Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que José C. Castillo escriba una noticia?

La importancia de puntuarse 9

30/07/2009 11:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con este título a lo Oscar Wilde me gustaría divagar un poco sobre la importancia de las puntuaciones en nuestra industria. Y es que en ninguna otra un número tiene tanto poder. Una simple nota en medios impresos o digitales es capaz de echar al traste un desarrollo largo y costoso (de destrozar compañías incluso) aunque también es capaz de elevar a los altares a producciones que en principio no hubiesen despertado el más mínimo interés de la audiencia.

Con este panorama no es de extrañar que desarrolladoras y distribuidoras luchen a cuchillo por conseguir emplazar sus títulos en las primeras posiciones de sitios como metacritic o gamesranking, cuyo auge se debe también a esa crucialidad que tienen las clasificaciones en el entorno del ocio electrónico. Webs donde los juegos se clasifican tras ser reducidos a un simple número fruto de las estadísticas arrojadas por medios de todo el globo.

¿Hasta qué punto es justo o coherente que los usuarios basen sus adquisiciones en una simple cifra? ¿Hasta qué punto una simple cifra es capaz de condensar de forma fehaciente el todo de un título? ¿Hasta qué punto es fiable o medianamente objetiva la valoración del analista (especializado o no en la materia) que adjudica la nota en cuestión?

La respuesta a estos interrogantes dista en todos los casos de lo cristalino. Pero la realidad es que mediáticamente, en lo que a videojuegos se refiere, las notas son imprescindibles por definición y petición de los lectores. Una revista sin puntuaciones, ya tuviese la calidad literaria de Yates, no tendría una vida comercial muy longeva. Ni siquiera la prestigiosa EDGE (ya extinta en nuestras fronteras) se libra de incluir un número en sus análisis (pequeñito y en una esquina sí, pero número al fin y al cabo). Tal vez es que los periodistas hemos mal acostumbrado a nuestros lectores (recuérdense aquellas primeras publicaciones cuyos análisis concluían siempre con números del tamaño de rascacielos) y ahora ya sea demasiado tarde para pedirles que cambien sus vicios informativos. Baste echar un vistazo a la evolución de las revistas impresas de mayor éxito para ver como el texto se reduce de forma alarmante en sus páginas a la par que ganan terreno las capturas de pantalla, los montajes y los silueteados. Toda revista que haya querido imponer lo contrario como norma editorial ha terminado sucumbiendo.

Más sobre

Lo peor de todo esto es que uno, como profesional de la materia, no tiene más remedio que seguir las directrices impuestas y apuntillar cada análisis de XBM con una serie de puntuaciones, por mucho que las considere nocivas. Sí, nocivas, porque una nota acompañando a un texto lo neutraliza, el lector siempre tiende a echar un vistazo a algún pie de foto y a ese número mágico, lo que para muchos ya parece hacerles conocedores y expertos del juego analizado en cuestión. Por suerte todavía algunos entienden que la nota es una mera exigencia editorial y que la verdadera ''chicha'' del asunto se encierra en la redacción, donde (tampoco de forma unívoca) el analista intenta esbozar qué tiene por ofrecer el juego y en definitiva si merece la pena o no. Así, puede que uno lea un análisis y encuentre que, en base a lo expuesto, los contras del analista son pros para nosotros y por tanto la nota tenga que ser retocada subjetivamente por nuestro intelecto.

Al final puede que la mejor manera de decidir cual será nuestra siguiente compra no radique en análisis de parrafada y nota, sino en demos y trailers representativos del producto final, algo que, así mismo, es harto difícil encontrar (pero de eso ya hablaremos en otra ocasión).

Todo esto venía, ahora que caigo, respecto de la polémica existente en torno a la manipulación de esas notas, algo a lo que acostumbran muchas editoras. Encontramos pues la manipulación exclusivista ''Si me puntúas alto te remito el título primero''; la manipulación monetaria ''¿Cuánto me va a costar un nueve y medio?" y la manipulación por coacción "Vamos a desprestigiarte cueste lo que cueste" ó ''Despídete de nuestra lista de prensa". Pero también existen otras formas de manipulación más sutiles consistentes en ''dar cera'' al periodista como son el estrechamiento de lazos entre éste y algún mandamás de la editora que le pase ''secretitos'' de vez en cuando o la organización de eventos de presentación espectaculares ubicados en selvas y desiertos con recorridos en jeep, saltos en paracaídas y catering de primer nivel.

No hay que remontarse muy atrás en el tiempo para encontrarnos con varios de estos casos: Ken and Lynch y Tomb Raider: Underworld. Varios medios afirmaron haber recibido presiones de Eidos para mejorar las notas a éstos concedidas (hubo hasta despidos en el primer caso). Lo más curioso del asunto es que sea siempre la misma editora la que se vea involucrada en estos ''rumores''. Así, hace unos días, el escándalo volvió a salpicar a uno de sus títulos más ambiciosos: ''Batman: Arkham Asylum" digno candidato a juego que promete muchísimo pero que no termina pasando del notable. Ya hay alguna revista que le ha asignado su buen 90 sobre 100, cuando inserte el dvd en la consola os digo si ha habido tongo o no...


Sobre esta noticia

Autor:
José C. Castillo (32 noticias)
Fuente:
diariodeunvideojugador.com
Visitas:
2941
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.