todo lo que pasa en Libia, en Siria, Egipto o Túnez ¿por qué no sabemos lo que pasa en Islandia?


Sobre esta noticia

Autor:
José Javier González De La Paz (30 noticias)
Visitas:
3842
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.