Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Juegos de rol con niños a qué edad iniciarse, con cuáles empezar y qué beneficios les aportan

15/05/2020 07:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los aficionados a los juegos de rol suelen compararlos, en cierta manera, a los cuentos. En los libros, las historias se leen, mientras que en el rol las historias se juegan. "Cuando hablamos de los juegos de rol nos estamos refiriendo a un escenario más o menos estructurado en el que varias personas interpretan unos personajes que les llevan a través de una historia", señala la psicóloga Julia Iriarte, creadora y directora del blog BAM! - Ocio Alternativo Familiar (Mejor Blog de la Blogosfera en los Premios 20blogs concedidos por 20Minutos).

Por esta razón, suelen resultar tan atractivos para niños y adolescentes: "Tienes un personaje que además te creas tú mismo y con el cual recorres parajes y vives aventuras junto con los otros personajes de otros amigos y familiares", añade.

Para esta experta en ocio alternativo, el tiempo obligado en casa puede convertirse un momento idóneo para iniciar en esta modalidad de juego a los más pequeños de la casa: disponemos de más tiempo en familia y necesitamos actividades alternativas y novedosas para entretenernos. Además, y a pesar de lo que a priori se podría llegar a pensar, se puede comenzar a jugar a una edad temprana.

"Hay un juego típico de rol, el Pequeños detectives de Monstruos , que se recomienda desde los tres años. Mi opinión como psicóloga es que es más recomendable a partir de cuatro. A esa edad los niños ya pueden centrarse en la historia que les estás contando e interpretar un personaje, y a partir de cinco y seis años se puede jugar un poco mejor a rol en mesa, que es cuando tienes una ficha y todo lo que haces lo imaginas: imaginas que entras en una casa o en una cueva, que te encuentras un poni y tienes que hacer algo con él... Así que cuatro años para jugar en vivo y cinco o seis años para jugar en mesa con reglas sencillas", explica iriarte.

Los especialistas en rol diferencian dos modalidades principales de juego. La más clásica es el rol en mesa, donde los jugadores y un narrador/máster se sientan alrededor de una mesa, escudados por las fichas de personaje y armados con los dados. Y luego está el conocido como rol en vivo, donde prima la interpretación. Los jugadores suelen estar caracterizados para la ocasión, hablan y actúan como sus personajes e, incluso, el escenario puede estar debidamente ambientado.

En cuanto a los mejores juegos para iniciarse, Iriarte lo tiene claro a la hora de ofrecer sus recomendaciones: "Yo suelo empezar con Pequeños Detectives de Monstruos porque me parece el más accesible y el más sencillo. Hay uno gratuito que se encuentra online, con reglas muy básicas, que se llama Aventuras y misterios; y Monster Kid, que en realidad es un juego de mesa pero tiene un juego de rol dentro, y que es tan sencillo que con cinco años los niños ya pueden jugar, crear su propio monstruo y vivir aventuras. Luego, a partir de seis años, Magissa es de los más jugados. Muy sencillo, adaptable y bonito porque recuerda al clásico Dragones y mazmorras. También recomendamos mucho un juego bastante reciente que se llama Tiny Dungeon (Diminuta mazmorra), porque es un sistema muy sencillo y visualmente muy bonito".

¿Qué deberíamos hacer cuando en casa conviven niños con edades muy diferentes pero todos quieren jugar una partida? Para la especialista en rol esta es una de las cuestiones más frecuentes y también más complicadas de resolver para que no surjan conflictos. "Lo que no debemos hacer es presionar al pequeño para que juegue a juegos que no están adaptados a su edad porque les puede crear una frustración y una ansiedad totalmente innecesarias pero también es verdad que muchas veces son los propios pequeños los que quieren participar en lo que hacen los mayores. Así que, generalmente, los pequeños se van a animar con juegos que están quizás uno o dos años por encima de su edad y los mayores normalmente tienden a adaptarse para jugar con los pequeños hasta que llegan a cierta edad y ya solo quieren jugar con adolescentes".

Para Iriarte lo ideal es intentar jugar en familia para adaptarse a esta circunstancia: "Hay juegos que funcionan muy bien y siempre se puede ayudar un poco al pequeño o decirle 'juega en mi equipo' o 'tú me ayudas y yo te ayudo' para que el mayor también pueda jugar. Los juegos de rol, en realidad, son muy adaptables porque al mayor le puedes dar una serie de desventajas o dificultades de manera que su rol sea más difícil o tenga más responsabilidades en el equipo y el pequeño tenga alguna ventaja, algo que le proteja o que le dé cierto protagonismo pero que sus acciones sean más sencillas. En el rol es más fácil intentar equilibrar para que puedan intervenir y que los dos se sientan realizados con la tarea que van a realizar".

Como ya señaló la creadora de BAM! en esta entrevista con 20Minutos son innumerables los beneficios que cualquier juego, ya sea de mesa o de rol, puede aportar a niños y adolescentes. Estos son algunos de los más destacados:

Matemáticas: En rol se trabaja constantemente el cálculo y la estadística, lo que genera una agilidad mental muy positiva para el niño.

Imaginación: El niño crea e interpreta un personaje en una historia donde debe realizar diferentes acciones. "En el futuro le ayudará, entre otras cosas, a buscar soluciones alternativas a los problemas que se le vayan presentando en la vida", señalan en BAM!

Toma de decisiones: El niño debe decidir entre distintas alternativas que se le ocurren o le son planteadas. "Es muy importante que los niños comprendan que está en su mano tomar decisiones porque su criterio es igual de válido que el de cualquier otra persona. Eso también fomenta a la larga su confianza en sí mismos y su autoestima".

Responsabilidad sobre las consecuencias: La toma de decisiones conlleva además que el niño tiene que hacerse responsable de lo que ha decidido.

Vocabulario: En BAM! Lo explican que "durante la partida tienen que expresarse correctamente y hacerse entender y, muchas veces, de cómo se expresen puede depender que consigan su objetivo en el juego".

Trabajar en equipo: La mayoría de las veces los personajes tienen características que se compensan entre sí por lo que el equipo necesita de todos sus componentes.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (42183 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
697
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.