Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sixtojavier escriba una noticia?

'jacques' ? CrÍtica

16/09/2017 11:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Sixto Javier Pérez

Debo reconocer que tengo pánico a los biopics ya que es complicado resumir tanto en tan poco tiempo, por lo que es fundamental saber escoger lo más importante, pero sin olvidarse del resto ya que es la única manera de que todo tenga sentido y así conseguir que los saltos temporales no dejen al espectador confuso. Cuando esto se consigue hay que aplaudir al director y guionista ya que es un trabajo muy complicado. Pero hay otro problema en este género y es que es difícil encontrar detalles que no conozcamos sobre el personaje. Sin duda, el factor sorpresa es fundamental para que este tipo de películas deje buen sabor de boca.

En esta ocasión, el director Jérome Salle se ha centrado en la vida del mediático oceanógrafo francés Jacques Cousteau, pero siento decirles que no ha conseguido un gran biopic desde el punto de vista argumental, pero sí una maravilla desde el punto de vista técnico. Evidentemente, en una película de estas características, debe tener más peso el guion que el resto de elementos por lo que el resultado final es irregular.

image

Nos encontramos ante un guion que le falta mucho más dinamismo y que nos regale alguna sorpresa que deje al espectador sin palabras. Aquí todo es muy predecible. Además, la forma de unir las piezas del puzle es demasiado forzado, todo transcurre de forma artificial y da la sensación de "se nos agota el tiempo, tenemos que hacer otro salto temporal" y de repente aparece la siguiente escena en la que han ocurrido muchísimas cosas importantes y no nos hemos enterado. A pesar de los constantes saltos temporales se termina convirtiendo en una película lenta ya que no consigue que el espectador quede enganchado a la historia. Y es una pena porque la vida Jacques-Yves Cousteau es muy interesante, y es de todo menos aburrida, pero su director no ha elegido la forma correcta de contarnos todos los detalles importantes del famoso explorador y además se nota la falta de una mayor investigación ya que se ha centrado en lo que la mayoría ya sabe. No se ha arriesgado.

En el verano de 1946, la familia Cousteau vive al completo en su casa a la orilla del Mediterráneo, en un paraíso en la tierra. Pero, a pesar de todo, Jacques no es feliz. Bucear y ver las estrellas junto a su mujer y sus dos hijos no es suficiente para él, pues cree en el progreso y ansía vivir grandes aventuras.

Diez años más tarde, ya convertido en una celebridad internacional gracias a inventos como los dispositivos de vida autónomos, tendrá graves enfrentamientos con su hijo Philippe, que intenta hacerle ver que algunos avances y la polución tienen consecuencias nefastas en el mundo marino. Juntos a bordo de su buque Calypso sabrán dejar de lado sus diferencias... hasta que la tragedia llegue.

image

Dejando a un lado su guion, quiero destacar el resto, especialmente su apartado técnico ya que es una auténtica belleza. Solo por esto merece la pena ir a verla en pantalla grande. Las impresionantes escenas subacuáticas han conseguido dejarme sin pestañear. Se nota el gran trabajo que han hecho detrás de las cámaras. La película consigue que los espectadores se adentren en el universo marino que tanto gustó a los Cousteau devolviéndonos esa magia de los documentales del protagonista. También quiero destacar el maquillaje pues ha hecho que el envejecimiento de los actores sea muy real. Artísticamente la película es una maravilla. ¡Es pura poesía visual!

Con respecto a las interpretaciones solo puedo decir que son impecables. Todos consiguen hacer que sus personajes sean reales, especialmente Lambert Wilson (Perros rabiosos) dando vida al famoso explorador submarino y Pierre Niney (Yves Saint Laurent) como Philippe, el hijo de Cousteau. De Pierre Niney tengo que destacar su gran capacidad de transmitir a través del lenguaje no verbal. Este joven actor consigue quitarle el protagonismo a Lambert Wilson. No me puedo olvidar de Audrey Tautou (Amelie). La actriz consigue una interpretación perfecta. Es un personaje muy bien dibujado con una evolución impactante, todo ello gracias al gran esfuerzo de la actriz y su estilo personal.

En definitiva, no estamos ante el mejor biopic del año ya que no ofrece nada nuevo con respecto a lo que ya se sabe de la familia Cousteau. El guion carece de dinamismo, dando como resultado una historia lenta y en ocasiones aburrida. Pero por el contrario, desde el punto de vista técnico, es impresionante, una maravilla. Solo por esto recomiendo que vayan a verla al cine.

image

Nota: 2, 5 de 5

LO MEJOR: las imágenes subacuáticas, las interpretaciones de Lambert Wilson, Pierre Niney y Audrey Tautou. Maquillaje. Las escenas con los tiburones. El encuentro de Phillipe con una orca.

LO PEOR: guion. No ofrece nada nuevo. Es poco emocionante.

image


Sobre esta noticia

Autor:
Sixtojavier (1170 noticias)
Fuente:
revistabinter.com
Visitas:
3796
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.