Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

La Nube de Oort 1

31/12/2010 22:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Representación artística de la Nube de Oort. El Sol y los planetas aparecen en la lejanía.

En la periferia de nuestro sistema solar existe un vasto enjambre de cometas que están siendo perturbados por estrellas distintas a nuestro Sol. Conocer la dinámica de esta nube podría ayudarnos a explicar cuestiones como las extinciones masivas en la Tierra.

A comienzos del siglo XIX, ya existían suficientes órbitas para estudiar su distribución estadística, sin embargo, surgió un problema. Alrededor de un tercio de las órbitas de los cometas eran hiperbólicas. Este tipo de órbitas son las que se esperan para objetos procedentes del espacio interestelar, en contraposición con las órbitas elípticas bien gobernadas por la gravedad del Sol. La existencia de órbitas hiperbólicas llevó a algunos astrónomos a sugerir que los cometas procedían del espacio interestelar y fueron cpaturados por encuentros con los planetas.

Para examinar esta hipótesis, los expertos en mecánica celeste extrapolaron las órbitas de los cometas de largo período hacia el pasado. Describieron que debido a las atracciones gravitacionales de los planetas distantes, las órbitas hiperbólicas no eran las órbitas originales de los cometas. Al viajar todavía más atrás en el tiempo y orientar las órbitas no en relación al Sol, sino en relación al centro de masas del sistema solar (la suma del Sol y todos los planetas), casi todas las órbitas eran elípticas, Por tanto, los cometas eran miembros del sistema solar y no vagabundos interestelares.

Además, aunque dos tercios de estas órbitas aparecían uniformemente distribuídas, casi un tercio tenían energías orbitales que las situaban en una "nube" bien definida estaban tan poco vinculadas al Sol que una estrella que pasase en las inmediaciones del Sol podía cambiar facilmente sus órbitas. Cada millón de años pasan a menos de un parsec de distancia (3, 26 años-luz) una docena de estrellas. Estos encuentros relativamente cercanos son suficientes para perturbar las órbitas de los cometas, cambiando sus inclinaciones de manera aleatoria y enviando una corriente de cometas hacia el sistema solar interior en órbitas muy elípticas. Cuando estos cometas incursionan en el sistema solar son dispersados por los planetas, ganando o perdiendo energía orbital. Algunos incluso escapan del sistema solar. El resto regresan y son nuevamente observados. Oort describe está nube como un jardín que es levemente perturbado por las estrelas.

Unos pocos comentas sin embargo, parecen realmente provenir del espacio interestelar. Pero esto probablemente sea incorrecto debido a la incertidumbre existente en el cálculo de las órbitas. Además las órbitas de los cometas pueden desplazarse debido a las fuerzas no gravitacionales que se producen por la emisión chorros de gas y polvo de sus núcleos cuando se acercan al Sol. Estos chorros actúan como pequeños motores a reacción que poco a poco van cambiando las órbitas. Estas mismas fuerzas pueden provocar que las órbitas parezcan hiperbólicas cuando en realidad son elípticas.

Continuará...

Publicado en Odisea Cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
6749
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.