Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alixiña escriba una noticia?

La crisis de los 40: (Parte II)

17/08/2009 03:40 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Qué hacer? ¿Rendirse, renunciar, llorar o empezar de nuevo?

Qué hacer cuando llega la crisis de los 40: ¿Rendirnos y renunciar de nuevo? ¿Llorar hasta olvidar lo que soñábamos ser y no fuimos? O ¿repartir a granel las culpas del porqué no somos lo que deseamos ser?

Sentarnos a pensar que ya es tarde para comenzar de nuevo… no creo que sea la solución ni el mejor consuelo. Siempre que este aberrante pensamiento se asoma a mi mente recuerdo a mi amada abuela, quien partió de esta dimensión a los 95 años; entonces hago una simple operación matemática: hoy tengo 45 años y ¿si viviera 95 como mi abuela? Me quedan 50 años para vivir amargado, insatisfecho, conformista, culpando a toda la humanidad de mi fracaso y renunciando a la vida día tras día.

Por supuesto que esto es sólo una hipótesis, pero si fuese realidad ¡Me quedaría más de la mitad de la vida para lamentarme por lo que pudo haber sido y no fue¡

La reflexión me lleva a una simple conclusión: mientras haya vida pues hay que vivirla; pero dignamente, siendo honestos con nosotros mismos que no es otra cosa que ser leales a nuestros sueños… a esos deseos que ayudan a evolucionar el alma.

Entonces tomemos papel y lápiz y empecemos a anotar todas aquellas actividades que hace veinte años deseamos realizar; anotemos también las que bien hacíamos y disfrutábamos cuando niños y cuando adolescentes. Cuando no pensábamos en hacernos ricos y famosos sino, por el contrario, sentíamos que éramos un canal a través del cual el Todopoderoso expresaba sus más divinos dones, para manifestarlos a todos nuestros semejantes.

Sentíamos que éramos un canal a través del cual el Todopoderoso expresaba sus más divinos dones, para manifestarlos a todos nuestros semejantes

Por otra parte, no hay que rechazar las experiencias vividas, pues aunque hayan sido desviaciones en el camino que nos han retrasado la llegada o nos han cambiado el destino; nos dan los conocimientos y la seguridad tan necesarios para retomar el sendero y vivir a plenitud.

Claro está, hay sueños que no se pueden realizar al pasar los años, como es llegar a ser una reina de belleza o un laureado atleta... pero quizás estos sueños no forman parte de los conocimientos necesarios que requiere tu alma para realizar su "Misión de Vida".

Lo realmente importante de rescatar de aquellos primeros veinte años son: la sonrisa, la alegría de vivir, la ilusión, la esperanza y la capacidad de reinventar día tras día nuevas razones para estar vivos.


Sobre esta noticia

Autor:
Alixiña (3 noticias)
Visitas:
6939
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Andrea (19/08/2009)

Me gustó,muy clara,muy acertaday sobre todo optimista.