Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manuel González García escriba una noticia?

La cría del canario

02/10/2010 09:21

1 Un resumen de canaricultura, con todos los pasos de la cría

1

En mis años adolecentes tuve un jovi que en aquella época era fomentado en un programa de televisión llamado Zooloco y al cual asistía en algunas ocasiones el Doctor Miguel Del Pino Luengo, máximo valedor de la canaricultura en la década de los 70.

En un libro suyo y con mi propia experiencia aprendí todo lo que os voy a contar.

El canario es un pájaro pequeño de unos 13 cm de longitud del pico a la cola, originario de las islas canarias y de color verde, aunque a lo largo de los siglos ha evolucionado identificándolo todo el mundo con el color amarillo, color del mismísimo Piolín, el canario de la Warner.

Los colores son variadísimos y van desde el blanco al negro, pasando por toda la gama de amarillos, naranjas, rojos, verdes y marrones y todas las mezclas que nos depara las leyes de Mendel cuando emparejamos dos ejemplares de gamas de colores diferentes.

Otro rasgo característico del canario es el canto de los machos, las hembras no deben cantar, aunque excepcionalmente algunas lo hacen debido a exceso de hormonas masculinas que por otro lado las incapacitan para la cría.

En el mes de febrero se eligen los ejemplares que al mes siguiente se aparearan, y se los tiene en jaulas contiguas para que se oigan pero no se vean, después de unos 15 días se les deja verse con lo que el “enamoramiento” o celo va aumentando hasta que pasada una semana se unen en una jaula donde debe estar el macho para que sea la hembra la que llegue a su territorio.

Es frecuente unas primeras peleas tras las cuales y con el canto ininterrumpido del macho y su persecución por la jaula a la hembra, esta termina por adoptar una actitud sumisa que recuerda a los pichones en el nido, y batiendo las alas con un movimiento de muy pequeña amplitud pero altísima frecuencia, acepta la comida que le ofrece el macho, confirmando así que es su pareja.

Tras unos 10 días del apareamiento, la hembra hace el nido utilizando un pelo blanco que se le suministra, y al que añade alguna pluma y algún papel que pudiese tener como alfombra la jaula,

El macho no interviene en la construcción del nido que lo hace la hembra a su gusto, deshaciéndolo si tuviésemos la tentación de hacérselo nosotros,

Pone de 3 a 6 huevos en días seguidos pudiendo dejar algún día en blanco al inicio o al final de la puesta, son de color azul claro con motas marrones y ovalados de casi un centímetro en su dimensión mayor.

El canario es un pájaro pequeño de unos 13 cm de longitud del pico a la cola, originario de las islas canarias

Después de 13 días de incubación por parte de la hembra nacen los pichones, algunos machos se meten en el nido a sustituir a la hembra cuando esta sale a beber y comer, pero no sirve para nada porque solo las hembras de esta especie sufren el cambio hormonal que les hace aumentar la temperatura de su cuerpo para incubar los huevos.

En este periodo es muy romántico ver como el macho reposado y tranquilo observa a la hembra y la ofrece sus cuidados alimentándola igual que hará posteriormente con los pichones.

A partir del decimo tercer día van naciendo los pichones totalmente desnudos y con los ojos cerrados e hinchados, y con un día de diferencia cada uno con el siguiente, lo cual es muy peligroso en nidadas numerosas porque un pichón de cuatro días prácticamente duplica el tamaño de uno recién nacido, levantando mas el cuello al llegar los padres con comida y corriendo el riesgo de morir los más jóvenes por falta de alimentación,

Para evitar esto había un truco que consistía en retirar los huevos cada día sustituyéndolos por unos de plástico que engañaban al animal, y devolviéndoselos todos al cuarto o quinto día, de manera que de esta forma se producía el nacimiento simultaneo en pocas horas,

La hembra los primeros días permanece los en el nido aportando su calor, hasta que con su tamaño y sus movimientos los pichones terminan echándola.

Al final de las dos primeras semanas ya les han salido los cañones

que son las raíces de la plumas, y ya asoman estas intuyéndose los colores que va a tener el pichón .

Con tres semanas están totalmente emplumados y salen del nido a revolotear torpemente por la jaula, y al final de la cuarta semana empiezan a jugar con las semillas aunque no son capaces de partirlas, pero en este momento se les debe separar de los padres que les seguirán alimentando durante unos días, pero ya deben dejar sola a la madre que estará en esos días iniciando la segunda puesta, y los huevos corren peligro de romperse con los juegos de los pichones de la primera nidada.

Y este proceso se repite hasta cuatro veces, terminando a finales de julio con la separación de la pareja a jaulas individuales los machos y a un voladero conjunto las hembras.

Siendo por tanto el amor de los canarios un amor efímero de temporada

Repitiéndose los 8 años que suele vivir de media un canario, yo tuve uno muy longevo que llego a vivir 17, aunque los últimos 5, invalido en el suelo de la jaula sin poder subirse a los palos pero bañándose todos los días muy presumido y cantando todas las primaveras como cuando era joven, entonces cantaba a mi abuela que era quién le cuidaba.

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Sayda (11/09/2013)

Gracias, me ha servido mucho tu comentario. Fíjate que recientemente compre otro canario macho y lo puse en la misma jaula del que ya tenía, al parecer no le agradó la compañía nueva así q dejo de cantar, ya los separé pero sigue sin hacerlo. Esto pasará o le ha afectado mucho la llegada???