Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sixtojavier escriba una noticia?

Juan Carlos Rodríguez Curpa: ¡todo por averiguar!

5
- +
16/05/2017 11:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Francisco Belín

Ilustración por David Ferrer

Al chef palmero se le puede intuir siempre en movimiento: en cualquier momento, en todo lugar donde haya que fortalecer sinergias y convicciones culinarias, allí estará él. Tanto en la competición regional, en Tenerife, como en un ronqueo de patudo en Tegueste o El Hierro, aparte de sus ensayos con la sal en su feudo de Fuencaliente, el cocinero es uno de los baluartes canarios por esa inquietud por reinterpretar la esencia de la tradición.

"¡Es que esto de la cocina lo mamé'yo de pequeño!", proclama el chef titular de El Jardín de la Sal, casi como parte esencial de su currículum en el que, sin duda, ha regido la continua y estricta formación desde sus orígenes en el centro Virgen de las Nieves.

image

Fue a más este cocinero carismático, a la sazón Juan Carlos Rodríguez Curpa, al que el término de solvencia se le fue impregnando a lo largo de una andadura perseverante y fructífera, una vez acometió su vocación en el Parador Nacional de La Palma. Más de una década de años fuera, reciclaje, asimilación y despliegue decidido en el marco de la cocina regional y el legado de las abuelas.

Le cogió el gusanillo a la esencia de la tradición para plantear su estilo intransferible de gustos y sabores afinados y directos. Apareció la sal. ¡Sí, el milagro de la sal! Pescado salado, barrilote, mojamas, salmueras, costillas saladas para un buen potaje... En Fuencaliente, el dominio de la sal marina, la flor de sal, ... es todo un privilegio para este señor de los fogones que ha aprendido a dominar con virtuosismo factores de oxidación, humedades, aromatizaciones sorprendentes...

Juan Carlos Rodríguez sale en reivindicación de las mal denominadas islas menores y está convencido de que "los propios palmeros debemos poner en valor nuestras singularidades en un mismo snack o aperitivo. ¿Por qué no un escacho o un caldo de huevo como bienvenida al comensal?".


Sobre esta noticia

Autor:
Sixtojavier (367 noticias)
Fuente:
revistabinter.com
Visitas:
143
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.