Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aletse escriba una noticia?

La más deseada…

11/06/2009 23:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El diamante es la piedra preciosa más pura...especial para sellar compromisos de boda

Los diamantes, son piedras tan hermosas, como raras y escasas.

Están formadas por átomos de carbono puro, dispuestos en forma de cubos. Esta característica les aporta una dureza extraordinaria.

El diamante es la piedra preciosa más pura, pues es la única piedra mineral, que está formada por un solo elemento, y completamente inalterado.

No se conoce en la tierra, una sustancia más dura que el diamante. Tal es su dureza, que sólo puede ser cortado por otro diamante.

Cuando se corta, extrañamente absorbe la luz, incorporándola a su interior, para luego emitirla, de una manera bellísima… como una lluvia brillante.

Cualquier persona, hombre o mujer, se siente muy halagado de portar una piedra como el diamante, adornando cualquiera de sus joyas. Algunos matan, por tener aunque sea uno. Otros, sólo se limitan a soñar y desear ésta piedra, porque bien saben que les resultará inalcanzable.

El Archiduque Maximiliano de Asturias, le entregó un anillo con diamantes, a María de Borgoña, como símbolo de compromiso de casamiento. Esta es una joya perfecta para sellar compromisos, por toda la simbología que encierra…la belleza, dureza, esplendor, valor, etc. Con el paso de los siglos, estos anillos se convirtieron en el símbolo de la fidelidad, y el amor.

El diamante perfecto, casi no existe. A veces viene con "inclusiones", o manchitas microscópicas, que le restan valor

Es por eso, que hasta hoy, se conserva la costumbre de regalar ésta joya para sellar los compromisos de boda., o de algún negocio muy importante.

A la hora de comprar un diamante, hay algunos aspectos a tener en cuenta, y va más allá del tamaño, si bien es cierto que una piedra grande, será más cara. Esto es sencillamente porque se trata de piedras raras y escasas. La mayoría de los diamantes que se venden en el mundo, son de tamaños más o menos comerciales.

El quilate determina su peso, y es la medida “standard”. Esta medida equivale a doscientos (200) miligramos. Cada quilate se divide en cien (100) puntos.

Hay diamantes de hasta tres (3) quilates. Otros aspectos a tenerse en cuenta, son, el color, el corte y la claridad.

En cuanto al corte, existen varias formas; la talla brillante es más popular. Los diamantes y los brillantes, son la mismo, el brillante tiene forma redondeada y es más popular. También hay cortes con forma de corazón, de pera, carré, triangular, corte esmeralda, marquesa, etc.

Los novios deben ser hábiles a la hora de elegir los diamantes, porque deben saber que los buenos cortadores, jamás van a sacrificar la belleza y la brillantez, por el tamaño. El diamante perfecto, sin pequeñas manchas de carbón o líneas, casi no existe. Sólo lo detecta, el ojo experto, a través de lentes muy potentes. Estas "inclusiones" microscópicas, le restan valor al diamante.

No se conoce en la tierra, una sustancia más dura que el diamante; tal es su dureza, que sólo puede ser cortado por otro diamante


Sobre esta noticia

Autor:
Aletse (8 noticias)
Visitas:
6058
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

    Comentarios

    Aún no hay comentarios en esta noticia.