Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Francisco Bullón escriba una noticia?

La bella y la bestia

31/01/2010 21:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Naomi Watts será, junto a Craig, la protagonista de un nuevo filme de suspense: "Dream House"

Naomi Watts es un claro y rubio ejemplo de las piruetas que tienen que hacer hoy en día los artistas con talento para no caer del candelero del séptimo arte, que somete como nunca a sus estrellas a todo tipo de pruebas gimnásticas y acrobáticas, y uno se pregunta si habrá dejado el cine de ser un arte y se habrá convertido en una especie de deporte olímpico; hace ya algunos años que parece que los actores de cine se limitasen a ponerle cara o a dar la cara por los sufridos especialistas.

Ahora que estamos en la edad del pavo de la nueva era (cibernética) del espectáculo, frente a la oferta artística nos comportamos, como es natural, como adolescentes caprichosos, y dejamos las películas a medias, nos saltamos los títulos de crédito y curioseamos displicentes en el gran supermercado virtual del entretenimiento donde se apilan desordenadamente las obras maestras de todo tipo junto con el último bodrio de turno, el chóped, los i-pods y las longanizas. Los periodistas profesionales son los únicos obligados a permanecer en la trinchera de una actualidad cada vez más volátil, los demás no tenemos el tiempo suficiente para dedicárselo a una cosa tan efímera. Uno rara vez ve las películas cuando se estrenan, si es que lo hacen, sino cuando se tropieza con ellas por azar o te dan en la cara como esos periódicos pasados de fecha que arrastra el viento en un día de tormenta.

Yo, a Naomi Watts, la vi por primera vez en «El Divorcio», una cinta que se cruzó a destiempo en mi camino, o sea: en el camino de alguien que no iba a ninguna parte ese día (y en realidad casi todos los días). Unos la verían por primera vez en otro momento o en otra película; en el velo pintado quizás, que yo no vi. El velo de Maya, por supuesto: la ilusoria realidad del cine que es doblemente ilusoria que la realidad real en tiempo real, la otra es en tiempo irreal ¿Existe el tiempo real? ¿Existe Naomi Watts o es una aparición virtual? Tiene esa cosa irreal e ideal de algunas mujeres británicas que parecen de tisú. Ella fue la esposa ideal de un francés en la cinta donde yo la descubrí: Le Divorce, que por eso quizás la abandona en cinta en la cinta el francés de marras, por demasiado ideal, demasiado perfecta, demasiado íntegra, demasiado poética. Verdaderamente estaba perfecta en su papel de esposa perfecta en el mencionado filme, aunque al parecer nadie se dio cuenta de lo perfecta que era hasta que rodó a las órdenes de Iñárritu otra -soberbia- cinta («21 gramos») donde vuelve a quedarse en cinta en el momento más crítico.

De ahí mi consternación y mi escándalo cuando la vi haciendo tontas piruetas frente a la bestia: King Kong o el gran gorila convertido en símbolo perfecto y a lo bestia del público, el cual, por si no lo saben, es designado a veces, en la jerga de los profesionales del espectáculo, precisamente con ese escalofriante nombre: La Bestia. ¿Se imaginan a Greta Garbo dando volteretas frente a la cámara? El mero hecho de bailar por unos instantes una especie de pseudo conga de Jalisco en su último filme le acarreó el más estrepitoso fracaso y acabó con su carrera para siempre. Aquellos eran otros tiempos más estáticos y mayestáticos del séptimo arte. Naomi Watts es uno de esos raros ejemplos de actriz con «mirada». Un rasgo que debería ser fundamental en cine y que comparte curiosamente con Adrien Brody, su pareja en ese exitoso filme fallido. Fueron, las suyas, dos intensas miradas desaprovechadas. King Kong no recuerdo si tenía o no mirada. Tenía una jeta descomunal en todo caso como el director, imagino.

Ahora va a rodar con Craig un thriller «Dream House» a las ordenes de Sheridan (el de «Mi Pie Izquierdo») que ya veremos si sabe sacar partido de sus hermosos ojos azules.


Sobre esta noticia

Autor:
Francisco Bullón (10 noticias)
Visitas:
5869
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.