Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog 20 minutos - Arsenioescolar escriba una noticia?

Kennedy, sexo desaforado

04/06/2011 09:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

‘ Nuestro hombre es un ciudadano americano que ocupa un alto cargo en el gobierno, casado y padre de una familia joven, que opina que la monogamia rara vez ha sido el acicate de la vida de un gran hombre. Siempre ha tenido mujeres -numerosas mujeres, consecutiva y simultáneamente, entre ellas amigas de la familia, herederas, figuras mundanas, modelos, actrices, amistades profesionales, esposas de colegas, golfillas y prostitutas-, a raíz del descubrimiento juvenil de que a él le gustaban las mujeres y a ellas les gustaba él’ .

Así comienza Un adúltero americano, una novela diríamos que basada en hechos reales sobre John Fitzgerald Kennedy escrita por Jed Mercurio, un médico y escritor británico. Aquí la edita Anagrama.

Sexo y política, entrepierna y poder. JFK está lleno de achaques de salud (‘ la enfermedad de Addison, deficiencia tiroidea, reflujo gástrico, gastritis, úlcera péptica, colitis ulcerativa, prostatitis, uretritis, infecciones crónicas del tracto urinario, infecciones dérmicas, fiebres de origen desconocido, colapso vertebral lumbar, osteoporosis de la columna lumbar, osteoartritis del cuello y del hombro, colesterol alto, rinitis y sinusitis alérgicas y asma’ ) y tiene una pulsión sexual desaforada.

Hay docenas de frases redondas: ‘ Las jóvenes hermosas a veces recompensan con sexo la posición o los méritos de los hombres, y nuestro hombre lo considera un tributo adecuado y lo recibe con mayor gratitud que una medalla al civismo’ . ‘ El sexo es el golf de nuestro hombre: un par de hoyos rápidops y terminar el circuito lo antes posible’ . ‘ Para él, el reto más peliagudo de la transacción sexual es, hasta la fecha, el momento que ahora afronta, el rito de la separación postcoital, en que siente un deseo apremiante de deshacerse de la chica que se ha tirado’ .

Entre el bosque lejano de personajes, se atisba a Nikita Jruschov, Harold MacMillan, Gene Tierney, Judy Garland, Liz Taylor (‘ Nuestro hombre una vez propuso a Liz Taylor como una posible candidata a las diversiones de Palm Springs, pero Frank [Sinatra] opinó que era inasequible debido a una exagerada obediencia a sus votos de matrimonio’ )… y en primeros planos a una intrigante y alocada Marilyn Monroe:

El presidente ayuda a Marilyn a quitarse el abrigo de armiño y luego prepara unas bebidas.

-Cuánto me alegro de verte -dice.

-Cuánto me alegro de verte yo a ti, señor pre-si-den-te -dice ella con una risita.

-Y tú eres mi primera dama -dice él, aunque ella no capta la ironía.

Él mira su pelo rubio y el bulto prominente de sus pechos, y poco después tose su veneno sobre ella’ .

Y a un Frank Sinatra tan sexualmente desaforado como JFK: ‘ Tiene un apetito de mujeres tan desmedido como nuestro hombre. Era capaz de poseer a dos o tres en un día, o incluso simultáneamente, y rugía como el cabecilla de una manada de leones si otros machos invadían su territorio’ .

Si lees la novela en paralelo con algunas informaciones de estos días sobre Dominique Strauss-Kahn probablemente la disfrutes más. ¡JFK y DSK se complementan!


Sobre esta noticia

Autor:
Blog 20 minutos - Arsenioescolar (681 noticias)
Fuente:
blogs.20minutos.es
Visitas:
1225
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.