Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elgrumete escriba una noticia?

La entrevista

30/03/2010 01:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Entrevista a un héroe humanitario

Pocas veces se consigue realizar un sueño, y esta era la vez en la que mi vida obtenía sentido: poder conversar con un titán, el héroe humanitario más grande y más buscado de los últimos tiempos. Todos ustedes saben que me estoy refiriendo al SUPERVIVIENTE con mayúsculas, el David que venció al gigante Goliat con sólo una honda, gracias a su iluminada intrepidez.

Después de largos trámites había conseguido poder entrevistarle. A pesar de su talla y de habernos liberado de las despiadadas mandíbulas del sistema, él huía de todo sensacionalismo, y vivía tranquilamente en un ático cerca del mar.

Su recibimiento fue cálido y cordial. Reconozco que al principio me sentía un poco nervioso, pero él, intuyéndolo, se ocupó de hacerme sentir como en mi casa. Nos sentamos en un salón iluminado con vistar al mar, y me ofreció un thé con galletas. Más reconfortado por su hospitalidad, empecé a entrevistarle:

  • - Sé que no concede entrevistas y le agradezco infinitamente que haya aceptado mi petición.

  • - Ok. No es que me niegue a hablar, lo que pasa es que no me gusta que me hagáis sentir como una criatura extraordinaria.

  • - Pero Vd. sabe lo que ha hecho, lo que ha conseguido. Es inevitable que lo consideremos un héroe, alguien a quien tenemos que estar tremendamente agradecidos.

  • - Nunca he tenido la sensación de estar haciendo algo extraordinario. Vivía y actuaba siguiendo las directrices de mi corazón, con normalidad. Tampoco nunca pensé que la vida fuera una tontería, sino algo grande que había que conquistar, y que, por lo tanto, comportaba riesgo.

  • - ¿Entonces desde siempre supo que tenía que conquistar una victoria, vencer, como ha sido su caso, al sistema?

  • - No me refería a eso. Si he vencido al sistema ha sido solamente porque apareció ante mi y yo no lo acepté, no entré en su juego. Al hablar de la vida como una conquista, me refería, a que llegué a comprender con claridad, que la existencia humana era algo grande y sorprendente, y que tenía que ser consecuente y hallar mi sitio en ella. Lo contrario para mi hubiera sido pisotear un milagro.

  • - Y, ¿cúando llegó a darse cuenta de que su misión era luchar contra el sistema y vencerlo?

  • - Repito que nunca supe que esa fuera mi misión, y nunca lo he vivido como tal. Simplemente he sido consecuente conmigo mismo, y eso me ha llevado a la victoria.

  • - ¿Cree pues que el resto no hemos sido consecuentes con nosotros mismos, y que de haberlo sido hubiéramos sido tambien vencedores?

  • - Sin duda así es. La fuerza del sistema radicaba en que todos fingían no conocer su existencia. Pero se puede ser consecuentes consigo mismos en muchos ámbitos. Yo me refiero a no vender la verdad a cambio de un plato de lentejas.

  • - ¿Supuso para Vd. un esfuerzo sobrehumano enfrentarse sólo a un sistema multitudinario?

  • - Yo diría que no, pero tampoco quisiera parecer un superhombre. Estoy convencido de que cada uno de nosotros posee la fuerza que necesita para realizar su existencia. Es cierto que el éxito de ésta depende tambien de otros factores, pero entrar en ello nos llevaría demasiado lejos.

  • Pero no, nunca me he sentido dotado de poderes especiales. Algunos recorren muchos kilómetros por el desierto para beber un vaso de agua, y no se sienten extraordinadios. Tienen que hacerlo simplemente.

  • - ¿Supo que iba a hacernos un bien inmenso solamente por el hecho de ser fiel a si mismo, como Vd. ha dicho, no dejándose sobornar?

  • - Me alegro inmensamente que haya sido así, aunque es verdad que volvería a hacer el mismo camino, aunque supiera que no iba a tener la misma repercusión. Se trata de mi vida. Me gustaría que entendiera el valor que le doy a la vida.

  • - No quiero entretenerle demasiado. Estoy muy agradecido por hablar con Vd. Pero permítame una última pregunta: ¿Qué les diría a los jóvenes de hoy en día?

  • - Que dejen de jugar a canicas a ras de suelo, que sean más hombres y que abran los ojos. De cada uno de ellos depende que este mundo sea un gran proyecto o un hormiguero de mariquitas.


Sobre esta noticia

Autor:
Elgrumete (10 noticias)
Visitas:
3205
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.