Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Peperg escriba una noticia?

Jesus de Nazaret, escribe a Benedcito XVI

29/12/2009 14:17 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Vamos a suponer que Jesús viviese en estos dias, y recibiera una carta de un amigo, es decir de Benedicto XVI, y se la leyese a su madre maria

Jesus de Nazaret, escribe a Benedcito XVI

Vamos a suponer que Jesús viviese en estos dias, y recibiera una carta de un amigo, es decir de Benedicto XVI, y se la leyese a su madre maria. Hablemos del Jesús de la ciencia y de la religión, me refiero a la carta dirigida en estos dias de Benedicto XVI, a la manifestación de madrid ( españa), la carta es la referencia a la sagrada familia, “la familia”, eso si la familia que la iglesia cristiana tiene como modelo, basada en la unión, entres dos miembros de distinta especie, una familia reproductiva, si se aman o no se aman es lo de menos lo importante es reproducirse, pero quiero analízala, bajo el criterio de Jesús, como “hijo de dios”, la carta dice lo siguiente.

La carta me recuerda como nací, mi madre maria catorce años, mi padre “dios”, y un hombre llamado José, mi padre adoptivo, es decir una familia muy unida, este es el modelo de ejemplo que nos pone hoy la iglesia catolica, cosa que yo Jesús de nazaret, no elegí, pero que no rechazo, y tambien quiero dar las gracias a mi padre José, fue el vivo ejemplo de la tolerancia, al saber que yo no era fruto de una relación, con su esposa, Benedicto habla del amor, en esta carta, ¿Qué es el amor para el jefe de los cristianos?, el amor que yo Jesús, os deje fue muy claro “amaros los unos a los otros, como yo os he amado”, yo Jesús, no puse condiciones, las condiciones las has puesto la iglesia actual. Benedicto habla de la seguridad del matrimonio, entre un hombre y una mujer ya que es la supervivencia de la humanidad, yo Jesús de nazaret, predique con el ejemplo, no con la imposición, yo te digo amigo Benedicto, si tu dices que el matrimonio es la supervivencia de la humanidad, yo te pregunto ¿Por qué no permites a los cristianos de tu congregación que se casen?, tu recriminas, y no eres un claro ejemplo de tus propias palabras, Yo Jesús de nazaret te digo que tu Benedicto, no eres un hombre justo, dime en mis tres años de predicación, donde y cuando negué yo que un cristiano no se pudiera casar, en cambio tu se lo tienes prohibido a los representantes de la iglesia catolica.

Sigues diciéndome que la familia es el único lugar donde se aprende a vivir los valores que dignifican a la persona y que hacen grandes pueblos, yo te recuerdo que la verdadera familia es donde hay amor, donde hay cariño, donde no importa el sexo de quien es quien, pero que ante la identificación del sexo, prevalece el amor verdadero ese es mi autentico mensaje, la penas y alegrías no son propiedad de nadie, tan solo del ser humano, sin condiciones, amigo Benedicto, sin condiciones, ¿Dónde digo yo que dos hombres, o dos mujeres no se pueden amar?, tan solo quiero decirte amigo Benedicto que no pongas en mi boca, palabras que yo jamás he dicho, tu dices que los que no son de distinto sexo, no pueden formar una misma familia, tu que tanto defiendes la familia, ¿Por qué rechazas esta familia?, ¿acaso los acusas de no ser felices?, ¿en esta clase de familia no hay amor?, ¿puedes demostrar que dos hombres o dos mujeres, no son aptos, para formar una familia?

La carta me recuerda como nací, mi madre maria catorce años, mi padre “dios”, y un hombre llamado José, mi padre adoptivo

Tu pides a mi padre, el amor que el medio a mi, en cambio, tu no das el amor a quien te lo pide, y rechazas a los que se aman sin impórtales sin son de su mismo sexo o no lo son, ese es tu ejemplo, esa es tu predicación, el rechazo, tu no amas amigo benedicto, el amor no consiste en rezar te recuerdo que a mi me quisieron juzgar, y me tendieron una trampa, “ lo que es del cesar, para el cesar y lo que es de dios, para dios”, o es que no lo recuerdas, el amor no entiende de religión, por eso tu estas equivocado, reza a dios, a mi padre, y deja que el hombre y la mujer se amen y sobre todo que amen a quien ellos y ellas quieran, lo los pongas condiciones, ese es el autentico fracaso de la iglesia actual, si no dime a migo Benedicto, ¿Cuándo puse yo esas reglas?, yo Jesús de Nazaret, yo te amo a ti, y te doy un mandato, “deja que se amen, como tu amas, y seras amado, como ellos te amen”

Jesús de Nazaret

La carta dirigida, a la familia española por Benedicto XVI

«Saludo cordialmente a los pastores y fieles congregados en Madrid para celebrar con gozo la Sagrada Familia de Nazaret. ¿Cómo no recordar el verdadero significado de esta fiesta? Dios, habiendo venido al mundo en el seno de una familia, manifiesta que esta institución es camino seguro para encontrarlo y conocerlo, así como un llamamiento permanente a trabajar por la unidad de todos en torno al amor. De ahí que uno de los mayores servicios que los cristianos podemos prestar a nuestros semejantes es ofrecerles nuestro testimonio sereno y firme de la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, salvaguardándola y promoviéndola, pues ella es de suma importancia para el presente y el futuro de la humanidad.

En efecto, la familia es la mejor escuela donde se aprende a vivir aquellos valores que dignifican a la persona y hacen grandes a los pueblos. También en ella se comparten las penas y las alegrías, sintiéndose todos arropados por el cariño que reina en casa por el mero hecho de ser miembros de la misma familia. Pido a Dios que en vuestros hogares se respire siempre ese amor de total entrega y fidelidad que Jesús trajo al mundo con su nacimiento, alimentándolo y fortaleciéndolo con la oración cotidiana, la práctica constante de las virtudes, la recíproca comprensión y el respeto mutuo. Os animo, pues, a que, confiando en la materna intercesión de María Santísima, Reina de las Familias, y en la poderosa protección de San José, su esposo, os dediquéis sin descanso a esta hermosa misión que el Señor ha puesto en vuestras manos. Contad además con mi cercanía y afecto, y os ruego que llevéis un saludo muy especial del Papa a vuestros seres queridos más necesitados o que se encuentran en dificultad. Os bendigo a todos de corazón».

mi blog


Sobre esta noticia

Autor:
Peperg (71 noticias)
Visitas:
8640
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Roque Castro (31/12/2009)

El Mundo catolico lo venera.