Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Consultorartesano escriba una noticia?

La edad y la reputación

06/04/2011 07:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Julen Iturbe-OrmaetxeTengo 46 años. Soy ‘ el señor mayor’ . Supongo que tiene su parte buena y su parte no tan buena. Aitor Bediaga es más joven que yo. David Sánchez Bote también. Naiara Pérez de Villarreal también. Pero no queda el asunto ahí. Odilas también es más joven. No digamos Jon Sáez. Insultante juventud. Y si me voy a la vía TrendTrotters, ¿qué decir? Iván y Asier. Ya, claro, también más jóvenes. Como Lander Beloki, el decano de Enpresagintza o el director de MIK, Aitor Urzelai.

¿Y mientras? El mercado conservador en que vivimos premia mi edad. Lo que yo puedo hacer, otras personas no. Soy un señor mayor que vive de que se le vea como señor mayor. ¿Me lo cultivo? No sé, las crisis llegan un día por la mañana y entonces a lo mejor tus 46 años o los que sean no te gustan tanto. Mientras tanto, increíble pero cierto, ser mayor abre puertas.

Hay una razón a la que a veces recurro: sí, yo conocí un mundo sin Internet, sin apenas ordenadores. Claro, yo puedo decir que estudié una carrera en la que el trabajo final, sobre motivación, lo presenté ‘ a máquina’ . A máquina de escribir, por supuesto. Ni un triste ordenador. Claro, era 1988. Y el mundo de las organizaciones, de sus consejos de dirección y de gente con poder, hoy a lo mejor está más cerca de mis 46 años. Es gente que también estudió sin Internet. Ah, claro, ¿pero eso explica la ventaja competitiva de ser un señor mayor? Complicado mundo.

Supongo que hay química y empatía. Esta es la versión de la botella medio llena. Medio vacía, en cambio, habla de la falta de confianza en la gente que llega. Porque esta gente joven no es como la que gobierna (o cree que gobierna) las organizaciones. No, son diferentes, no entienden la concentración y el esfuerzo. Llegan en formato multitarea, es gente dispersa. Qué será de nuestras empresas. Lamento colectivo. El mundo se derrumba.

Así que esta edad que tengo debe ser la mejor opción posible para mí. Bonita estupidez esta de pensar que podría tener otra edad. Sólo hay una posibilidad. Las cuestas se suben más despacio, aunque sean más largas. La prisa no tiene sentido porque me conviene dejar de acelerar el tiempo.

Os dejo, que tengo trabajo de señor mayor. Hoy, mañana y pasado. Intercalado con momentos de rebeldía contra mí mismo. Que no sirven de mucho pero mantienen alerta el espíritu. Suerte.


Sobre esta noticia

Autor:
Consultorartesano (1371 noticias)
Fuente:
blog.consultorartesano.com
Visitas:
1822
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.