Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Don Mondolio escriba una noticia?

La clave no ha sido Madrid

29/04/2010 18:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tanto para conseguir la liga como la champions, parecía que todo dependería de las visitas que hiciera el Barça a esta ciudad, pero ni el partido contra el Madrid ha decidido la competición nacional, y ni siquiera han podido llegar a disputar la final del máximo trofeo continental

Se acabó el sueño de los culés: ganar su cuarta Copa de Europa en casa de su máximo rival. El broche ideal tras conseguir la temporada pasada lo que nadie hizo: conseguir todos los torneos oficiales disputados, ni más ni menos que seis. pero no pudo ser. El Sevilla les sacó de la Copa del Rey, impidiendo que repitiera la épica del año pasado, y hoy el Inter de Milán les ha impedido pasar a la final, por anular el segundo gol, por mano de Touré Yaya, a pesar de que la tenía pegada al cuerpo, aunque del mismo modo el primer gol lo consigue Piqué, tras un partido impresionante del central, primero en su posición habitual, y después en la opuesta, ocupando la de delantero centro, por un posible fuera de juego.

Mourinho planteó un partido en el que se perdiera todo el tiempo posible y limitó a sus jugadores a que defendieran. Desde el minuto uno defendían con dos líneas de cuatro, mientras que Etoo y Diego Milito únicamente se dedicaban a intentar montar un contrataque, pero según corría el cronómetro ambos, sobre todo el camerunés, se unía al resto de sus compañeros, incluso acabó como lateral izquierdo. La expulsión de Motta antes de que se llegase a la primera media hora de partido no hizo más que fomentar este hecho. Defendían los mismos, sólo que atacaban aún menos. El anti-fútbol total. Pero eso también vale.

En la Champions, el Inter de Mourinho dejó a un gol de que el club catalán llegara a la deseada final de Madrid, que enfrentará al equipo italiano con el Bayern de Van Gaal

Mientras el Barcelona se iba a lo suyo: mover el balón hasta encontrar un hueco y penetrarlo. pero esto no llegó hasta el minuto ochenta y cuatro. No se puso nervioso en ningún momento, y quizás ese fue el pero, sobre todo en los últimos veinte minutos y tenían que conseguir dos goles para conseguir el pase. Ni un disparo desde fuera del área, paseando el balón por esa zona, sin que penetrase nunca exceptuando cuando colgaban balones.

En lo que respecta a la Liga, el partido del Bernabéu supuso que el club catalán desempatara a puntos y se colocara por delante del Real Madrid, pero un empate en Cornellá provocó que esa diferencia de tres (sumando otro punto debido al gol-average a favor de los culés) exista una diferencia de tan sólo 1 punto a falta de cinco jornadas. En la número treinta y cuatro no cambió nada, la próxima enfrente a los azulgrana frente al Villarreal, un conjunto que siempre les ha puesto en apuros mientras que los blancos juegan en casa contra el Osasuna, a priori un partido mucho más cómodo que el de Villarreal, y añadiendo la parte psciológica a favor también del Real Madrid; hace tre días que su rival fue eliminado y no tendrá que acogerlo el día veintidós de mayo, y lo que sería peor, que consiguiera en su casa la cuarta Champions.

A pesar de la victoria en el Bernabéu, el 2-0 no significó el título para los culés, a pesar de que todavía sigue en primera posición en la Liga española


Sobre esta noticia

Autor:
Don Mondolio (8 noticias)
Visitas:
3274
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.