Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

La histeria de los cometas y 2

30/10/2009 20:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

400 años después otro cometa provocó la muerte de un príncipe. El astro culpable apareció en la primavera de 1402 y fue visible en pleno día durante siete días. Galeas Visconti, príncipe de Milán, había preguntado a sus astrólogos si tenía algo que temer, y ellos le respondieron que viviría felizmente siempre y cuando no apareciese ningún cometa. Cuando llegó al cometa, salió le echo un vistazo, y tuvo algún tipo de ataque y murió.

En el regreso del cometa Halley de 1910, el anuncio del venenoso gas cianógeno en el espectro de la cola del cometa, junto con el las informaciones de que la Tierra atravesaría su cola el 19 de mayo, causó una histeria en masa. Según el cazador de cometas Leslie Peltier, la gente creía que venía el fin del mundo y vendió sus propiedades. Existió un aumento apreciable de suicidios al acercarse la hora señalada.

En las Navidades de 1973, una secta religiosa llamada los "Niños de Dios" respondieron a la largo tiempo anunciada aparición del cometa Kohoutek distribuyendo folletos del fin del mundo en las esquinas de toda Norteamérica. La conmoción resultante produjo múltiples informes anunciando que el cometa iba a alcanzar magnitud -10 (visible en pleno día) durante la primavera. Aunque el hecho fue que el cometa emergió de su perihelio mucho más débil de lo que se predijo esto no paró los panfletos; una vez sembrada la semilla de la irracionalidad, las supersticiones continuaron. Al hablar con los miembros de la secta no creían en los informes que decían que el cometa aparecía mucho más débil de lo esperado.

La irracionalidad y la locura perviven en el mundo actual. Los pregoneros del fin del mundo dan rienda suelta a sus obsesiones, como muestra este panfleto de 1973 realizado por la secta "Niños de Dios", anunciando el fin del mundo para el 31 de enero de 1974. El ángel exterminador era más que el discreto cometa Kohoutek. (Click para ampliar)

En 1994 una mujer llamada a sí misma "Hermana Sofía Richmond" publicó advertencias en los principales periódicos británicos de que al cometa Shoemaker-Levy 9 era realmente un trozo desprendido del cometa Halley que se había cambiado su rumbo como advertencia a a los gobernantes de la Tierra de que a menos que toda las guerras terminasen, el mundo se acercaba a su final.

En el siglo pasado los cometas han sido las mejores fuentes de paranoia y superstición puesto que sus visitas están a menudo exageradas por los medios de comunicación. Halley, Kohoutek o Shoemaker-Levy 9, y Hale Bopp ofrecieron todos largos periodos de tiempo antes de su máxima aproximación, pero el cometa Hyakutake, llevó con tan sólo unas semanas después de su descubrimiento y resultó irrelevante para las sectas y los profetas del fin del mundo. Una nova como una supernova, por otro lado, siempre aparecen completamente por sorpresa. Por lo que aún que la gran supernova de 1987 fue visible durante meses alcanzando la tercera magnitud, su aparición no provocó reacciones aparentes.

Por mucho que nos desagrade, la superstición y la paranoia se han instalado en el pensamiento popular. Desgraciadamente después de los increíbles avances científicos de las últimas décadas, las supersticiones permanecen con nosotros y probablemente permanecerán para siempre.

Ir a parte 1

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
8841
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.