Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pedroalberto escriba una noticia?

La Religión en España

23/06/2012 22:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Existen en España importantes minorías: protestante (1, 0%), musulmana (0, 6%), budista (0, 5%), ortodoxa (0, 2%) y bahá'í (0, 1%). Un 2, 3% de la población de nacionalidad española se define como creyente de una religión distinta de la católica

Religión en España

La mayor parte de la población de España (un 73, 2%) se declara católica, aunque el porcentaje de practicantes es muy inferior (13, 7%). El 22, 2% de la población no se reconoce en ninguna religión (definiéndose como ateos o no creyentes). Existen también minorías islámicas, protestantes y ortodoxas, cuyo número se ha incrementado recientemente debido a la inmigración (suman alrededor del 2, 3% de la población), así como otros grupos, como judíos, budistas, baha'is o mormones, entre otros.

Sin embargo, la población española es actualmente poco practicante en su conjunto: según una encuesta realizada por el CIS en abril del año 2010, el 57, 1% de los autodefinidos como creyentes de alguna religión dice no ir a misa o a otros oficios religiosos nunca o casi nunca y el 16, 4% dice ir varias veces al año, mientras el 13, 7% dice acudir a oficios religiosos casi todos los domingos y días festivos, y un 0, 9% que va varias veces por semana.

Por otro lado, un reciente estudio de la empresa gallega Obradoiro de Socioloxia, realizado entre septiembre y diciembre de 2008, con 12800 entrevistados, muestra la siguiente situación de la religión en España:

Descripción: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/1/15/Religi%C3%B3n_en_Espa%C3%B1a.PNG/220px-Religi%C3%B3n_en_Espa%C3%B1a.PNG Católicos practicantes Católicos no practicantes Ateos o no religiosos Protestantes Musulmanes Budistas Bahá'ís

Católicos practicantes 29, 2%.

Católicos no practicantes 51, 3%.

No creyentes 8, 9%.

Ateos 7, 6%.

Ateísmo en España

Creyentes de otras religiones 2, 1%.

De entre los cuales más de la mitad de los "católicos no practicantes" no creen que Cristo fuera Dios o hijo de Dios, que naciera de una virgen o que resucitara al tercer día (curiosamente, tampoco lo creen un 20% de los que se consideran "practicantes"). Y más del 60% no creen en el cielo ni en el infierno, en los milagros, en Adán y Eva, en la creación divina del universo o en la supervivencia del alma tras la muerte. Además hasta la cuarta parte de los católicos (practicantes y no practicantes) tiene fe también en la astrología y la reencarnación (todos datos del Obradoiro de Socioloxía).

Otro dato a tener en cuenta es la evolución del número de uniones entre hombres y mujeres mediante un rito religioso o por lo civil. Los matrimonios por el rito católico descendieron un 5, 7% anual entre 2000 y 2009 (de 163.636 a 80.174, más del 50% en 9 años) mientras que los matrimonios civiles aumentaron un 7, 3% anual durante el mismo periodo (de 52.255 a 94.993, superando a los matrimonios católicos).

El Estado y las religiones

En el Artículo 16 de la Constitución española, se dice que:

Se garantiza la libertad ideológica, libertad religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley.

Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias.

Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.

Ese artículo fue fruto de un consenso para solucionar la cuestión religiosa en la política española, abandonando la forma de la confesionalidad del Estado, tradicional en la historia española.

Las relaciones con la Iglesia católica se rigen por una serie de Acuerdos internacionales firmados entre el Reino de España y la Santa Sede. Además existe una Comisión mixta de relaciones entre el Estado y la Conferencia episcopal. El Estado, en la práctica, subvencionaba en parte (cerca de un 45%) a la iglesia católica, por una serie de razones: por ser mayoritaria, como forma de conservar el patrimonio histórico (catedrales, basílicas...), por su labor social, aunque otras religiones tambien ofrecen servicios sociales pero en proporcion de su tamaño (cultural, espiritual, social, sanitario, ...), por razones históricas después de las desamortizaciones del siglo XIX, etc. En el año 2007 se ha establecido un sistema de financiación de la Iglesia por medio de una casilla en la declaración del IRPF

Las entidades religiosas se encuentran inscritas en el Registro de entidades religiosas del Ministerio de Justicia.

Catolicismo

España es un país de tradición religiosa católica. El catolicismo fue la religión oficial del país hasta 1931 y, posteriormente, entre 1939 y 1978

Entre la población de los gitanos en España, tradicionalmente católica, las conversiones al protestantismo han sido importantes durante las últimas décadas del siglo XX

Fuente: Centro de Investigaciones Sociológicas. «Barómetros». Consultado el 08/05/2012.

De acuerdo con el Centro de Investigaciones Sociológicas se definen como católicos entre un 70 y 75% de la población española.

Según los datos publicados por el sitio Pew Forum un 75, 2% de la población de España era miembro del Catolicismo en 2010.

Otras religiones

Existen en España importantes minorías: protestante (1, 0%), musulmana (0, 6%), budista (0, 5%), ortodoxa (0, 2%) y bahá'í (0, 1%). Un 2, 3% de la población de nacionalidad española se define como creyente de una religión distinta de la católica.1 Sin embargo, la mayor parte de los practicantes no católicos no poseen la nacionalidad española. Según el censo INE 2008, en España hay aproximadamente:

1.000.000 de ciudadanos de nacionalidad extranjera procedentes de países de tradición ortodoxa (principalmente, de Rumanía, Bulgaria, Ucrania y Rusia)

900.000 ciudadanos procedentes de países de tradición islámica (principalmente de Marruecos, Argelia y Senegal)

800.000 protestantes comunitarios y extracomunitarios (principalmente de Reino Unido)5 A este número de protestantes habría que sumar 400.000 españoles de origen. El número de protestante en España es de 1.200.000.

Entre la población de los gitanos en España, tradicionalmente católica, las conversiones al protestantismo (principalmente pentecostalismo) han sido importantes durante las últimas décadas del siglo XX, de forma que el número de gitanos evangélicos supera al de católicos.6 También se han conservado de forma parcial sus creencias y costumbres propias.

El Ministerio de Justicia ha concedido, en octubre de 2007, a la Federación de Comunidades Budistas de España la consideración de "Notorio Arraigo", un nivel que permitirá a esta religión suscribir acuerdos con el Estado. Los budistas son un colectivo que, según el Ministerio de Justicia, cuenta con más de 40.000 practicantes de las diversas tradiciones. La Federación de Comunidades Budistas de España eleva la cifra a 65.000 [3] y calcula que, en los últimos años, el número de fieles ha crecido cerca del diez por ciento. Otros cálculos oficiales muestran que en España hay 80.000 practicantes budistas y más de 200.000 personas simpatizantes de esta religión.

Historia

Durante la Reconquista (718-1492), los reinos cristianos del norte combatieron la dominación islámica del resto de la Península. Tras las conquistas cristianas, un porcentaje importante de la población siguió siendo musulmana, a lo que se añadía un cierto número de judíos en las ciudades. En 1492 se decretó la expulsión de los judíos de España; entre 50.000 y 200.000 abandonaron el país, aunque un porcentaje importante se convirtió al cristianismo y se quedó en España. Por su parte, la expulsión de los moriscos en 1609 provocó la desaparición de los últimos practicantes musulmanes del país. A raíz de esto y de la vigilancia de la Inquisición Española, no hubo minorías religiosas durante varios siglos.

A mediados del siglo XIX se permitió la libertad religiosa en España, aunque el catolicismo siguió siendo la religión oficial. Con la conquista del Marruecos español, los judíos recibieron a las tropas españolas como liberadoras y algunas comunidades se instalaron en España. El gobierno de Miguel Primo de Rivera (1923-1930) otorgó la ciudadanía española a los judíos sefardíes que lo solicitasen, aunque la inmigración fue muy reducida.

Según la Constitución de la Segunda República (1931-1939), España se convirtió en un estado aconfesional. El régimen franquista (1939-1975) volvió a instaurar el catolicismo como religión oficial. Finalmente, la Constitución española de 1978, actualmente en vigor, declaró a España como un estado aconfesional.


Sobre esta noticia

Autor:
Pedroalberto (1260 noticias)
Visitas:
53680
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.