Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vidaenmm escriba una noticia?

La Hora 25

25/04/2011 20:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No puedes volver atrás,

no tienes más que seguir.

Que no te aturda el engaño

sigue, sigue hasta el final.

La herida que va contigo

quién la puede mejorar,

es la sórdida pobreza

que se pretende ignorar,

es un mar amargo y negro

que se tiene que aclarar.

Víctor Jara

La señalética de las autopistas de Santiago hacen perderse a cualquiera, si no sabes bien por donde salir, lo más probable es que te pierdas o que tengas que pasar más de cinco kilómetros para encontrar donde devolverte. Todos los que conducimos en ésta ciudad tenemos historias de habernos pasado gracias al poco intuitivo ingenio de quienes indican los caminos... por eso para manejar como en la vida tenemos que pensar en todas nuestras acciones, casi antes de salir debemos tener muy claro por donde entrar y por donde salir.

Las opciones para volver a comenzar no son fáciles, el que mejor lo sabe es Monty Brogan (Edward Norton) mientras camina por la ribera de Manhattan tomando sus últimas horas de sol con su perro Doyle, que encontró casi muerto en alguna de esas duras noches neoyorkinas. Ahora las cosas parecen ser más cadenciosas, ya terminó la adrenalina del miedo y la violencia, ya no quedan esos días en que el dinero llegaba por montones y la muerte estaba cerca... ahora la vida de Monty quedará en pausa por siete años, porque un juez lo ha condenado a pasar una estadía en la cárcel por tráfico de drogas. Ahora que no queda ese mismo espíritu que se tenía, se necesita un poco de reflexión con los que verdaderamente importan.

El silencio escupe rabia para Monty, mientras su novia Naturelle (Rosario Dawson) dice que lo esperará y su padre (Brian Cox) triste por au partida le sigue dando el apoyo fraternal. Es que, pese a todo, Monty no parece ser un hombre malo, no debería ser un delincuente y no tenía que serlo tampoco, en el colegio fue uno de los miembros destacados del equipo de Basquetbol, no era pobre (tampoco rico) pero tenía todo para ser otra persona. Es que con nuestros compañeros de estudios pareciera que todos tenemos las mismas oportunidades de soñar, no hay futuros mejores ni peores predestinados, los amigos de Monty pareciera que decidieron otros caminos, por ejemplo Jacob (Philip Seymour Hoffman) se convirtió en un profesor de instituto y Slaughtery (Barry Pepper) se convirtió en un gran broker de Wall Street... tarde lo entendió Monty, tal vez por lo mismo decide pasar su última noche de libertad con las tres personas que realmente parecen valer la pena Naturelle, Jacob y Slaughtery.

Mañana no quedará nada de lo que consiguió, todo lo que los adictos le dieron se esfumará, sus entradas por las puertas VIP de las discotecas, el encuentro con los grandes jefes de la mafia, ni las conversaciones con su padre, ni su hermoso departamento... será todo una celda al lado de otros peligrosos convictos peores que él. Por lo mismo al mirarse al espejo dan ganas de mandar todo a la mierda, porque te has ido al fondo del pozo negro, en que todo lo que ese Nueva York aún herido por los aviones que embistieron al World Trade Center en septiembre del 2001 hicieron abrir los ojos. Dan ganas de mandar al carajo todo porque los sueños se vinieron abajo en la ciudad que nunca duerme, cuando el horror de la muerte se convirtió en ceniza y escombros. Así como las torres cayendo dan ganas de mandar a la cresta la vida y los sueños, la muerte y los miedos, el amor y los celos. Dan ganas de mandar al infierno todo lo que significa una ciudad desde sus inmigrantes hasta los nativos, pese a eso no hay vuelta a atrás... se puede odiar todo pero ahí está el reloj avanzando hasta la hora 25 cuando las rejas se abran para recibir lo que hiciste y lo que dejaste de hacer.

Cuando no quedan segundas oportunidades y la resignación aplasta es imposible despegarse de la verdad, está amaneciendo y hay que partir mientras el camino por la autopista da la opción de seguir avanzando hacia los campos del olvido y renacer, o seguir por la pista derecha esperando la salida a la realidad. A Monty sólo le queda mirar los rascacielos desde el vidrio ¿cómo estará todo en los próximos siete años?, Será Nueva York esa ciudad que se ama y se odia, ¿existirá la posibilidad de la redención en medio de la escoria?, las heridas que viajan irán sanando y el tiempo se encargará de aclarar las oscuridades... ahora simplemente hay que esperar la hora siguiente y vivirla.

El amor y la agonía

envueltos en soledad

de tantas piezas obscuras

que tuviste que alumbrar.

Correr hacia la ternura,

pedir un poco de pan,

es un mar amargo y negro

que se tiene que aclarar.

No tienes más que seguir

no puedes volver atrás.

Saludos a todos

1.- Película en IMDB

2.- Comentarios en Filmaffinity

3.- 25th Hour en Wikipedia

4.-Trailer

5.- Una gran escena de la película


Sobre esta noticia

Autor:
Vidaenmm (263 noticias)
Fuente:
vidaen35mm.blogspot.com
Visitas:
4976
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.