Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eugenia López Muñoz escriba una noticia?

La mierda en boomerang

24/02/2012 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El efecto boomerang de la mierda política. Por ahora empate a 1 PSOE-PP. Ganará el partido que lave más blanco, aunque de Blanco, mejor no hablar

Así funciona el efecto boomerang de la corrupción política, donde las dan las toman. Pero... ¿a dónde lleva eso a los españoles? PP y PSOE se arrojan mutuamente la corrupción propia. El PP se vende como el detergente que lava más limpio la suciedad socialista. El PSOE, como el defensor de las libertades que el PP quita a los ciudadanos. Ninguno aborda el problema real de Andalucía ni acomete una buena limpia en casa propia. Es lo que hay. El que mejor miente gana las elecciones y el que no, las pierde. Por ahora, empate a 1 con el búmeran que rebota la mierda al campo del PP.

Al margen de las tramas de corrupción vinculadas al PP valenciano del ex presidente Camps (casos Brugal, Gürtel, Emarsa, Nóos o Fabra) y dejando también a un lado las grandes corruptelas políticas andaluzas, vinculadas al PSOE del ex presidente Manuel Chaves (los diversos casos de Chaves y familia), la estrella de la corrupción socialista de cara a los próximos comicios andaluces del 25-M es, sin lugar a dudas, la de los EREs falsos. Los protagonistas son una red de corrupción muy vinculada a la Junta de Andalucía, gobernada por el PSOE. El asunto consiste básicamente en emplear el dinero de los parados andaluces para pagar a los amigos de la trama corrupta por falsas prejubilaciones. Entre los imputados hay altos cargos socialistas de la Junta y entre los beneficiarios, socialistas y amigos.

El PP utiliza el asunto como azote preelectoral contra el PSOE andaluz. Un arma muy efectiva porque deja a los socialistas sin apenas argumentos de cara a la campaña electoral, e incluso en el día a día, hasta hoy. Desde ayer se ha activado el boomerang de la mierda de ida vuelta. A dos semanas de que empiece la campaña electoral, sale un nuevo caso de corrupción en Valencia, bastión del PP como Andalucía lo es del PSOE.

Los EREs falsos se mueven por el área de la Consejería de Empleo andaluza, con el propio ex consejero de Empleo implicado. Asunto que afecta de lleno a la época de Manuel Chaves y que salpica además al gobierno de Griñán.

El caso que acaba de salirle al PP valenciano da lleno en la Consejería de Inmigración y Ciudadanía y también en la de Sanidad

El caso que acaba de salirle al PP valenciano da lleno en la Consejería de Inmigración y Ciudadanía y también en la de Sanidad. Esta trama corrupta, protagonizada por ONGs y responsables políticos del PP, realizaba supuestamente malversación de fondos públicos, fraude en la gestión de ayudas al desarrollo y falsedad documental durante la etapa de gobierno de Francisco Camps, con extensión al actual gobierno de Fabra. La policía detuvo ayer al director general de Cooperación de la Generalitat Valenciana junto a una docena de responsables de ONGs y empresarios locales.

Los casos de corrupción investigados judicialmente y vinculados al PP y al PSOE, respectivamente, son tan numerosos que el asunto da pie a pensar que somos un país de corrupción generalizada, como afirmaba Rosa Díez y negó Mariano Rajoy en su discurso de investidura en diciembre pasado.

Que se denomine a la corrupción de una manera o de otra no cambia en nada su magnitud. Sucede lo mismo con las enfermedades cuando afectan a un número de individuos superior al esperado. Se trata técnicamente de una epidemia, aunque para evitar alarma social, en ocasiones, se habla de brote epidémico. Pero, con o sin eufemismo, en ambos casos hay epidemia.

De hecho, en la estadística de corrupción internacional correspondiente a 2010 nos situábamos en el puesto número 30, por detrás de los países desarrollados occidentales. Nos superan solo los suramericanos, africanos, la mayoría de los asiáticos y árabes, además de rusos. No está nada mal el ranking para tratarse solo de casos aislados de corrupción, según decía el presidente Rajoy.

Los EREs falsos se mueven por el área de la Consejería de Empleo andaluza, con el propio ex consejero de Empleo implicado


Sobre esta noticia

Autor:
Eugenia López Muñoz (47 noticias)
Visitas:
637
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.