Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Leoland.uy escriba una noticia?

La libertad del escritor

21/04/2010 18:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Donde de pasada, después de mezclar a Castaneda con Harry Potter y el vaticanista Brown, te tiro una idea para escribir una nueva novela furiosamente antivaticana, ya que está de moda

Hay un auge de la literatura supuestamente "real" un tanto dificil de comprender. Si en el caso de la agraciada autora de Harry Potter nadie puede presumir que describe algo verdadero, en el caso de Dan Brown pasa justamente lo contrario: todos nos vemos llevados a suponer que algo real hay detrás. Lo mismo aconteció hace años con el ícono Castaneda, aunque sus especulaciones y sus personajes estaban mucho mejor forjados desde el punto de vista literario (y, para el lector rioplatense, sus declaraciones en el sentido de ser hincha de Chacarita, a la sazón un cuadro chico, y sus frases tales como "esto no funca" o cuando le pregunta a la Gorda: Gorda ¿para qué querés ir a París?... ya nos lo imaginamos echándole cascarilla de peyote al mate, tratando de ver y listo. Castaneda en el fondo guardaba una veta de porteño entrador y dicharachero... No sé si los ingleses tienen un término que objetivamente describa al Chanta, me parece que andan un poco carentes en ese sentido, con lo cual a mi criterio se empobrece la visión del ser humano.

La libertad del escritor es poder hacer con la realidad lo que se le antoje, y si el producto queda literariamente redondo, será bueno, independientemente de que incluya cronopios y famas, dragones, albinos asesinos del Opus, o minas de cincuenta que quieren volver a los veinte, idem para los tipos. Si no es bueno, terminará por escribir la mala novela de un Papa pederasta que aloja niñitos romanos en el Vaticano, porque ellos querían, y al final es derrotado por la hija de la última descendiente de Jesús, que pasa a ser la Papisa, y santas orgías para mayores de 18, por las dudas.

Creo que ya pasó la época del escritor comprometido

Creo que ya pasó la época del escritor comprometido, que exudaba por todos sus poros la ideología que todo el mundo "sabía" era la mejor descripción de la realidad pasada, presente y futura. Obligado o deseoso de exaltar a los inmaculados revolucionarios y desmerecer a los buenos tipos, cobardes ellos, según los otros, que no creían que salir a los tiros por el monte fuese la forma, sí, ya sé que estoy cortando grueso, pero no soy politólogo ni halagador oficial. Luego se veía obligado a cambiar so color de que los revolucionarios también habían cambiado en la medida en que "descubrieron"... otros caminos para llegar al poder. Es muy cansador todo eso. Muy cansador, aunque tiene algo de lógica que el incendiario derive en bombero, y que el veterano le diga al joven: pibe, cuando yo era joven, ahí sí tenía sentido ser revolucionario. Hoy día, no. Haz lo que yo digo (ahora) pero ni se te ocurra hacer lo que yo hacía (antes). Detallecitos del poder.

Un escritor difícilmente estará de acuerdo con el poder, y si lo está, debería disimularlo, para no transformarse en un cronista de la Corte. Eso no depende del color y naturaleza del poder, sino de su tendencia a forjar cortes, tan inevitable como criticable, yo diría, necesariamente criticable. No se trata de estar en contra de todo a priori, ustedes me entienden: se trata de ejercer la libertad activamente, para que no se oxide.

La libertad del escritor es poder hacer con la realidad lo que se le antoje, si lo hace bien


Sobre esta noticia

Autor:
Leoland.uy (16 noticias)
Visitas:
2253
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.