Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mi Rondo escriba una noticia?

La pasión turca ya no es lo que era

14/04/2011 09:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

image

Hay países en los que el fútbol es más que un deporte, una rutina, una religión en la cual se asiste cada fin de semana al estadio para animar y defender unos colores.

Un término relacionado al deporte rey en Turquía es el de infierno, esa es la sensación que viven los jugadores rivales cuando juegan a domicilio en cualquiera de los estadios del país, más todavía cuando se trata de una cita europea.

Bengalas, noventa minutos de cánticos, ambiente alborotado... El fútbol se vive de otra manera en el fútbol otomano.

Actualmente se vive un cambio de ciclo futbolístico, una modificación del caché de algunos de los considerados mejores clubes turcos en favor de otros que, desde hace unos años, viven un estado de in crescendo hasta pelear actualmente por lograr el ansiado título y posteriormente una participación para Europa.

Equipos como Trabzonspor o Bursaspor se reparten los puntos en la zona alta frente a uno de los históricos como el Fenerbaçhe, que en la presente temporada parece hacer frente a esta decadencia.

Históricos como el Besiktas o Galatasaray se pierden en la tabla actualmente siendo séptimo y decimocuarto respectivamente, lo que deja en duda su verdadero potencial. Evidentemente esta situación no es nueva, ya que luego en Europa no son capaces de ofrecer resistencia alguna ante rivales que quizás, hace unos años, no les provocarían problemas.

Tras la última jornada, la SuperLiga Turca queda encabezada por Trabzonspor, Fenerbaçhe y Bursaspor, siendo primero, segundo y tercero respectivamente, dejando sin opciones aparentes de título al cuarto clasificado, el Gaziantepspor.

En el campeonato doméstico turco el primer clasificado logra el pase directo a la UEFA Champions League, el segundo debe pasar la Fase Previa mientras que el tercero y cuarto entran directamente en la UEFA Europe League.

El actual líder, Trabzonspor, está logrando lo que se le resistía desde hace varias temporadas, aspirar al título. En primera posición con 66 puntos está cosechando una temporada más una importante escalada en el tramo final de campaña, pero esta vez sí, el conjunto dirigido por Günes es líder de la competición a falta de 6 jornadas todavía por delante, por lo que el objetivo de ser campeón pasa por su propia dinámica de resultados. Sin embargo, todavía le quedan dos encuentros destacados del resto, serán los que le enfrenten al tercero, Bursaspor, y cuarto, Gaziantepspor, lo que determinará con total seguridad el resultado final del campeonato.

Esta será la principal baza del Fenerbaçhe, segundo clasificado con 64 puntos y a tan solo 2 del Trabzonspor. El conjunto dirigido por Kocaman ha sido el único considerado importante en la historia del fútbol turco que se mantiene vivo y con opciones de cara al título. La gran temporada de sus dos jugadores Alex (19 goles) y Niang (15) les están permitiendo llegar con serias opciones de títulos. Su esperanza es el a priori complicado calendario que debe superar el Trabzonspor de cara al final de temporada.

El tercero en discordia, Bursaspor, es el actual campeón y se le pudo ver en Europa, ya que fue rival del Valencia, Manchester United y Glasgow Rangers en la pasada Fase de Grupos formando el Grupo C. Un equipo que a nivel europeo dejó más sombras que luces, pero que en su campeonato doméstico lleva años haciendo un buen papel. Tercer clasificado con 52 puntos, a 14 del líder.

Lo preocupante llega cuando conjuntos como Galatasaray o Besiktas, a priori equipos importantes históricamente, se encuentran sin opciones siquiera de lograr una plaza para Europa.

El conjunto dirigido por Havutçu cuenta en sus filas con jugadores de primer nivel continental como Guti, Simao, Hugo Almeida o Ricardo Quaresma (éstos tres últimos en el mercado de invierno) y jugadores que se caracterizan por su entrega como Manuel Fernandes y Nihat, lo que presenta una plantilla más que interesante y que, pese a la gran calidad que ostenta en sus filas no han sido capaces de retomar el vuelo hacia la cabeza de la tabla. Un conjunto turco que cuenta en su palmarés con 13 Ligas y 8 Copas, llegando incluso en el año 2003 a los Cuartos de Final de la Copa de la UEFA. Un histórico venido a menos esta temporada que no ha logrado el objetivo marcado pese al gran potencial de su plantilla.

El otro caso de fracaso se encuentra en el Galatasaray, quizás el club más histórico en lo que a títulos se refiere del fútbol otomano. Ganadores de la Copa de la UEFA y Supercopa de Europa en el 2000, con 17 Ligas y 14 Copas de Turquía en su poder han visto como su nivel ha ido decayendo hasta aspirar a la zona media de la tabla en la presente temporada. El claro ejemplo, queda reflejado en la derrota por 0-1 en casa frente al Trabzonspor, dejando claro el cambio de ciclo que vive el fútbol turco.

Una Liga que se caracteriza en las últimas temporadas por las grandes inversiones por parte de directivos multimillonarios que han hecho que allí militen jugadores como Roberto Carlos, Dani Güiza, Lugano, Álex, Niang, Altidore, Miller. Federico Insúa, o recientemente jugadores como Guti, Simao, Hugo Almeida o Ricardo Quaresma.

Sobre esta noticia

Autor:
Mi Rondo (427 noticias)
Fuente:
mirondo.blogspot.com
Visitas:
5403
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.