Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Japón despierta lentamente dos semanas después del desastre

24/03/2011 10:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Japón parece volver lentamente a la normalidad con la llegada de ayuda alimentaria, con los refugiados estableciendo rutinas diarias e incluso con la apertura de bancos móviles en algunas zonas de las prefecturas afectadas por el terremoto y el posterior tsunami, mientras la nación se une por las víctimas del desastre.

Dos semanas después de la catástrofe que ha sumido al país en su peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial, una meticulosa y exitosa operación de ayuda humanitaria está reemplazando a las escenas de sufrimiento y devastación.

"Las cosas están mejorando", aseguró Tsutomu Hirayama en un centro de evacuación junto con su madre, su esposa y sus tres hijos en la ciudad de Ofunato. "Durante los primeros dos o tres días, sólo tuvimos un plato de arroz y agua para cada comida. Pensé, ¿hasta cuándo va a durar esto? Ahora tenemos mucha comida, es casi de lujo, casi mejor que lo que teníamos en casa", explicó.

Sirviendo de ejemplo de los 256.714 refugiados, Hirayama perdió su tintorería y su casa cuando el tsunami golpeó las costas, destrozando pueblos enteros a su paso. Cerca de 26.000 personas han muerto o están desaparecidas.

En Ofunato, los restaurantes han donado comida para los desplazados, como sushi, pollo a la brasa o al curry. El Ejército ha repartido paquetes de sopa caliente y arroz. La ropa también se ha distribuido rápidamente.

En el gimnasio donde está la familia Hirayama, los cerca de 200 refugiados se reparten el espacio con bloques divididos con cartones de medio metro de alto. Acorde con el orden y disciplina de la sociedad japonesa, los zapatos se dejan fuera de esta zona.

La electricidad y el agua corriente se han restablecido en muchas zonas, lo que significa que la gente puede lavar la ropa. Debido a que todavía no se han llevado a cabo controles de seguridad, la población sigue bebiendo agua de tanques proporcionados por el Ejército, divididos entre "para preparar comida", "recogida de agua" y "para baños y desperdicios".

Más sobre

CASAS Y BANCOS TEMPORALES

Algunos refugiados rellenan formularios para recibir casas temporales construidas por las autoridades. Aseguran que les han prometido que estas viviendas estarán libres de cargas durante dos años, aunque no saben cuándo podrán trasladarse.

Acostumbrados a ser independientes, algunos desplazados son reacios a aceptar la caridad de otros. "Tenemos familiares que nos ofrecen alojamiento, pero no es cómodo", explicó Hirayama. "Está bien para uno o dos días, pero estás ahí, sin dinero, dependiendo de ellos para la comida y sin intimidad. Algunas personas se han ido y han vuelto al centro" de refugiados, comentó.

A diferencia de los primeros días, cuando algunas personas mayores murieron por la falta de mantas y medicinas, ahora hay una abundancia de ayuda médica. En la ciudad de Otsuchi, dos equipos médicos se desplazan entre los más de 600 evacuados en las instalaciones de un instituto.

A lo largo de la región, los operadores de telefonía móvil han construido nuevas estaciones de señal y los operarios de las compañías eléctricas trabajan en los márgenes de las carreteras para reparar las líneas dañadas.

El sistema postal japonés ha distribuido camiones naranjas para que las personas puedan retirar dinero de sus cuentas bancarias. Muchas personas de las prefecturas de Iwate y Miyagi tiene sus ahorros en las cuentas del Banco Postal.

El Banco Sendai también ha abierto un "banco móvil en un autobús" para las víctimas del desastre. Como otras entidades, permiten a los clientes retirar dinero sin el documento de identidad si pueden proporcionar información personal.

Mientras, en el templo de Jorakuji en la ciudad de Kamaishi, soldados y trabajadores de la construcción preparan la tierra para un entierro masivo de cientos de personas que perecieron en el tsunami. La maquinaria pesada levanta la tierra alrededor del templo, que también fue destruido por la ola gigante.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
2860
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.