Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Consultorartesano escriba una noticia?

La organización paradójica

14/09/2010 06:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cochecito carretilla, objeto imposible de Jacques CarelmanDespués del análisis de los 20 casos de economía abierta, hay que extraer conclusiones. Ricardo AMASTÉ me decía hace unos cuantos comentarios que encontraba las conclusiones demasiado vacías. Bueno, eso quise entenderle. Pero es que en el fondo no soy capaz de encontrar un hilo conductor potente para esto que llamamos economía abierta. Bueno, a excepción de las paradojas con las que vive, ¿o que provoca necesariamente? Así que se me ocurre que la organización ideal -esa que no existe- es aquella que mejor explota sus paradojas.

De hecho la primera característica que le asignamos a la empresa abierta es que resulta contradictoria. Es lo que llamamos ‘ el paradigma de la paradoja’ .

A lo largo de nuestras investigaciones nos hemos encontrado de forma recurrente con realidades contradictorias. Al mismo tiempo que Lego acepta abrir el código de sus robots Mindstorms, obliga a sus lead users a firmar rigurosos contratos de confidencialidad . El software de código abierto es una base necesaria para extender las posibilidades de diseño y construcción de esos robots, pero continúan las restricciones para que esos usuarios avanzados con quienes han configurado el Mindstorm User Panel no compartan el proyecto en que están participando (al menos hasta que el producto, en su momento, saliera al mercado).

La gestión paradójica emerge cuando las condiciones del entorno son tan cambiantes como lo son en el momento actual. Surge una nueva lógica que atenta contra formas lineales de pensamiento. Peter Senge lo recogía en sus círculos de causalidad, Ulrich Beck lo denominaba diferenciación inclusiva, Edward de Bono lo aceptaba como pensamiento paralelo, Charles Handy lo entendía como característica de toda una era y Jerry Fletcher y Kelle Olwyler lo concebían como un estilo de gestión.

Quizá para darle más cuerpo a esta idea haga falta leerse Breve historia de la paradoja, de Roy Sorensen. En mi caso tuve la suerte de que David se acordó de que es una mis neuras y me lo regaló. En general, no me cabe duda de que lo que tenemos delante es un buen lío -me refiero a las organizaciones, las personas, las empresas, la productividad, la felicidad- y que la combinatoria es de tal magnitud que no hay ni puede haber recetas cuyos ingredientes lleguen en cantidades exactas y con tiempos de cocción milimetrados.

Claro, pero, ¿cómo le vendes a cualquier equipo directivo de un negocio que busca el éxito que no se preocupen y que navegan en aguas contradictorias? ¿Y eso para que me sirve? Supongo que preguntarán, ¿no? Pues para, al menos, disponer siempre de un amplio abanico de posibilidades. En realidad aceptar lo paradójico sirve para generar optimismo. Vamos, que quizá lo encuentres como receta para una ‘ actitud mental positiva’ en cualquier manual de autoayuda.

Algunas ventajas que le veo a la organización paradójica:

    • Sirve para moverse por aguas turbulentas porque recurre a soluciones diferentes para circunstancias diferentes: se mueve de forma contingente con su época. Donde fueres, haz lo que vieres… o no.
    • Confiere humildad y una permanente necesidad de estar en contacto con la red. La diversidad es tal que no queda sino recurrir a otras personas y organizaciones para avanzar. La idea del ‘ compañero de viaje’ es fundamental. Somos eficientes junto con otras partes de nuestra red, conformando clusters y deshaciéndolos. Pero prima el sentido de que hay ‘ otras formas de hacer las cosas bien’ .
    • Cultiva en la gente modelos mentales mucho mejor adaptados a los tiempos que corren. Si las organizaciones necesitan flexibilidad, primero son sus personas las que deben ser flexibles. ¿Cómo? Aceptando las paradojas como lógica de pensamiento que conduce a contradicciones que presentan salidas a los problemas. No es tanto que no haya salidas; hay muchas pero a veces en direcciones casi contrarias. Y puede que varias de ellas sean útiles. A veces casi todas. El problema suele ser la parálisis que provoca el análisis.
    • Las paradojas ayudan a aceptar la realidad. Los casos de éxito de las empresas encierran miserias. Sobre todo en las grandes organizaciones. Puedes encontrar lo mejor y lo peor. Aceptar las paradojas ayuda a relativizar éxitos y miserias. No conviene olvidarlo.
    • Permite el desarrollo natural de nuevas ideas y áreas de negocio. Siempre he dicho que una empresa debería saber, básicamente, gestionar. Sí, ‘ gestionar’ a secas. El objeto directo que acompañe a ese verbo es menos importante que el verbo en sí. Las paradojas se manejan mejor cuando convives con la diversidad y forma parte de tu código genético.

      Bueno, supongo que esto te estará pareciendo un brindis al sol. O sea que ‘ organización paradójica’ . O sea que ni sí ni no. O sea que todo está bien… y todo está mal. O sea que… ¿estás diciendo algo que merezca la pena? Bueno, me temo que no depende de mí la interpretación. Pero la economía abierta está llena de paradojas. Quizá otros sectores y otros tipos de empresa crean que son sólidos, homogéneos y rocosos. Que hacen las cosas como Dios manda y que sus manuales de procedimientos son letra sagrada. No pasa nada. En el paradigma de la paradoja también aceptamos que ese puede ser un modelo. Éxito hoy; mañana ya se verá.

      Ricardo, creo que tenemos un reto por delante: explotar las organizaciones paradójicas. Es, no cabe duda, el terreno de la autoexplotación, del procomún retribuido, de la libertad inducida, del tiempo que se alarga pero que dura menos, de las élites excluidas, del capitalismo emocional, del mercado del alma y de la economía del yo. Ahí andamos, ganándonos la vida como buenamente podemos.

      — — –

      La imagen corresponde a uno de esos objetos imposibles que propone Jacques Carelman.


      Sobre esta noticia

      Autor:
      Consultorartesano (1350 noticias)
      Fuente:
      blog.consultorartesano.com
      Visitas:
      2471
      Licencia:
      Creative Commons License
      ¿Problemas con esta noticia?
      ×
      Denunciar esta noticia por

      Denunciar

      Comentarios

      Aún no hay comentarios en esta noticia.