Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Francisco Arias Solis escriba una noticia?

José Antonio Rial por Francisco Arias Solís

03/02/2010 09:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La voz de un escritor auténtico

JOSE ANTONIO RIAL

(1911-2009)

No se olvida el castigo que implica prohibición absoluta,

el castigo que condena a no ser, que somete a ser noche,

no de estrellas, sino abismo negro sin fondo, sin mar y sin

riberas”

José Antonio Rial.

LA VOZ DE UN ESCRITOR AUTÉNTICO

La novela de José Antonio Rial La prisión de Fyffes (1969) es realmente un reportaje biográfico de las experiencias en aquella sórdida prisión, antiguo almacén de plátanos de Santa Cruz de Tenerife convertido en cárcel improvisada a raíz de la rebelíón militar del general Franco. En esta prisión también estuvo recluido el más joven de los poetas canarios vanguardistas Domingo López Torres, que antes de ser arrojado al mar con otros compañeros enfundados en sacos, escribió un estremecedor poema “Los retretes (3 de la mañana)”, al que pertenecen estos versos: “Mientras la oscura cloaca de desdenes / insuficiente para tanta ofrenda / salta sobre la geometría de los bordes / inventando rizados carruseles”. En su libro La prisión de Fyffes, Rial ha descrito sobrecogedoramente aquel repelente e insalubre lugar: “resultaba difícil superar la prueba de lo escatológico humano”, un “vivir en cloacas” en un recinto de republicanos hacinados, “hombres inmovilizados, a los que acecha la muerte cada día” y que tuvieron que enfrentarse a muy difíciles condiciones físicas y morales. La habilidad narrativa demostrada por Rial para combinar el elemento testimonial con las abundantes interiorizaciones de los personajes, pone en evidencia a un auténtico novelista.

El novelista, dramaturgo y periodista José Antonio Rial nace en San Fernando, Cádiz, el 21 de abril de 1911 y fallece en Caracas el 17 de noviembre de 2009, a la edad de 98 años. Hijo de un marinero antimilitarista, siendo muy niño se traslada con su familia a la Isla de Lobos de Canarias, donde su padre había sido destinado como farero. “Lo más característico, acaso, de mi vida ha sido criarme en faros -nos confesaría Rial- hijo de un raro torrero que escribía novelas, teatro y artículos para lejanos periódicos”. Estudia bachillerato en Las Palmas de Gran Canaria y culmina los estudios de oficial de marina en Tenerife. A los catorce años trabaja de reportero en el diario de La Provincia (Las Palmas). Se vincula al núcleo vanguardista de la revista Gaceta de Arte, dirigida por Eduardo Westerdahl, y en cuya redacción figuraban Agustín Espinosa, Pedro García Cabrera, Domingo Pérez Minit, Óscar Petana Ramos, Emeterio Gutiérrez Albelo y Domingo López Torres. Militante de Izquierda Republicana es detenido en 1936, tras la sublevación militar del general Franco, y encarcelado en la prisión de Fyffes, donde por participar en una conspiración sufre un segundo consejo de guerra. Aunque el fiscal pide la pena de muerte, sólo permanece en la cárcel hasta el 5 de noviembre de 1943, día en que queda en libertad vigilada. Retoma su carrera literaria y publica la novela Gente de mar (1947, primer premio de la Asociación de la Prensa de Tenerife). En 1950, ante el temor de ser encarcelado nuevamente, emprende el camino del exilio a Venezuela. Trabaja para las editoriales Las Novedades y La Continental. Escribe en el periódico El Universal de Caracas, del que llega a ser jefe de redacción. Asiste a la Universidad Central, donde tiene como profesor al novelista y ensayista exiliado Segundo Serrano Poncela, que le anima a proseguir la carrera literaria. Durante casi dos décadas mantiene en la Televisión Nacional de Venezuela un programa semanal sobre teatro, “El rostro y sus máscaras”. En 2007 se le otorga la Medalla de Oro de Canarias.

“La libertad es para mí un regalo mayor que un convite para un muerto de hambre”

José Antonio Rial publica en Venezuela los siguientes libros de prosa narrativa Venezuela Imán (1954), Reverón (1954), Jezabel (1965) y La prisión de Fyffes (1969), su obra más relevante. Más tarde, en 1991, se publica Segundo naufragio y Tiempo de espera y, en 2004, Las nereidas del faro. Participa en la obra colectiva rescatada recientemente Antología de musas cautivas (2008), edición facsímil de un valiosísimo manuscrito elaborado por presos políticos canarios en las cárceles de Lazareto-Gando y Fyffes. Sus obras de teatro, representadas a partir de mediados de los setenta por el grupo venezolano Rajatabla, le otorgan una gran popularidad y le convierten en el autor dramático más demandado del público venezolano. Entre sus numerosas obras, citaremos: Entelequias, su primera obra teatral, escrita a la edad de 18 años, Viaje interior, publicada en 1935, Ángel, obra escrita en sus años de cárcel, Los armadores de la goleta Ilusión (1950), La torre (1951), obra galardonada en el Ateneo de Caracas, Nurami (1954), Cementerio de automóviles (1957). La escuela nocturna (1963), La muerte de García Lorca (1969), El padre (1977), Bolívar (1982), La fragata del sol (1983), Cipango (1986), visión polémica del descubrimiento colombino, Panamá (1990), La Cenicienta en Palacio (1993) y Sucre, el sueño del hombre (2004), epopeya sobre el Gran Mariscal de Ayacucho y, sobre todo, un canto a la libertad.

Y como dijo el escritor isleño: “La libertad es para mí un regalo mayor que un convite para un muerto de hambre”.

Francisco Arias Solís

Se ama la libertad como se ama y se necesita el aire, el pan y el amor.

Portal de Internautas por la Paz y la Libertad y de Foro Libre.

URL: Http://www.internautasporlapaz.org


Sobre esta noticia

Autor:
Francisco Arias Solis (324 noticias)
Visitas:
3530
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.