Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bill Carson escriba una noticia?

Johnny el redentor

02/11/2012 17:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Unos minutos antes de iniciar su actuación, cuando todos, maquilladoras y compañeros se habían marchado, se hizo el silencio en el camerino y Johnny quedó un instante pensativo frente al espejo.

En verdad podía dar gracias a la vida: una familia acogedora y numerosa, un prestigio y una carrera reconocida, un sinfín de amigos solícitos en cualquier parte del país...

La vida había sido generosa con él. Mucho más que con aquellos desdichados a los que enmarcaba en sus canciones, solitarios, perdedores, inadaptados o criminales, gentes de mal vivir en cualquier caso, sin más oficio que el hedonismo o la astucia, ni mayor beneficio que la pura supervivencia; desdichados de la fortuna cuando no de la esperanza a los que un día el destino torció el brazo.

Éstos en particular componían a su asombro una curiosa paradoja. Aquellos que no habían mostrado turbación o rastro de piedad en la ejecución de sus fechorías y crímenes, se enternecían ahora escuchando sus historias de amor y desengaño. Él era el espejo en que sus almas se miraban, quien glosaba sus desdichas, golpes de suerte y anhelos de futuro, mientras el mismo Johnny sólo podía verse en el espejo como un ser dichoso y afortunado.

Sobre la repisa, un vaso ancho de whisky le esperaba para aclararse la garganta. Se incorporó, suspiró y tomó el vaso para echar un trago, pero al llevárselo a los labios se percató de un insecto flotando animoso sobre el licor. Johnny sonrió sorprendido; !aquel bicho peleaba duro por salir del whisky!, pensó.

Como estaba de buen humor, era cristiano y guiaba sus pasos en el amor al prójimo, Johnny se apiadó del mosquito e introdujo un dedo en el vaso a su encuentro. Enseguida, en el alocado aleteo a través de la bebida, alcanzó su dedo c on sus patitas y se le incorporó como hiciese cualquier naúfrago. Johnny sonrió nuevamente, reconfortado con la habilidad del insecto. "Vas a pasar una noche animada, amigo" , espetó contemplando como intentaba recomponerse del enjuague atusándose alas y patas, desde la cima de su dedo índice.

Entonces se le ocurrió que tal vez, como aquel estúpido bicho a quien había librado de perecer ahogado en el alcohol, esos otros naúfragos a quienes glosaba y encandilaba con sus canciones solo tenían sus manos interpretando acordes sobre un mástil y la cínica perspicacia de sus letras para redimirse, aferrarse a la vida y recuperar la dignidad perdida.

"!Dos minutos, señor Cash !" , sonó tras la puerta del camerino.

Johnny apoyó el índice sobre el pulgar, percutió los dedos y se deshizo del bicho proyectándolo al vacío, para acabar estampado con sus tripas sobre el espejo iluminado. El murmullo de los asistentes al show presagiaba una magnífica entrada.

Traducción: http://lyricskeeper.es/es/johnny-cash/delia-s-gone.html

Texto original de Man olo Piñero Sánchez @ 2012

En colaboración con:

Country España (los mejores vídeos, la mejor música) http:// on.fb.me/RlteEp (Selección de vídeo)


Sobre esta noticia

Autor:
Bill Carson (48 noticias)
Fuente:
almadefrontera.blogspot.com.es
Visitas:
2014
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.