Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cristobal Guzman escriba una noticia?

La calefacción más "sana"

19/06/2011 13:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La mayoría de los sistemas de calefacción habituales tienen sus pros y sus contras para el organismo. Pero si haces un buen uso de ellos ganarás confort y salud

Mantener una temperatura agradable en el hogar es prioritario en invierno. Sin embargo, y ante la diversidad de opciones de calefacción disponible, es importante elegir un sistema que sea repetuoso con el medio ambiente, y sobre todo, con tu salud.

¿Convención o radiación?

Convectores, radiadores, climatizadores... estos sistemas de calefacción por convección son los más extendidos y se basan principalmente en el movimiento de flujos de aire caliente, sin embargo, al mover el aire también se arrastra el polvo y partículas en suspensión que resecan el ambiente y afectan negativamente a la salud.

Problemas respiratorios. Las mucosas, que actúan como defensa frente a agentes infecciosos, se resecan y te hacen más propenso a gripes y resfriados. Coloca humidificadores o cuencos con agua sobre el radiador para contrarrestar este efecto.

Más riesgos de alergias. Circulan mayor número de partículas favorenciendo estos trastornos. Ventila todas las estancias de la casa 15 minutos al día.

Cansancio, agotamiento... Este tipo de calefacción crea un electroclima y un exceso de calor que tiene un efecto similar al de algunos excitantes. Primero estimulan la actividad para luego deprimirla. Procura evitar las temperaturas muy altas.

La mayoría de los sistemas de calefacción habituales tienen sus pros y sus contras para el organismo. Pero si haces un buen uso de ellos ganarás confort y salud

Por el contrario, los sistemas de calefacción por radiación -suelo radiante, muro radiante, estufa de obra o de hierro fundido - ahorran energía y no provocan estos problemas de salud.

Confort y ahorro energético.

Además de elegir el sistema más eficiente, es importante tener en cuenta:

La temperatura adecuada. La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica recomienda que no sobrepase los 20º C. Una temperatura idónea favorece una correcta respiración, potencia el sistema inmunológico y aporta vitalidad. Unos 18º C., con un sistema de calefacción por radiación son suficientes para estar confortables en invierno, a diferencia de los 22-23º C. que se precisan en la convección. Por eso con un suelo radiante ahorra un 5% de energía más que con los radiadores convencionales.

El diseño de la vivienda. En la medida en que se pueda hay que aprovechar la radiación solar como primera fuente de calor con grandes aberturas y acristalamientos orientados al Sur, y ventanas pequeñas al Norte. También conviene invertir en un buen aislamiento térmico de la vivienda para evitar fugas o corrientes de aire y ahorrar calefacción.


Sobre esta noticia

Autor:
Cristobal Guzman (54 noticias)
Visitas:
2739
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
    Personaje

    Comentarios

    Aún no hay comentarios en esta noticia.