Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Mundo escriba una noticia?

Japón ya sabía del riesgo atómico por sismo anterior

15/03/2011 19:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un sismo de 6, 6 grados había sacudido la planta atómica de Kashiwazaki-Kariwa en 2007

La central registró entonces dos fugas radioactivas. El OIEA lanzó un "llamado de atención al mundo" que no fue escuchado

Los accidentes atómicos son, en cualquier caso, producto de errores o negligencia humana. Aún cuando el detonante es una catástrofe natural de la magnitud de un tsunami. Hace cuatro años, Japón desatendió una advertencia del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sobre la peligrosidad de construir centrales nucleares en zonas sísmicas. El resultado es la bomba de tiempo que se activó en Fukushima.

http://www.somosamigosdelatierra.org/00_imagenes/kasiwa.jpg

El 16 de julio de 2007, a las 10:30 de la mañana, un terremoto de 6, 6º en la escala de Ritcher hizo crujir durante 20 segundos al estado de Niigata, 200 kilómetros al suroeste de Tokio. A 17 kilómetros del epicentro sísmico estaba la planta de Kashiwazaki-Kariwa, la más grande de Asia y una de las principales productoras de electricidad del mundo.

El temblor fue dos veces y medio mayor a lo que la central estaba preparada para resistir. El sistema de emergencia automático desactivó tres de los reactores de la planta, pero uno de ellos se prendió fuego. Aunque primero negó daños, la Compañía de Energía Eléctrica de Tokio (TEPCO), propietaria de Kashiwazaki-Kariwa, reconoció finalmente que "hubo dos fugas radiactivas y se detectaron 50 fallos de funcionamiento en los reactores".

Más de 1.200 litros de agua con residuos nucleares fueron derramados directamente al Mar de Japón, aunque "sin afectos adversos para la salud humana o el medio ambiente", según el OIEA. De todas formas, el accidente en la planta fue suficiente para que la agencia atómica fundara un Centro Internacional de Seguridad Sísmica, dedicado a evaluar los riesgos del rubro en zonas de terremotos.

Más sobre

Tras el accidente de 2007, el OIEA sostuvo en un informe que lo ocurrido en Japón era un "llamado de atención que debe ser atendido a nivel global". Agregó que "la mayor amenaza para una central puede estar fuera de sus paredes: huracanes, inundaciones, incendios, tsunamis, volcanes, terremotos. Los ingenieros, arquitectos y especialistas deberían tener en consideración a las fuerzas extremas de la naturaleza".

Pero Tokio no oyó la advertencia (tampoco el resto del mundo: el 20 por ciento de las centrales nucleares siguen ubicadas en zonas sísmicas). Una inspección de junio de 2010 a cargo de la Agencia de Seguridad Industrial y Nuclear (NISA, por sus siglas en inglés) puso en duda la confiabilidad de las plantas de TEPCO. De sus 14 reactores, 17 necesitaron revisiones adicionales.

En uno de ellos, el de Fukushima, se hallaron problemas "significativos" luego de que se descargaran por error residuos radiactivos en el mar en 2009. Ahora el océano parece tomarse revancha.


Sobre esta noticia

Autor:
El Mundo (4819 noticias)
Visitas:
10355
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.