Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

Kia Soul 1.6 CRDi VGT BURNER: El dueño del tráfico en la ciudad

20/02/2010 15:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si estás cansado de los pequeños urbanos redondeados como pelotas o altos y desproporcionados, el Kia Soul puede sorprenderte. Es un urbano de los 'creciditos' (mide 4, 10 metros de largo) y tiene una imagen poderosa que confunde y hace pensar que es un todocamino

Pero no, el Soul no está pensado para salir del asfalto y tampoco irse muy lejos de las grandes ciudades. No se arruga si hay que afrontar un viaje largo, pero no es su especialidad.

Amplitud y visibilidad

KIA SOUL 1.6 CRDi VGT BURNER

Uno de los puntos fuertes del Kia Soul es su amplitud interior, el habitáculo es grande y con mucha altura libre. Pero además, la superficie acristalada es muy grande, la visibilidad muy buena y multiplica la sensación de espacio.

KIA SOUL 1.6 CRDi VGT BURNER

En las plazas traseras tampoco hay agobios, sólo pediremos más anchura para tres adultos, ¿pero qué urbano la tiene? Lo que sí resulta escaso es el maletero pensando en darle un uso más genérico. Sus 222 litros de capacidad se quedan escasos si pensamos salir de viaje. La bandeja es rígida, fija y requiere bastante habilidad para ponerla y quitarla.

El Equipamiento no desmerece en absoluto y ofrece muchos detalles que no tienen modelos de categorías superiores. A modo de ejemplo podemos citar el ESP, el airbag del pasajero con desactivación manual, volante de cuero con mandos del equipo de sonido, MP3, toma USB... Lo curioso es que no puede llevar ni en opción un simple ordenador de a bordo.

Un motor que convence

El propulsor Diesel elegido para el Kia Soul es un 1.6 de cuatro cilindros que desarrolla una potencia máxima de 128 CV a 4.000 rpm y un par motor de 260 Nm a 1.900 vueltas. Le falta un poquito de fuerza en baja, pero lo compensa sobradamente con el empuje que tiene a partir de unas 1.800 rpm.

El cambio es de cinco velocidades, no brilla por su precisión ni tacto, pero tampoco se puede decir que sea malo. Acelera de 0 a 100 en 11, 3 segundos y la velocidad máxima es de 182 Km/h. Son cifras que no impresionan, pero las recuperaciones son buenas y es un coche muy ágil.

Los consumos homologados son de 4, 6 litros en carretera, en ciudad 6, 3 y 5, 2 en ciclo combinado. En conducción real se acerca a los 6, 5 litros de media, aunque es posible rebajar esta cifra si nos negamos a disfrutar de la patada en medios del motor.

KIA SOUL 1.6 CRDi VGT BURNER

¿Sólo ciudad?

Por tamaño no es descabellado pensar en viajar con el Kia Soul aunque no podamos llevar mucho equipaje, de hecho es perfectamente capaz de rodar a buen ritmo en carretera.

El problema lo encontramos en unas suspensiones duras que restan comodidad y le hacen rebotar un poco de atrás. La estabilidad lineal tampoco es su fuerte y le afecta bastante el viento lateral. Otro punto a tener en cuenta es el ruido aerodinámico, con unas formas tan cuadradas es lógico que suene un poco al rodar deprisa.

KIA SOUL 1.6 CRDi VGT BURNER

Al margen de todo esto, puede rodar con carga a buen ritmo y no se descompone en los largos curvones de las autopistas. Pero claro, no es lo suyo, el Soul se mueve mejor por la ciudad y sus alrededores.

En este escenario, lo único achacable es la sonoridad mecánica a bajas vueltas y lo duros que parecen los baches con sus llantas de 18 pulgadas y las suspensiones tan firmes. Lo demás son todo bondades. Es alto, cómodo, de fácil acceso a todas sus plazas, tiene una visibilidad impresionante y encima corre que se las pela.

Cuando encuentras tráfico se mueve mejor que muchos urbanos mucho más pequeños, porque en el Soul no vas enlatado buscando el ángulo en el retrovisor para ver si viene alguien. Con el Soul lo ves todo gracias a su posición elevada, 'de jefe', y tiene un motor que empuja con muchas ganas. Tanto que ese diablillo que todos llevamos dentro nos hizo buscar un tramo con infinidad de curvas para ver cómo se las gasta el Soul... Y aprobó con nota. Balancea muy poco, sigue la trayectoria mejor de lo esperado y no presenta muchas pérdidas de tracción. Al Soul le va la juerga.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3892 noticias)
Visitas:
17378
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.