Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

La mujer adúltera

13/08/2010 05:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al fin las autoridades musulmanas entendieron que la mujer no debía morir apedreada, ella había cometido el pecado de engañar a su marido y según la ley musulmana debe morir, pero las presiones del mundo hicieron que desistieran

Cuatrocientas mil personas pidieron que ella no sea apedreada, el adulterio había sido una situación que la mujer no pudo controlar, cómo nos puede pasar a cualquiera de nosotros en el mundo occidental; pero aquí las leyes son distintas, a lo sumo se resuelve con un divorcio o una separación.

La mujer cometió un grave delito para las leyes de su país que se paga con la pena de muerte, y no una muerte cualquiera, debía ser apedreada con piedras no muy grandes para que la muerte sea más lenta y al final termine formando una lápida, que sirva cómo escarmiento para que otras mujeres desistan de engañar a sus maridos.

Ella estuvo presa desde el año 2005, confeso su falta, supuestamente, porque fue torturada durante dos días para que lo hiciera. El mundo entero pidió por ella, se movieron organismos de Derechos Humanos y otros,

<a href=

al fin las autoridades decidieron no ejecutarla.

Esta historia real, me hace acordar a un suceso que se menciona en la Biblia: Jesús estaba allí sentado escribiendo en la tierra, los Fariseos o religiosos de la época, le trajeron a una mujer, que ellos afirmaban haberla sorprendido en el mismo acto del adulterio y preguntaban a Jesús si debían apedrearla de acuerdo a la ley de los judíos, que ordena apedrear a las mujeres que cometen actos de adulterios.

Jesús levantó la cabesa y no respondió, por lo que continuó escribiendo en la tierra en completo silencio, los Fariseos volvieron a repetir la pregunta a la cual Jesús respondió: "Cualquiera de ustedes que esté sin pecado, sea el primero en arrojar la piedra" Entonces estos hombres acusados por su conciencia se fueron retirando de a uno, comenzando por los más viejos.

Luego Jesús levantó nuevamente la mirada y estaba la mujer sola, Jesús le preguntó: ¿"Mujer; ninguno te condenó"? Ella le respondió: "No" entonces él dijo: "Ni yo te condeno, vete y no peques más" ¡Cuanto debemos aprender de sus sabias palabras.


Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (628 noticias)
Visitas:
5076
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.