Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lola Duque escriba una noticia?

La huelga que pudo ser y no fué

09/06/2010 00:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La huelga ha sido seguida por un 75% según los sindicatos y por un 12 % según el Gobierno ¿quien tiene la razón?

El anásilis en cuanto a seguimiento de la huelga que presentan los sindicatos ( 75 %), no se acerca ni de refilón a los datos del Gobierno (11, 75 %)y aunque en algunas ocasiones cuando el Gobierno se columpiaba en cuanto a datos de asistentes a una u otra manifestación, en el caso de hoy, los datos del Ejecutivo han sido los exactos pues en cada centro de trabajo se ha requerido firma expresa de los trabajadores que han acudido y estas cifras han sido las que se han trasmitido.

Esto, aunque les pese a los sindicatos no ha sido "un pasar de todo y por eso no acudir a la huelga", en el día de hoy los funcionarios han dado una lección ejemplar a los sindicatos que creían representarles. Nadie, ningún sindicalista ha acudido en los últimos días a los centros de trabajo para explicarles a los trabajadores el porqué de esta huelga.

Pero bueno, esta ausencia de los sindicatos en los centros de trabajo es algo a lo que ya estamos acostumbrados. En el sector privado, se dejaron de visitar las empresas porque parecía que fiscalizar que los contratos fueran acordes a lo firmado por el trabajador, podía poner en riesgo el puesto de trabajo y con respecto a las condiciones del mismo, una vez que había visto la luz la Ley sobre Riesgos Laborales, se presuponía que en todas las empresas aquellas bonitas palabras con las que se decoraba el Plan, se llevaban en lo cotidiano a efecto.

En el sector público, más de lo mismo, pero encima legitimado, pues raro el sindicalista de función pública que no haya conseguido un carguito intermedio que le permita cierta sensación de poder y además aquí, todos se sientan a una misma mesa y por lo visto aquí el trabajador poco importa pues nadie le pide su parecer y solo se le pide el voto cuando toca renovar los cargos.

Lo de hoy, reitero, ha sido una bofetada sin manos del empleado público a esos sindicatos que se creyeron por encima de cualquier situación. Y fijense, me alegro porque tal vez con esta lección recupere el tejido sindical su verdadera razón de ser.

Raro el sindicalista de función pública que no haya conseguido un carguito intermedio que le permita cierta sensación de poder

¿Cual sería el siguiente paso?

En primer lugar, los sindicatos deben contribuir al esfuerzo económico comunitario desde ya reduciendo el número, como poco pecaminosos, de liberados sindicales.

En segundo lugar es necesario depurar las listas de sindicalistas. Ser sindicalista es una vocación y al mismo tiempo ser llamado como tal, debería ser un honor, con lo cual cualquier persona cuyo comportamiento pudiera enturbiar este espíriu, debería automáticamente quedar fuera.

En tercer lugar, una huelga general después de esto es impensable y creo que si a Zapatero le queda algo de su espíritu de izquierdas, el seguimiento de hoy más que un triunfo, le habrá producido pena. Si la idea es, dignificar nuevamente el acuerdo sindical, las organizaciones deben empezar a plantearse nuevamente, acudir como antaño a los puestos de trabajo y recuperar poco a poco la confianza de esos trabajadores que a día de hoy no se sienten representados sindicalmente.

En cuarto lugar, el que se meta a enlace sindical debe hacer un pacto tácito de no dejarse comprar con carguillos intermedios pues esto quita energía y libertad cuando hay que tomar partido por los compañeros y precisamente por eso se ofrece.

De aquí a que Zapatero acabe su mandato que ya dudo que coincida con el tiempo normal, los Sindicatos han de reinventarse y conseguir volver a ser creíbles y no nos engañemos: ¡ser estómagos agradecidos no les ayuda precisamente!

Recomiendo como recordatorio que si teneis ganas de leer más, mireis otro artículo que hace meses públiqué en este mismo medio "Cuando yo creía en los sindicatos", más de lo mismo pero confiando en todo pueda cambiar.

En el día de hoy los funcionarios han dado una lección ejemplar a los sindicatos que creían representarles

Más artículos en

http://www.fatiguitasdecai.es


Sobre esta noticia

Autor:
Lola Duque (130 noticias)
Visitas:
5054
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.