Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Judit Giró: "Más que creer que en el futuro se va a encontrar la cura contra el cáncer yo creo más en la prevención"

0
- +
04/12/2020 08:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Judit Giró es ingeniera biomédica y este año ha ganado el Concurso James Dyson Award 2020 con The Blue Box. Un dispositivo que será capaz, en el futuro, de detectar el cáncer de mama a través de la orina. Dado que el cáncer sigue siendo una enfermedad arraigada hoy en día, cualquier proyecto que pueda mejorar su diagnóstico es bienvenido. Esto es lo que nos cuenta Judit.

Hola Judit, has ganado el Concurso James Dyson Award 2020, en un año un poco convulso, ¿cómo te hace sentir este premio? Es un premio que me hizo sentir una gran emoción al ganarlo porque admiro mucho a James Dyson y él escogió nuestro proyecto, así que me hizo sentir muy bien.

El cáncer de mama sigue siendo un problema grave, pero afortunadamente se ha avanzado mucho para detectarlo a tiempo. Sin embargo, ¿qué opinión te merecen los métodos actuales para la detección de este tipo de cáncer? Actualmente contamos con la mamografía que es el mejor método que tenemos, de hecho, salva muchísimas vidas cada año. Pero, según la Organización Mundial de la Salud es necesario que exista un método que sea un sustituto de la mamografía porque ahora mismo no hay una manera lo suficientemente eficaz para prevenir la mortalidad del cáncer de mama de todas las mujeres del mundo.

¿Aumenta el riesgo de cáncer las mamografías? La mamografía, aunque salva muchas vidas, es radiante. Si tú abusaras de la mamografía podrías aumentar la probabilidad de padecer cáncer de mama. Es por este motivo por el que las mujeres se someten a este proceso, como máximo, una vez al año. Después, también, hay muchísimas mujeres que no van por el dolor o porque tienen que perder toda la mañana. Esto pone en desventaja a las mujeres. Por eso, hay una necesidad real de tener una alternativa a la mamografía

¿Cuál fue tu motivación para diseñar The Blue Box? Viene de una frustración. Yo soy una mujer que estoy estudiando ingeniería biomédica para encontrar soluciones para mejorar la salud y estoy viviendo en un mundo en el que las mujeres están en clara desventaja en cuestión de salud. No estoy conforme con esto. Además, me pareció que uno de los campos donde había mayor desigualdad era en el campo del cáncer.

¿Por qué elegiste este nombre? Porque, realmente, si yo quiero cambiar lo que se está haciendo hay que proporcionar una herramienta que llegue a todas las casas. Una herramienta que puede usar cualquier persona independientemente de si es experta en biomedicina, oncología o cualquier otra cosa. Así que la blue box es una caja, es azul y ya está.

Háblanos un poco sobre The Blue Box, ¿cómo funciona? La blue box se tiene que imaginar como una cajita en la que dentro hay unos sensores específicos para que detecten moléculas en la orina cuya presencia o ausencia denotan cáncer de mama, es decir, biomarcadores de cáncer de mama. A veces, con la observación estos son invisibles, es por esto por lo que es necesario integrar inteligencia artificial en la blue box y de esta manera sí se puede diagnosticar el cáncer. Ahí donde no puede llegar la inteligencia humana, nosotros llegamos gracias a recoger muchísimas pruebas de orina.

¿Puede hacerse una mujer todas las pruebas que quiera? Se puede usar las veces que tú quieras. Mi idea de futuro que la blue box esté en todas las familias y que las mujeres la puedan usar tan frecuentemente como ellas quieran porque como no duele, no radia... Dependerá si tienes antecedentes de cáncer de lo que tú doctor te recomiende.

Indicas que The Blue Box será de bajo coste, ¿era este un objetivo primordial para que pudiese llegar al mayor número de personas posibles? Sí, el valor principal de la blue box es el software, por eso principalmente nuestro modelo de mercado va a ser a través de suscripciones. Así, las personas que estén suscritas van a recibir actualizaciones de software. ¿Por qué? Porque cada vez que una mujer utiliza la blue box lo que está haciendo es proporcionar la lectura de su orina y afinar su diagnóstico. Nosotros podemos usar cada lectura mejorar la blue box.

¿Cuál es su vida útil? Esto todavía no lo conocemos porque la blue box es el prototipo. El que va a llegar al mercado no va a ser este porque hay que testearlo, este está hecho en impresora 3D... Entonces no sé cuándo va a haber un prototipo final, pero será como un electrodoméstico más, tiene que durar.

¿Cuál podría ser su precio? Estimándolo, el precio de manufacturar una blue box podría ser de unos 80 euros. Si se produjera en masa el precio bajaría. La parte clave son los sensores que hay dentro y otros mecanismos. No es especialmente cara, lo caro es el mantenimiento del software que es nuestro valor principal. Pero si tú tienes una comunidad muy grande de gente que lo está usando te puedes permitir invertir muchísimo en software. Esto es lo que queremos. Queremos calidad.

¿Puede ser vital este producto para evitar que una mujer desarrolle cáncer metastásico? Yo creo que sí. Desde mi punto de vista la medicina del futuro es una que no cura, sino previene. La mortalidad del cáncer es tan proporcional al momento en el que se detecta que más que creer que en el futuro se va a encontrar la cura contra el cáncer yo creo más en la prevención porque considero que el cáncer va a ser la manera natural de morir de toda la gente.

¿Cuál es el porcentaje de fiabilidad de The Blue Box? Esto aún no lo puedo decir seguro. Yo con el doctor Guman hace unos años en el hospital Sant Giau de Reus estuvimos recogiendo muestras de orina de pacientes del hospital que tenían cáncer de mama. En total recogimos 90 muestras de orina de mujeres con cáncer de mama que tenían metástasis avanzada, por lo que era más fácil de detectar con la blue box. Es este caso obtuvimos un 75% de sensibilidad. Después, en la Universidad de California, con mi amigo y cofounder Billy, añadimos inteligencia artificial a la blue box y ahora su fiabilidad es superior a un 95%. Pero claro, ahora mismo solo puedo decir que funciona con cáncer avanzado. Ahora nuestro objetivo para 2021 es recolectar como mínimo 300 muestras de orina en hospitales de España y en la Universidad de California, en la que estoy trabajando ahora, usar una parte de estas muestras para entrenar el algoritmo, es decir, optimizar la blue box para conseguir su máximo rendimiento, y después usar una parte de las muestras para testear.

¿Cuándo crees que podría estar The Blue Box en el mercado? Si esto sale bien, en 2021 estará destinado para el estudio clínico y optimizar la blue box, 2022 va a ser para la FDA apruebe el producto con un medical device y en 2023 vamos a intentar pasar la regulación europea del medicamento. Si todo esto sale de manera positiva entonces ya tendremos permiso para entrar en el mercado.

¿Cuál podría ser el impedimento para que esto no llegase a buen término? Esto es inteligencia artificial, es decir, en sí no tiene límites. El único límite es cuántas muestras tienes para entrenar esa inteligencia. Lo que necesitamos son hospitales que confíen en nosotros y se quieran sumar al proyecto.

¿Crees que la Blue Box podría servir para detectar otros tipos de cáncer? Esa es la esperanza. Ahora no porque solo hemos recogido muestras para cáncer de mama. Pero a mí me encantaría, y soy bastante optimista con respecto a ello. Creo que el paso lógico que hay que hacer después de que la blue box salga al mercado es reclutar un muy buen equipo de ingenieros informáticos y de ingenieros en inteligencia artificial, y empezar a recolectar muestras de pacientes de todo el mundo, de todas las etnias posibles y muchos tipos de cáncer. El cambio solo se generará si todo el mundo tiene acceso a esta blue box. De la manera en la que está pensada esto es posible, la blue box puede llegar a todo el mundo y, sino, haremos que llegue.

¿Qué le dirías a todas las mujeres que pueden haberse sentido ilusionadas por la posibilidad de tener un método de detección precoz del cáncer en sus propias casas? Ya urge que las mujeres tengan acceso a herramientas que les proporcionen supervivencia al cáncer de mama. Este cáncer ocurre a 1 de 8 personas, es muy probable que alguien de tu familia lo haya tenido o lo vaya a tener. Merecemos ya que alguien invierta el tiempo y la paciencia para hacer esto. Es necesario.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (10913 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
30
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.