Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dmartint escriba una noticia?

Jamming Jamming (II)

17/05/2011 01:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Jamming, una compañía teatral que actúa desde hace seis meses, y todos los fines de semana, en el Teatro Arlequín de Madrid, hace de la improvisación un verdadero espectáculo

Jamming es una compañía teatral que representa un show de improvisación en el Teatro Arlequín de Madrid. Desde el día 6 de noviembre de 2010 se puede ver actuar a Juanma Díez, Paula Galimberti, Lolo Diego y Joaquín Tejada todos los viernes y sábados por la noche en un espectáculo basado en la diversión, en la libertad, pero, sobre todo, en la improvisación. Se trata de un espectáculo apto para todos los públicos, y cualquier persona, sin importar las veces que acuda, siempre verá algo distinto, ya que son los espectadores los que deciden la temática de la actuación de esa noche. Los asistentes al show deciden el guión justo a la entrada, cuando los organizadores van repartiendo tarjetones persona a persona, que escriben un título para una improvisación. Cuando las luces se apagan, una voz en off explica que, durante toda la obra, los actores bajarán del escenario para recoger tarjetones y, a partir de ahí, empezarán a improvisar sobre los temas que cada uno, libremente, ha decidido escribir. Pero no sólo los actores son los que improvisan. Además de los cuatro, está también Pablo Productions, el “técnico-improvisador”, que, en algún momento del espectáculo, debe reproducir una canción que el público también decide. Además, los estilos de las improvisaciones lo determinan unos carteles gigantes. Algunos de los estilos son Pixaring, Targeting, Aventuring, Shakespearing y un sin fin más. Cada uno de ellos, que también los elige el público, tiene unas características especiales que hacen que cada improvisación sea única. Además, también juegan a imitar, cantar, bailar, y cualquier cosa que los espectadores reclamen.

Desde su estreno, hace ya seis meses, han pasado a verlos más de 100.000 espectadores. Ellos mismos afirman que han pasado de tener una media de 90 asistentes a 320 por actuación. Hay incluso personas que ya los han visto más de diez veces, aseguran. Como compañía llevan siete años. Cada uno ha tenido una distinta formación, y ahora la encargada de su proceso es la actriz neoyorquina Jordan Bayne. Además, imparten clases de interpretación e improvisación a los espectadores que se interesen por ello. Durante el verano Lolo Diego se traslada a casas rurales en Cádiz para pasar las vacaciones impartiendo clase. Pablo Productions, psicopedagogo, junto los actores, imparte también clases a menores. Él lo propuso y desde entonces, hace un mes, los padres pueden pasar los fines de semana con sus hijos en clase de teatro con estos profesionales. Los propios alumnos afirman que los actores, incluso tras el escenario, siguen siendo divertidos y abiertos. Sus clases se basan, como su show, en la libertad y en dejarse llevar para sentirse mejor como persona.

Su nombre es original de una canción de Bob Marley, y sin un significado literal. Lo decidieron mientras veían un capítulo de Los Simpsons, donde sonó la canción y la subtitulaban “improvisando”. Como la definición no es oficial, y su trabajo se basa en la libertad, en su página web se puede encontrar un apartado para que todos sus fans puedan definir, ellos mismos, el significado de Jamming.

Más sobre

Cuando algunos de los actores no puede acudir a la cita con los espectadores, debido a sus otros compromisos, un suplente con “ganas, compromiso, diversión y pasión por su trabajo” sustituye temporalmente al que falte. Además de poder ver a la compañía semanalmente en Madrid, también han hecho apariciones en el desaparecido La Mandrágora de TVE y en Noche sin Tregua de Paramount Comedy. Han aparecido en anuncios televisivos como Coca-Cola, y en reportajes periodísticos de los suplementos dominicales de El País y de El Mundo.

El precio asequible de las entradas, a tan sólo 13 euros en Atrápalo, donde son recomendados, han hecho que cualquier persona que vaya, inevitablemente, tenga que repetir. Jamming es, definitivamente, un espectáculo de improvisación. Es creación pura y en el momento. Cada actuación es única e irrepetible y se construye totalmente ante los ojos del público. En Jamming, el espectador es parte activa del show. Partiendo de títulos escritos por el público, los actores idean e interpretan una serie de improvisaciones acorde a unos estilos.


Sobre esta noticia

Autor:
Dmartint (37 noticias)
Visitas:
2267
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.