Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Kelly escriba una noticia?

Juzgan a Greenpeace por haber denunciado la fabricación en España de bombas racimo

15/06/2009 19:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hoy Arrancó el juicio contra activistas de Greenpeace que en mayo de 2008 asaltaron la empresa Expal, fabricante de bombas racimo, como protesta por la producción de este tipo de armamento en España. Esta protesta formó parte de la campaña que Greenpeace desarrolló contra las bombas de racimo. Los activistas de Greenpeace que están siendo juzgados mostraron en público los documentos que prueban las actividades de las empresas que producían estas bombas en España.

Tras esta campaña se consiguió que el Gobierno prohibiera en España este tipo de armamento, lo que convirtió al país, el pasado 18 de marzo, por decisión de Congreso de los Diputados, en uno de los primeros en ratificar el Tratado de Prohibición de las Bombas de Racimo y en incorporar la norma a su ordenamiento legal.

Juan López de Uralde, director de Greenpeace:

Deberían sentarse en el banquillo los que se han enriquecido produciendo y comercializando estas armas repugnantes, y no nuestros activistas. Precisamente gracias a su compromiso hemos conseguido que se prohíban definitivamente en España, y que un Convenio Internacional las prohíba en todo el mundo. En vez de llevarles a juicio, deberían darles las gracias a los activistas

Una bomba de racimo está formada por una bomba ‘ contenedor’ que puede ser lanzada desde tierra, mar o aire y que, al abrirse durante la trayectoria, expulsa cientos de submuniciones que se dispersan por amplias superficies. En teoría, estallan cuando alcanzan el suelo, pero esto no siempre es así, actuando de forma indiscriminada y con altas tasas de error, incluso años después del fin del conflicto.

Entre el 5 y el 30 por ciento de las municiones no estallan y quedan dispersas sobre el territorio, actuando después como minas antipersonales. Están diseñadas para matar y no sólo para herir o mutilar.

Afectan sobre todo a la población civil, que son el 98 por ciento de sus víctimas, en especial los niños, que son atraídos por sus colores y formas llamativas.


Sobre esta noticia

Autor:
Kelly (187 noticias)
Fuente:
pepegrillo.com
Visitas:
24035
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons Reconocimiento 2.5
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.