Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Delegadof escriba una noticia?

La ciencia y los Ovnis

06/09/2018 16:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

LO que no quieren que tu sepas

Hace unos años, uno no podía darse el lujo de dar por cierto el fenómeno, pero para las fechas en que escribo este libro, el continuar negándose totalmente a admitir algo de lo que se han escrito cientos de libros y de lo que todos los días en la prensa, en la radio o en la televisión hay alguna noticia, constituye un acto de cerrazón mental y de tozudez que no dice nada bueno del que lo comenta. Todas las agencias de información, los responsables de las noticias y cadenas noticiosas, instituciones importantes y poderosísimas agencias gubernamentales de los gobiernos más fuertes del mundo, han dado órdenes repetidamente de silenciar todo lo referente a los Ovnis, y a pesar de ello el fenómeno como un ave fénix, revive constantemente contra la voluntad de los grandes en las páginas de los periódicos, en las pantallas de la televisión y hasta en los informes que los militares y la policía rinden a sus superiores. Un ejemplo típico de esto y muy bien conocido es el famoso informe Condón rendido por el científico del mismo nombre de Ia Universidad de Colorado (U.S.A.) a las autoridades de los Estados Unidos. Estas asignaron una cantidad sustanciosa de dinero para que el Dr. Edward Condón junto con un grupo de auxiliares que él había de escoger, estudiase el fenómeno Ovni desde un punto de vista científico. Pero a juzgar por lo que se ha ido descubriendo posteriormente, la orden que recibió el Dr. Condón fue la de sentenciar a muerte el fenómeno Ovni, dándole las apariencias de un veredicto científico, y al mismo tiempo desacreditar o desanimar a todos aquellos que se interesasen por la investigación del mismo. La Comisión finalmente publicó un extenso libro con todas sus «investigaciones» totalmente prejuiciadas y dio un veredicto final en el que decía que el fenómeno no merecía la pena de una investigación seria, porque su realidad era muy cuestionable. Hoy, muerto ya el Dr. Condón y conocidas todas las interioridades del proceso de investigación y hasta de la misma fabricación del veredicto final (que a lo que parece fue redactado a los comienzos de la investigación) todo el famoso informe está completamente desacreditado, teniendo sin embargo a su favor, el haber proporcionado a los investigadores sinceros muchísimos datos concretos y bien comprobados que hasta entonces habían estado ocultos, sepultados en los archivos secretos de la fuerza aérea y del ejército de los Estados Unidos. Naturalmente para la ciencia oficial, este veredicto fue la gran disculpa para no investigar una serie de hechos y de fenómenos que no encajan en ninguna de las ciencias. Cito al ilustre venezolano. Dr. Aniceto Lugo, con el que estoy totalmente de acuerdo: «Si ustedes toman un buen manual de historia de la ciencia, se quedarán asombrados de Ias cosas absurdas que han sostenido los científicos a lo largo del tiempo, convirtiéndolas en dogmas y petrificando el pensamiento humano con tenaz contumacia, incluyendo lustros muy cercanos a nosotros, para luego rendirse inevitablemente ante los descubrimientos y planteamientos de los investigadores heterodoxos que son los que principalmente hacen avanzar la ciencia». Cito asimismo al escritor John Keel, uno de los hombres que más sabe de Ovnis en el mundo entero y por otra parte uno de los pensadores más profundos de nuestra época: «Más que ningún otro grupo, los científicos están interesadísimos en la publicidad. Una publicidad adecuada puede conducir a la fama, la fortuna e incluso al premio Nobel. Pero el asociarse con cualquier tema marginal de investigación puede ser muy nocivo para la carrera de cualquier científico». Quedémonos tranquilos ante lo que los científicos o pseudo-científicos puedan decirnos acerca del fenómeno Ovni, ya que en realidad saben muy poco de él, y entremos directamente a ver en qué consiste. Aunque el fenómeno Ovni es tan viejo como la humanidad y muy probablemente anterior a la humanidad misma (más tarde ahondaré aún en esto), sin embargo, se puede decir que la humanidad masivamente cayó en la cuenta de él el año 1947 con el famoso episodio del piloto Kenneth Arnold. Este, volando en su pequeño avión por el oeste de los Estados Unidos, vio una serie de discos, que se desplazaban a gran velocidad; en cuanto llegó al aeropuerto dio cuenta de ello a las autoridades y las radioemisoras aquella misma noche, y los periódicos del día siguiente se encargaron de dar la noticia al mundo entero. Había nacido para la opinión pública el fenómeno Ovni y los objetos que lo causaron habían sido bautizados aquel mismo día por Kenneth Arnold con el infortunado nombre de platillos voladores. Esencialmente, podemos decir que los Ovnis son objetos o luces de origen desconocido, no fabricadas ni producidas por la mano del hombre, que cruzan el espacio mayormente de noche. Esta definición simplista necesariamente tendrá que tener muchas explicaciones. Digo objetos o luces porque hay que reconocer que la mayoría de los Ovnis son luces nocturnas más o menos grandes, que por su misma brillantez no nos permiten ver qué hay dentro de ellas, ni si, en realidad, están compuestas por un objeto sólido, o no. En la mayoría de los casos los Ovnis son luces o especie de bolas de fuego, sin embargo, hay innumerables casos en que no sólo son luces sino que se ha podido ver y comprobar la existencia de un objeto sólido, pesado y resistente a cualquier impacto (han derribado árboles gruesos y hasta casas y han resistido el impacto de las balas) que emite o no emite luz.


Sobre esta noticia

Autor:
Delegadof (78 noticias)
Visitas:
1805
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.