Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jlrobles escriba una noticia?

La Gran Muralla

11/02/2011 19:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En mi viaje por China tambien pasé por la Gran Muralla

Hoy no he oído el despertador, ”¿donde está el dichoso despertador?”, tengo que acompañar a mi hija al colegio . He tenido un sueño muy real, paseaba por el Palacio Imperial y la Plaza de Tian´anmen, en la ciudad de Beijing ( China ) . Suena el Teléfono:

  • “¡Nihao! “.

  • ¿Nihao?

¡Ostras! Una española hablando en chino. No es un sueño. Realmente estoy aquí.

El día es precioso .Luce el sol. Aunque en la habitación el aire acondicionado refresca el ambiente,

en la calle hace calor .

Una de las visitas de hoy, considerada como una de las siete maravillas mundiales, fue nombrada

Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1987, símbolo espiritual de la China actual . La Gran Muralla es una de las obras humanas más antiguas y grandiosas del mundo. Desde el paso Shanhaiguan en el este en la costa del mar Bohai, hasta el paso Jayuguan en el oeste en el desierto de Gobi . Recorre más de 5.660 kilómetros de largo y es una de las obras humanas visibles desde el espacio exterior.

El desayuno en el restaurante buffet del hotel se hace hoy un poco incómodo, es lunes, se nota en el trasiego de personas a estas horas, las mesas están ocupadas, pero pronto encontramos sitio ( compartido ) .Es difícil escoger, la comida es variada y muy apetecible, zumos, leche de soja, churros, huevos, verduras, beicon, tortitas de … bueno de todo un poco . “¿Y el café?“.Lo encuentro en una esquina, encima de una pequeña mesa.

El autobús nos espera puntual en la puerta del Hotel. Nuestra primera visita de hoy es a un taller artesanal de arte “Milenario Cloissone “, antigua forma de elaborar vasijas y figuras de cobre, bronce u otro metal. Pasamos por varias salas donde podemos ver el cobreado de diferentes vasijas y el posterior pintado y puesta en el horno. Un trabajo de paciencia, delicadeza y firme pulso para poder realizar estas maravillas que son todo un arte.

Transitamos por la autopista que nos lleva hacia nuestra próxima visita, hora y media de camino entre montañas y árboles, donde pronto vemos diferentes tramos de la Muralla . Casi paralelo a esta autopista, transcurre junto a ella las vías del tren . Son numerosos los autobuses con turistas que viajan por ella . Nuestro pequeño bus pasa sin miedo entre camiones cargados y grandes autocares que se entrecruzan como en una carrera hacia la cima.

Paramos junto al pórtico de un hotel, donde una figura de un elefante sobre una alfombra roja nos recibe, este lugar nos servirá luego de punto de encuentro . Al fondo se ven las montañas, con la Gran Muralla que como un gran dragón serpentea por ellas defendiendo su imperio, un letrero en ingles junto a los aros olímpicos “ One World One Dream” se anuncia en la cima de una de ellas .

Andamos hacia el arco de una muralla que se ve a unos 200 metros, tras esta se abre una plaza presidida en su centro por un mástil con la bandera roja, rodeada de cañones antiguos de hierro fundido .La plaza está rodeada de diferentes locales, tiendas, bares, y en uno de ellos “ The Ticket Office of the wall at Badaling “ donde Alicia consigue los ticket de entrada . He comprado una botellita de agua por la que he pagado 10Y cuando en otros lugares he pagado 2Y.

La parte de la muralla más próxima a Beijing es la conocida como Badaling Great Wall ( Badaling Changcheng), que comenzó a construirse bajo mandato de la dinastía Ming ( 1368-1644)

La parte de la muralla más próxima a Beijing es la conocida como Badaling Great Wall ( Badaling Changcheng), que comenzó a construirse bajo mandato de la dinastía Ming ( 1368-1644) a 70 Km al noroeste de Beijing . Hay autobuses turísticos que salen desde las estaciones gemelas de Beijing Sightsseing Bus Centre, linea A, que por unos 104Y te llevan a Badaling y a las tumbas Ming, incluyendo entradas y comidas .

Empezamos a subir escaleras . Desde esta plaza, la muralla parte en dos direcciones .Salimos hacia la derecha, aunque parece que es la mas concurrida . El sol se deja notar, y la única sombra está en las torres de vigilancia que hay cada unos 100 metros, por lo que estas están repletas de turistas sudorosos que como este buscan un descanso para continuar hasta la siguiente torre .Las vistas son estupendas desde esta atalaya milenaria, me aprovecho de ello para hacer algunas fotos y respirar este aire, los escalones se empinan cada vez mas y me falta fuelle . La segunda torre está aun mas concurrida, el hedor a orines se hace cada vez mas desagradable, la indignación es mayor cuando en la próxima hay un área de descanso que sales fuera de la muralla y donde hay aseos, refrescos, etc. ( Tantos esfuerzos, sangre y muerte que ha pasado por estas piedras, creo que se merece que tengamos un poco de respeto y cuidemos estos lugares, que aunque lejos de nuestros hogares pertenece a la humanidad, a un pasado de lucha, guerra y honor, que nos recuerda los horrores que NO deben repetirse ).

Estamos en la cima de este monte ahora empieza un tramo de bajada hacia la próxima elevación y así continua hacia donde no parece acabar . Los ejércitos Imperiales podían así recorrer rápidamente por estos terrenos escarpados grandes distancias para poder defenderse de los otros ejércitos y tribus nómadas del norte .La Construcción de la Gran Muralla duró más de dos mil años, con la participación de más de veinte reinos y estados feudales en diferentes épocas.

He conseguido asomarme por una de las ventanas de este último torreón de nuestra visita, “hazme pronto la foto que me asfixio, que olor tan desagradable “. La bajada es aun si cabe, no peligrosa, pero complicada, hay escalones muy altos unos de otros y piedras muy desgastadas por el uso, los tramos donde es rampa, esta está bastante empinada por lo que es mejor agarrarse a la barandilla y no dejarse llevar por la pendiente . Volvemos a pasar por la plaza, donde nos refrescamos y nos vamos hacia el punto de encuentro . Ya estamos sobre la hora del almuerzo por lo que salimos enseguida, el tiempo apremia y a las 13 horas ya es tarde .Hoy es en un restaurante de comida china, somos los últimos en llegar y comer . .

A la vuelta hacia Beijing, una vista panorámica desde el autobús por la villa Olímpica, pasamos junto al Cubo de Agua, sede de las pruebas de natación, es por su diseño innovador otro de los edificios olímpicos de referencia, recubierto de 4.000 burbujas translúcidas . Al fondo el entrelazado de las vigas de acero del famoso Nido de pájaro con capacidad para 91.000 personas, uno de los legados arquitectónicos más espectaculares que ha heredado la ciudad. Continuamos hacia una zona comercial, para realizar el que lo desee, algunas compras . El autobús nos deja frente a un macro comercio “ Mercado de la Seda I “ donde ya pasamos el otro día, nos apetece mas relajarnos un poco y no volver al regateo, al agarre para que no te vayas, casi el comprar por comprar, por lo que preferimos andar un rato . Todavía es pronto y tenemos unas dos horas libres . Paseamos por una de las amplias avenidas, donde los comercios son mas tradicionales ( fruterías, ropa, peluquería, etc.) y que ladean todo este paseo .

Nos sorprende una gran pantalla, en la acera de enfrente, que encabeza un largo pasillo cubierto donde abundan las terrazas de café, aunque hace calor, nos sentamos en una de las terrazas ( Costa Coffee ), solo hay una mesa ocupada y dos camareros que parece están haciendo caja, tras un buen rato sin que nadie nos atienda y el calor nos sofocaba, decidimos levantarnos y buscar otro . Tenemos suerte y en el centro comercial The Place el Starbucks Coffee y con aire acondicionado que nos hace pasar un poco del sofocante calor exterior. Tenemos que volver al parking donde está el autobús, hemos ido en linea recta para no perdernos, la guía se quedó allí .

Rojo, dorado y azul son los colores que abundan en el pórtico del restaurante donde esta noche probaremos, entre otros, pato laqueado .En la entrada, dos farolillos rojos ( signos de la buena suerte ) junto a un gran letrero en negro con sus anagramas chinos en dorado . “Ni hao“. Somos recibidos por el personal de este local, que ataviados con trajes tradicionales, nos acomodan en una sala privada .

Es costumbre en china comer en mesas redondas de entre 8 y 10 comensales y compartir varios platos por mesa. Un menú típico chino puede consistir en una sopa al inicio de la comida, arroz como base, y platos variados de vegetales, carne de ternera, carne de cerdo, pato, pollo, pescado y fruta como postre. Un cocinero ocupa parte de la entrada en la sala, encima de una mesita, el pato laqueado especialidad de la casa, con cierta soltura empieza a partirlo en lonchas que deposita en una bandeja de porcelana blanca con forma de pato . En el centro de la mesa, un cuenco de madera con tortitas de arroz, con la que el relleno son las lonchas de pato con su salsa y verdura, ”¡uhmmm! ¡ riquísimo ! “, os recomiendo de primero la sopa de pato, buenísima . Adquirir la destreza suficiente con los cubiertos chinos para desplegar las tortitas y rellenarlas...eso ya es otra página, si ves que el pato se enfría, mejor ayúdate con el tenedor.

Rojo, dorado y azul son los colores que abundan en el pórtico del restaurante donde esta noche probaremos, entre otros, pato laqueado

Beijing 06 de Septiembre 2010


Sobre esta noticia

Autor:
Jlrobles (11 noticias)
Visitas:
6719
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.