Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Tenemostetas escriba una noticia?

La lactancia es cosa de dos (o de tres)

16/06/2015 13:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Ileana Medina Hernández

"Tengo un hijo de 6 años al que le di lactancia exclusiva durante los 6 primeros meses, y luego con alimentos hasta los 4 años y medio. Todavía a esa edad me salía leche poca pero tenía. Él solo la dejó, pero siempre le quedo un tic de andarme tocando los pechos, me dice que son de él, o le da por tocarme en la calle, yo lo regaño pero se enoja. Estoy embarazada nuevamente a mis 24 años y me dice que cuando nazca su hermana, él va tomar nuevamente teta si hay leche. ¿Qué opinan, será buena idea o no? Gracias, sería de mucha ayuda e información su respuesta."

Sobre el destete hay también muchos mitos, como con todo alrededor de la lactancia. Que los niños después de destetarse, sigan queriendo tocar los pechos o se desconsuelen cuando nos ven desnudas, es bastante frecuente. El destete es un proceso progresivo y largo, que acompaña la progresiva independencia y emancipación del niño durante años. El pecho sigue siendo para ellos un lugar de calma, confort, placer y consuelo.

Ahora bien. La lactancia es siempre cosa de dos. Así como terceras personas deben respetar cualquier decisión que madre-hijo tomen al respecto, la lactancia para mantenerse debe ser un placer para ambos. No creo en la lactancia como "sacrificio" ni creo que un niño se vaya a "traumatizar" ni por mamar durante muchos años, ni por ser destetado si la madre sienta incomodidad con esa lactancia. Ni por una cosa ni por la otra.

imageSi a ti como madre te resulta cómodo, no pasa nada porque el niño vuelva a mamar cuando nazca su hermanita. Muchas madres hacen lo que se conoce como lactancia en tándem y lo llevan muy bien y lo disfrutan. En tu caso, como el ya se destetó hace tiempo, sería una re-lactación, aunque lo más probable es que ahora te diga que volverá a mamar, pero luego no lo haga, como mucho se "desconsolará" algunas veces.

La lactancia en tándem puede ser una manera de minimizar el estrés y los celos que para el hermano mayor a menudo supone la llegada del nuevo hermanito, una forma de compartir y enriquecer la experiencia entre ambos, y de no asociar la llegada del nuevo hermano con una situación ya de por sí complicada como puede ser el destete.

Pero si te resulta incómodo o desagradable, tampoco pasará nada porque le indiques -lo más amablemente que puedas- que ya él tuvo su etapa, y ahora le toca a su hermanita. Con la edad que tiene, ya puede entenderlo y actuar en consecuencia. Puedes dejar que dé una probadita de vez en cuando, o explicarle que en la calle, no. Llegar a pactos, a acuerdos, de manera que él se sienta escuchado y respetado, pero sin tener que admitir una situación que te resulte desagradable.

Cuando me quedé embarazada de mi segundo hijo, la lactancia con la mayor me producía una sensación desagradable, molesta. Ya tenía 4 años y 10 meses, así que con el dolor de mi corazón tuve que proceder al destete, que encajó bastante bien. Luego cuando el niño nació, la volví a traer a dormir a nuestra habitación (colocamos dos camas de matrimonio para estar todos juntos y no dejarla a ella afuera) y a veces se ha desconsolado y chupado un poquito, pero me sigue produciendo desazón y aunque no se lo digo con esas palabras, con el mejor tono y mejor humor que puedo le explico que ya ella tuvo su tiempo y ahora corresponde al hermanito. Es mi experiencia. Si me produce desagrado, simplemente no puede ser. Si le produce trauma, ya irá al psicólogo cuando sea mayor :-D

Quiero decir con esto que intentando tratarlos con el máximo respeto, en mi opinión la teta no puede darse a disgusto, y no enseñamos nada a nuestras hijas "sacrificando" nuestro cuerpo. El cuerpo nunca miente, y ellos tienen que aprender también a respetar el suyo, y a no hacer con él lo que no les produzca placer.

Pero si te resulta placentero, fácil y cómodo, que el niño mayor vuelva a mamar no es un problema, al revés. Cada madre debe encontrar el lugar óptimo de ajuste entre ella y sus hijos, de manera que todo fluya de la mejor manera posible, y con el respeto de todos quienes le rodean.


Sobre esta noticia

Autor:
Tenemostetas (312 noticias)
Fuente:
tenemostetas.com
Visitas:
2220
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.