Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

La Nube de Oort y 7

09/01/2011 22:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un año después del trabajo de 1950 de Oort, el astónomo Gerard P. Kuiper de la Universidad de Chicago, propuso que los cometas se habrían condensado en la región de los planetas gigantes. Los cometas se formaron probablemente en esta región, sin embargo, algunos astrónomos plantearon objeciones a esta idea, afirmando que los cometas en las proximidades de Júpiter y Saturno, los planetas más masivos del sistema solar, deberían haber eyectado los cometas hacia el espacio interestelar en lugar de a la Nube de Oort. En cambio, Urano y Neptuno con menor masa, probablemente no habrían podido eyectar cometas en trayectorias de escape. Sin embargo, estudios dinámicos más recientes arrojan dudas sobre este escenario. Júpiter y Saturno realmente deberían haber lanzado hacia la Nube de Oort una porción importante de los cometas, al igual que los cometas de la región Urano-Neptuno que cruzasen la órbita de Saturno. Por lo cual, los cometas de la Nube de Oort llegaron a través de complejas jugadas de billar cósmico en la región de los planetas gigantes.

Representación artística de la sonda Stardust acercándose al cometa Temple 1

Por lo tanto, la los cometas de la Nube de Oort pueden pueden proceder de una amplia gama de distancias y con una amplia gama de temperaturas de formación. Este hecho ayudaría a explicar la diversidad observada en las composiciones de los cometas. De hecho un reciente trabajo de Harold F. Levison de la Universidad del Southwest Research Institute en Boulder, Colorado, muestra que la Nube podría contener incluso asteroides procedentes de la región de los planetas interiores. Estos objetos estarían compuestos de roca, más que de hielo, y podrían sumar entre un 2 a un 3% de la población total de la Nube de Oort

El factor clave en todas estas ideas es la presencia de los planetas gigantes que expulsan los cometas y que modifican sus órbitas, si alguna vez regresan a la región de los planetas. Tal y como sugieren observaciones realizadas en los últimos años, las demás estrellas que tengan planetas gigantes, podrían tener también sus Nubes de Oort. Si cada estrella tiene su Nube de Oort, entonces las nubes de las estrellas que se acerquen a nosotros cruzarían la nuestra. Incluso en este caso, las colisiones entre cometas serían muy raras debido a la gran cantidad de espacio vacío que existe. La distancia media entre los cometas es del orden de una unidad astronómica o más.

Las Nubes de Oort en torno a cada estrella deben estar perdiendo cometas que escapan hacia el espacio interestelar. Estos "cometas interestelares" deberían poder reconocerse fácilmente, puesto que se aproximarían al Sol a velocidades mucho más altas que los cometas de la Nube de Oort. Hasta el momento, no se ha detectado ningún cometa interestelar (1). Este dato no resulta una sorpresa, porque el sistema solar es muy pequeño comparado con la enormidad del espacio interestelar, habría como mucho una posibilidad 50-50% de que los astrónomos hubieran observado un cometa interestelar hoy en día.

La Nube de Oort continúa fascinando a los astrónomos. Para nuestra fortuna la naturaleza ha preservado un muestra del materia de la formación de sistema solar en esta lejana reserva. Al estudiar la Nube de Oort y su registro cosmoquímico congelado en sus miembros, los investigadores obtienen información valiosa sobre el origen del sistema solar.

Existen dos misiones en curso hacia cometas: la primera es la sonda Stardust que en su misión extendida visitará Temple 1 el próximo 14 de febrero. La sonda europea Rosetta será la primera que orbitará un cometa, en 2014 Rosetta debería alcanzar su objetivo. Se prevé además que se desprenda de la sonda un aterrizador llamado Philae que se posará sobre el cometa para su estudio. La NASA sueña también con tomar muestras de un cometa para analizarlas en la Tierra. Sin embargo este último proyecto deberá esperar todavía.

(1) Existen algunos cometas que se sospecha que su origen es el espacio interestelar, sin embargo determinar esto con seguridad no es todavía posible

Leer artículos relacionados:

Ir a parte 1

Publicado en Odisea Cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
3720
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.