Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fernandoar escriba una noticia?

La Biblioteca de Cataluña

01/08/2011 08:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las Bibliotecas públicas siempre han sido lugares acogedores para los vagabundos. Basta pensar en París, cuyas Bibliotecas son inseparables de la imagen de los clochards, que pasan en ellas el invierno, a cada cual más misterioso y enigmático. Se dice que entre los clochards de París se encuentran los hombres y mujeres más sabios de la ciudad. Si está sabiduría la han alcanzado como producto de su condición en las Bibliotecas de la ciudad o es anterior y en ella hay que encontrar la causa de su particular elección de vida continúa sin embargo siendo materia de disputa.

Sería un error sin embargo asumir que están ebrios. Como decía el excelente escritor de Los Ángeles y consumado borracho Charles Bukowski (1920-1994), los vagabundos que beben no tienden a frecuentar la biblioteca cuando tienen suficiente dinero para pagarse su ración de vino. No obstante, difícilmente encuentran un lugar mejor para pasar el tiempo cuando no tienen nada que comer o beber y sus caseros los han echado de casa o los buscan para demandarles el dinero que aún les adeudan. Después de todo al menos en la biblioteca se pueden usar los aseos gratuitamente, se está caliente en invierno, se puede escuchar el silencio y es posible vivir infinitamente otras vidas.

Charles Bukowski sabe bien de lo que habla. Después de todo él fue en su juventud uno de esos vagabundos que bebía, leía y pasaba hambre para ser escritor. Era en la Biblioteca Pública de Los Ángeles donde realizaba, a tiempo completo y con una dedicación que era en sí misma una obra maestra, las dos últimas actividades. Después de devorar secciones enteras de libros en su mayor parte insustanciales que no le decían nada de nada, un día se topó con un ejemplar de una novela llamada Pregúntale al polvo, de un tal John Fante, que afirmó su vocación de escritor definitivamente frente a cualquier tipo de adversidades y cambió para siempre su vida.

Fue, por usar la expresión con la que Lorca se refirió en una carta a su amor por Dalí, como tener una moneda de oro en la mano y no poder ni querer soltarla. Es incontable el número de personas que a lo largo de los años ha sentido en las Bibliotecas Públicas similares epifanías. Se trataría de una lista infinita. Gente sin otra posibilidad muchas veces de acceso directo a la información y la cultura. Sin embargo, una más de las víctimas inocentes de la crisis económica, y no parece un fenómeno del todo casual, son precisamente las Bibliotecas públicas—que paradójicamente son un lugar de estudio, formación y busca de empleo para muchos parados—consideradas por muchos gobiernos más como un gasto inútil que como una inversión.

Es el caso de la bellísima Biblioteca de Cataluña (http://www.bnc.cat/), que este año no recibirá ninguna subvención ministerial confirmando que las Bibliotecas públicas, centenares de ellas han sido cerradas este año en Europa, empiezan a convertirse en una especie en extinción.

Paul Oilzum

Se trata de un precioso edificio situado en el conjunto civil gótico más importante de Cataluña, el antiguo Hospital de la Santa Creu. No deje de visitarlo cuando alquile apartamentos en Barcelona En pocos sitios como en su bellísimo claustro encontrará tanta paz.

Contáctame


Sobre esta noticia

Autor:
Fernandoar (1361 noticias)
Fuente:
only-apartments.es
Visitas:
1940
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.