Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Seduccionysuperacion escriba una noticia?

Juego Externo Avanzado II; Teoria del Pescador Emocional (III) un método concreto para una mujer concreta por Herous

02/12/2010 17:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Partimos de la base que hombres y mujeres somos diferentes entre nosotros. Sumamente diferentes añadiría yo, mucho más de lo que nos imponen a golpe de telenovela televisiva o la visión de lo políticamente correcto con la que se pretende igualar géneros a todos los niveles, sexual incluido.

Somos tan diferentes, que somos de las pocas especies reconocibles por géneros con sólo el sentido visual.

Todas las mujeres tienen varios aspectos en común que no tienen con ningún hombre. Y viceversa. Y no sólo los meramente reproductivos. Por tanto, es lógico desprender que también a nivel interno, intelectual, químico, ellas comparten ciertos patrones que se repiten entre ellas y difieren de los masculinos.

Lo que acaba por desprender de que ciertos patrones idénticos aplicados a cualquier mujer, acabarán por estimular en ella la misma respuesta que daría cualquier otra. Bajo esta premisa se cimienta la base de la seducción científica, base que comparto por completo pues es pura ciencia, observación y deducción en resultado.

Un tipo de seducción que te hará conseguir a un elevado % de mujeres. Por tanto, si falla con alguna de ellas, lo más fácil y que se ha recomendado siempre no es cambiar el método, sino cambiar el objetivo. En el fondo, puede darte igual pescar una sardina que otra, porque lo que te gusta es pescar y disfrutas con ello. Lo que vengo a aportar en esta ocasión, es que teniendo la base clara, para cazar tiburones no nos servirá sólo aplicar la base genérica, pues debemos conjugar bien los otros dos factores de la ecuación para que sea perfecta: el método y la chica.

Hasta ahora, manteníamos el mismo método para todas y cambiábamos la chica. Ahora lo haremos al revés, una vez elegida la chica, aprenderemos a adaptar e incluir ciertas variables en el método para hacerlo único y personalizado a ella. ¿Cómo hacerlo? primer paso: conociendo bien a nuestra target, más allá de dar por bueno los criterios de atracción inherentes a su género que conforman el método universal.

Podríamos establecer una división simplista de 2 tipos de chicas: las que son conscientes de sus propias emociones y las controlan… y las que no. Y cada una, tiene su dosis justa de juego. ¿Cómo saberlo? hay muchas pistas.

Cuanto más avanzada en edad, culta, experimentada e inteligente emocionalmente es una mujer, más consciente es de la lucha en su interior de lo que quiere y lo que le conviene. Lo que quiere suele venir por ese determinismo genético de desear las cualidades del macho alfa y lo que le conviene es una mezcla

fruto del conocimiento de sus deseos y limitaciones.

Por tanto, uno de los objetivos prioritarios del seductor en la escalada, será el conocer (ya veremos cómo de una forma sútil que pase desapercibido ante ella y a la vez nos proporcionará cualificación) con qué tipo de chica estamos tratando. Podemos establecer una escala del 1 al 10 en el grado de consciencia de una persona (mujer en este caso) sobre sus deseos innatos al género, identificarlos y en su caso, establecer una coexistencia con las conveniencias:

Si es la concursante poligonera de un reality show que acaba de cumplir 18 y el suspenso escolar es tan habitual como el pintalabios y los condones en su bolso, podemos decir que su grado es de 1 sobre 10. Si tratamos con una experimentada profesora de Arte que pasa de la cuarentena, ha tenido numerosas relaciones previas, independiente y con hijos deseando empezar una nueva vida, podremos darle un 9 sobre 10.

Ahora bien, esto no las exime de sentir, reaccionar o sucumbir ante la llamada de la naturaleza, ante el método genérico, por mucho que no les convenga, sino una capacidad para afrontarla o rechazarla. Así, una que obtenga un 1, será sumamente fácil de seducir activando los interruptores habituales (preselección, fortaleza mental, machoalfismo, etc) la 9 a nivel de conciencia, también agradecerá los mismos, pero en una medida mucho menor que deberá ser complementada con un juego más racional, orientado no tanto a la parte de su psique reproductiva sino a la adquirida por el entorno, a su inteligencia emocional.

Llegados aquí, deberemos plantearnos también qué queremos. Si un coito nocturno de fuck& forget o una posible relación duradera. Y jugaremos de forma distinta para ello. En la próxima entrega conoceremos cómo identificarlas y posteriormente, cómo posicionar las cartas en el juego para calcular la dosis justa de seducción científica y seducción emocional que debemos darle a cada una de ellas, analizando sus diferencias individuales y pudiendo de ese modo ser adaptable de forma universal a cualquier mujer ideando un método concreto para una mujer concreta, aceptando el resto de seducir a ESA mujer en lugar de optar por probar con cualquier otra con el método de siempre. Porque ya no te sirve cualquiera.

Es hora de cazar tiburones.

Herous


Sobre esta noticia

Autor:
Seduccionysuperacion (788 noticias)
Fuente:
seduccionysuperacion.com
Visitas:
1629
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.