Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Andreyna M. escriba una noticia?

La culpa es del toro

10/07/2009 18:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ahora saldrán los que dirán que el toro es el culpable de la muerte del chico madrileño

Comenzar diciendo que toda muerte es lamentable. Es la extinción de la vida y solamente por eso ya resulta algo penoso para cualquier ser humano que se precie de serlo.

Pero es que los toros no son para andar por las vías públicas y mucho menos cuando las mismas se encuentran llenas de gente que le gritan, le acosan y elevan su ansiedad. El toro es un animal, responde cuando se siente atacado. Ni siquiera está razonando que quiere o no quiere matar a su oponente simplemente intenta mantenerse con vida. Si el toro hubiese estado plácidamente pastando en el campo esto de seguro no hubiere pasado. Sin embargo, estas absurdas tradiciones que siguen manteniendose en el siglo XXI, deben repensarse. La naturaleza debe ser pensada desde otro punto de vista. La armonía es esencial y este evento caracterizado por la búsqueda de emociones desencadenadas por una situación de peligro no es para nada lógica.

La vida vale más que esos dos minutos de emoción corriendo delante de un toro

Lamentamos todos de seguro la muerte del chico, pero esto tiene que servir de lección para aquellas madres, esposas, esposos, hijos y demás amigos y familiares para convencer a aquellos que quieran participar de estos eventos que simplemente es del todo innecesario. La vida vale más que esos dos minutos de emoción corriendo delante de un animal salvaje.


Sobre esta noticia

Autor:
Andreyna M. (8 noticias)
Visitas:
3728
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.