Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Joaquin Macial escriba una noticia?

Más de 9 millones de jóvenes chinos comienzan el "gaokao", la selectividad en España

07/06/2010 18:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un total de 9, 57 millones de jóvenes chinos se presentan hoy al "gaokao", el examen de acceso a la universidad, una prueba para la que muchos de ellos son preparados desde niños y que va acompañada de grandes dispositivos

La selectividad china de este año tiene 650.000 estudiantes menos que en 2009, y es el segundo año consecutivo en el que el número de aspirantes disminuye: es el resultado del cambio demográfico que ha traído la política del "hijo único".

La prueba de lengua china es la más temida por los estudiantes, que deben escribir un análisis por temas de lo más sorprendente e inesperado.

Este año, por ejemplo, el tema a analizar por los estudiantes fue la lectura de libros, y en el enunciado se mencionaba que en la comunidad española de Cataluña es típico regalarse estos objetos.

Hasta aquí, los exámenes son similares a los de cualquier otro país occidental, como España (que casualmente también comienza hoy esas pruebas), pero la diferencia llega con el celo con que las autoridades educativas chinas protegen las hojas de exámenes y la policía persigue a los amigos de la "chuleta".

Las hojas de exámenes son vigiladas por policía, soldados del ejército y guardias de seguridad, y los autores de las preguntas han estado prácticamente aislados del mundo exterior hasta que la prueba termine.

Desde hace unos años, los exámenes de "gaokao" tienen rango oficial de secreto de Estado, lo que establece grandes medidas de vigilancia tanto en su almacenamiento como en su transporte a los 320.000 centros de examen (a veces en furgones policiales).

Si algún funcionario de Educación fuera sorprendido revelando con anterioridad al examen el contenido de la prueba podría ser condenado a prisión.

En ciudades como Pekín, guardias privados y voluntarios colaboran con la policía en la custodia y traslado de los exámenes, mientras que provincias del sur de China, que en verano se enfrentan a inundaciones o lluvias torrenciales han preparado dispositivos de emergencia por si las condiciones climatológicas son adversas.

La importancia de los exámenes para los estudiantes es tal que sus familias hoy tienen permiso para tomar el automóvil incluso aunque las leyes de la circulación locales lo prohíban en condiciones normales.

Así ocurre por ejemplo en Pekín, donde algunos autos no pueden circular determinados días debido a regulaciones para reducir los atascos y la contaminación.

La prensa local ha informado de que los padres de estudiantes que sean multados por desobedecer esas reglas serán eximidos del pago si presentan el justificante de que su hijo se ha examinado.

El examen, que se celebra hoy y mañana, incluye preguntas obligatorias de matemáticas, inglés y chino para todos los estudiantes

Por otro lado, la policía trabaja sin descanso en los últimos días para luchar contra las redes de venta de transmisores y otros artefactos con los que algunos estudiantes intentan hacer trampa en las pruebas.

La agencia oficial Xinhua informó este fin de semana de la detención de 64 personas por vender este tipo de aparatos, así como el decomiso de 4.000 de estos objetos, que se pueden vender en el mercado negro a precios de hasta 3.000 euros (3.600 dólares).

En años anteriores, este tipo de engaños produjo alguna que otra anécdota, caso de unos estudiantes que en el sur de China se introdujeron un transmisor dentro de la oreja para no ser pillados y que al final tuvieron que ser atendidos en un hospital para que se les extrajera el aparato.

Todo es exagerado en una prueba que para muchos chinos sigue marcando la diferencia entre trabajar más tarde en un empleo de alta o baja cualificación, ya que un 32% de los examinados no podrán entrar en las universidades.

No obstante, en China se va reduciendo con los años la identificación de las universidades nacionales con los empleos más deseables, pese a que algunas de ellas, como las universidades de Qinghua en Pekín o de Fudan en Shanghái sigan manteniendo su fama de "almas mater de los líderes comunistas".

Según los expertos, en la altamente competitiva sociedad china tener un título universitario ya no es tan reverenciado como antes: en 2009 un 74% de los graduados en esos centros encontraron trabajo, mientras que en las escuelas vocacionales (formación profesional y escuelas taller) la tasa es del 95%.

También hay muchos jóvenes chinos, especialmente los de familias de clase alta -incluyendo los hijos de los líderes comunistas- que optan por estudiar en las universidades extranjeras, siendo EEUU el destino soñado por muchos.


Sobre esta noticia

Autor:
Joaquin Macial (211 noticias)
Visitas:
3221
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.