Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pberraondo escriba una noticia?

La importancia del rol

08/03/2011 09:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los jugadores deben sentirse importantes para rendir a buen nivel, cuestión de roles. No me refiero sólo al fútbol, lo mismo sucede en el baloncesto, el balonmano o cualquier otro deporte en equipo. Cada uno debe cumplir una función, sentirse imprescindible o cuanto menos importante.

Uno de los problemas que azotan a las jóvenes promesas es el acomodamiento. Ya no está de moda trabajar para ganarse un puesto, ahora o me lo dan porque destacaba abajo o es el entrenador, que no confía en la cantera. Otro mal endémico de los jóvenes que destacan sobremanera es pensar que son más que nadie, que tienen que correr antes que gatear y acaban poniendo freno a su meteórica carrera por una ambición desmedida y poco pensada.

Hay divinos que, precisamente, cuentan con un don natural que les permite estar en primera línea desde bien jóvenes: Riky Rubio, Messi, Raúl y unos cuantos elegidos más. Pero la mayoría debe ganarse el puesto. Los hombres primero son sustentados por los brazos de sus padres, luego se arrastran, gatean, se tropiezan, andan de la mano, caminan solos y finalmente corren. Muchos quieren competir antes de gatear, y eso es un grave error.

Podemos extrapolarlo a muchos ámbitos de la vida, como el de los negocios o el periodístico sin ir más lejos. Uno debe sentirse valorado en su equipo, y para ello debe tener un papel. Desde la grada o el banquillo poco o nada se puede aportar. Un deportista vive de los minutos que juega, no de lo que entrena.

Quizá uno deba tener un rol importante y demostrar su valía en el Alcorcón, luego en el Rayo, pasar por Osasuna y llegar al Barcelona. Por ejemplo. Una carrera que puede ser más o menos rápida pero que da garantías de éxito. Estar en el banquillo del Barcelona con 18 o 19 años puede servir para ligar más, cobrar bien, salir en los cromos y jugar algunos minutos de Copa. Pero vestirte con la camiseta del Alcorcón te da galones, confianza, y una oportunidad para demostrar.

Las oportunidades están para aprovecharlas e ir escalando en categorías e importancia, pero siempre con el rol de sentirse, a su nivel, importante.


Sobre esta noticia

Autor:
Pberraondo (61 noticias)
Fuente:
berraondoenlagrada.wordpress.com
Visitas:
5339
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.