Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

La catástrofe de Tunguska y 2

05/10/2009 17:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La noche que siguió al incidente se advirtieron extraños resplandores y nubes noctilucentes en la costa atlántica europea y otras zonas. Testigos de la época afirmaron que podían leer un periódico en plena madrugada. Otros testigos relataron que a la 1:15 horas el cielo adquiría un fantasmagórico resplandor rosa-salmón confundiendo a los pájaros con el amanecer poniéndose éstos a trinar.

Area de devastación de Tunguska comparada a la superficie de Washington DC

La primera expedición científica fue tras la revolución rusa de 1917 a cargo del astrónomo Kulik que dejó inmortalizada la devastación en un histórico documental. Pero no fue hasta 1927 cuando Kulik llegó a la zona cero, una región pantanosa plagada de mosquitos donde no se encontraron ningún resto de ningún tipo.

Algunas hipótesis sobre lo que ocurrió en Tunguska son improbables por no decir poco serias: Mini-agujeros negros, antimatería, extraterrestres probando nuevos tipos de armas... Pero las probables son dos la cometaria y la asteroidal. Se sospecha que pudo tratarse de un pedazo del cometa Encke que se desprendió, el cometa Encke es el responsable de la lluvia de las Beta-Tauridas, de finales de junio. El cometa o lo que fuera no pudo avistarse por venir desde el Sol.

Los resplandores nocturnos asociados concuerdan con la hipótesis del cometa o asteroide. Serían millones de partículas de polvo pululando por la alta atmósfera desprendidas de un cometa.

El evento al parecer quintuplicó las concentraciones de óxido nitroso en la atmósfera actuales. Produciendo combinaciones con el vapor de agua para generar el dañino ácido nítrico (HNO3) responsable de la lluvia ácida y de la destrucción de bosques.

La capa ozonosférica a la latitud de Tunguska disminuyó en un 80% durante varios meses y en el hemisferio septentrional disminuyó el O3 estratosférico (ozono) en un 45% creándose un agujero y triplicándose la radiación nociva ultravioleta durante varios años. Medidas tomadas en Monte Wilson (1909-11) a 34ºN mostraron inequívocamente una merma del ozono de un 30%.

Eugene Shoemaker experto mundial en el tema calculaba la probabilidad de un suceso tipo Tunguska cada 300 años y uno cuatro veces mayor cada 1000 años. Si bien la gravedad del evento sería menor en caso de incidencia muy oblicua, peor en incidencia perpendicular, tal vez sería mucho peor si se tratase de un asteroide en lugar de un cometa.


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
5883
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.