Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blogdefarmacia escriba una noticia?

La alimentación en los niños

24/01/2011 00:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La alimentación en los niños

los ninos 300x235 La alimentación en los niños

Comer más no significa comer bien, ni mucho menos, estar alimentados.

Hay muchas cuestiones a tener en consideración en la alimentación de los niños, desde su nacimiento y a medida que estos crecen y se desarrollan.

En el primer año de vida resulta esencial la lactancia natural o la alimentación pecho. La leche materna contiene las mejores proteínas, los hidratos de carbono de mejor absorción y la calidad y proporción justa de grasas.

Se ha comprobado que el contacto y tibieza maternos previenen muchos trastornos de inapetencia o bulimia del adulto.

El apetito está influido no sólo por la necesidad de recobrar energía sino también por estímulos agradables. Por ello es tan importante comer en un ambiente tranquilo, reconociendo la alimentación como importante para la vida.

No todos los alimentos contienen la misma cantidad de energía. Los muy ricos en agua tienen menos que los secos (una manzana proporciona menos energía que una nuez). Para estar sano es importante incorporar la cantidad de energía necesaria para mantener nuestras funciones vitales, crecer y desarrollar la actividad física deseada.

La forma más conocida de medir la energía que se consume es la caloría. Esta, es la cantidad de calor que produce la combustión de los alimentos ingeridos. Un niño de 6 años requiere alrededor de 1.800 calorías diarias, uno de 12 requiere de 2.500 calorías.

Las vitaminas, los minerales y el agua no aportan energía pero son nutrientes valiosos para el organismo.

Rara ves un niño le dirá que no a unas hamburguesas o patatas fritas, ravioles u a otras clases de pastas. Pero los vegetales son un gran aporte nutritivo que puede incorporarse en su alimentación diaria.

Los vegetales como la espinaca, las lentejas, los garbanzos y porotos son muy buenos proveedores de hierro y vitaminas. Pero hasta los 7 u 8 años, un niño no desarrolla lo suficiente las velocidades intestinales para absorber alimentos muy fibrosos. De modo que buena parte de del hierro se excreta, con riesgo de una anemia ferropénica. La solución a este problema es tamizar, previamente a la cocción, estos alimentos y suministrarlos como puré desprovisto de la película de celulosa. Teniendo en cuenta la importancia de las fibras, será muy bueno acostumbrar a los pequeños a alimentarse con alimentos fibrosos, como el pan, la ensalada de frutas, etc.

La falta de fibras favorece a la constipación y puede, en la vida adulta, favorecer el cáncer de colon.

Blog de Farmacia


Sobre esta noticia

Autor:
Blogdefarmacia (7914 noticias)
Fuente:
blogdefarmacia.com
Visitas:
4422
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.