Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

La enmienda paraguaya

29/03/2017 11:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La reelección del presidente viene siendo una constante en muchos países del Cono Sur americano desde que Hugo Chávez iniciara la carrera por aferrarse al poder a toda costa, tal como lo hacen sus herederos y sus acólitos

Lo que resulta más sorprendente es la maniobra iniciada por Horacio Cartes en Paraguay

–cercano al final de su mandato--  un país cuya Constitución impide la reelección del presidente, después del escarmiento de las prolongadas dictaduras no sólo propias, sino ajenas.

Que Horacio Cartes inicie la maniobra de reelección se entiende desde la perspectiva de un empresario que ha arribado al poder, gracias a sus amistades dentro del Partido Colorado, que viene siendo como el Estado dentro del Estado, en un país colorado de nacimiento y liberal por despecho.

Así que las amistades de Horacio Cartes han decidido mantenerle en el poder, gracias a que los réditos que reporta el presidente parece que son del agrado de los que le sostienen.

Ahora bien, la familia colorada se encuentra dividida entre los “Unos” y los  “Otros” de siempre, su ala progresista y su ala conservadora.

Los “Padres republicanos”  Kalé Galaverna y Lilian Samaniego ya se han posicionado del lado de Cartes en su propuesta de perpetuidad en el mandato presidencial, de tal forma que a partir de la enmienda cabría la posibilidad de elegir “democráticamente” a un nuevo dictador, legítimo heredero de Stroessner, que no hay que olvidar era colorado y que su familia sigue siendo colorada.

Buena parte de la oligarquía paraguaya ve con buenos ojos la reelección de Cartes, ya que es el genuino representante de sus esencias, las esencias de la oligarquía paraguaya, no se confundan de esencias.

Cartes administra el Paraguay como una gran Estancia...pero necesita peones

Lo que resulta oportunista, confuso y marrullero es el papel de comparsa de Fernando Lugo, que como siempre aparece mal asesorado y peor posicionado a la hora de salir del entuerto en el que se ha metido, quedando una vez más con el culo al aire, en un desesperado intento por demostrar que ejerce un ridículo papel de actor de segunda, en una película cuyo protagonista es el galán de moda: Horacio Cartes, alias el contrabandista.

Los apoyos de Cartes en el Senado (25-45) no las tienen todas con ellos, ya que según el mismísimo Kalé Galaverna, en las filas hay traidores y a la hora de la votación puede haber deserciones  --muy habitual en un país en el que se compran voluntades a precios de saldo--  algo que se anunció desde un principio cuando se filtró a los medios el proyecto de reforma antes de haberse consensuado entre los conspiradores colorados padres del engendro.

En breve tendremos la solución, se anuncian nuevas iniciativas parlamentarias y se mueven peones en el tablero de ajedrez.

Mientras tanto Fernando Lugo se sacude la sotana de los últimos polvos y la nueva izquierda paraguaya no acaba de cuajar, no aprenden la receta de la sopa paraguaya, esa que hace que sea la única sopa sólida en el mundo, superando a los líquidos Newtonianos.

Es el más difícil todavía, ese que ha aprendido a ejecutar el mago de la política paraguaya, el incombustible Kalé Galaverna, el genio de la cocina política guaraní.

 

@ordosgonzalo

 

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1275 noticias)
Visitas:
2492
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.