Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Prensa Libre Valenciana escriba una noticia?

Italia: preocupantes manifestaciones racistas y xenófobas

20/10/2010 20:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No es la primera vez que acontece un hecho de esta naturaleza, pero no por esos deja de ser menos preocupante

Ricardo Osvaldo Rufino mir195 9@live.com.ar

El sábado 16 de octubre, el Cagliari (el equipo de la capital de la isla de Cerdeña), en su estadio, recibió al poderoso Inter, en una nueva fecha disputada por el campeonato italiano de fútbol (“Calcio”).

Tres minutos después de comenzar el encuentro, en la llamada curva norte del estadio sardo, gran cantidad de seguidores comenzaron a entonar “buu” “buu”, el clásico cántico de tinte racista que los “tiffossi” suelen dedicar a los jugadores negros. En esta oportunidad, el destinatario fue Samuel Eto’o, delantero de origen camerunés.

Los aficionados del Cagliari pasaron una cantidad importante de minutos lanzando al espacio esta clase de cánticos en contra del mencionado futbolista, que provocaron que el árbitro, de apellido Tagliavento, suspendiera el partido y obligara a la dirigencia del club local a hacer un anuncio por megafonía en el que pidió a los aficionados acabar con las agresiones ante la posibilidad de que se suspendiera definitivamente el partido. Este además les comunicó a los capitanes de ambos equipos que de repetirse el episodio, efectivamente, lo suspendería de modo definitivo.

Estoy escribiendo esta nota y reflexiono lo siguiente: hasta el momento de producirse el incidente no había sucedido nada irregular en el cotejo entre Cagliari vs Inter, que justificase semejantes muestras de intolerancia de parte de la afición local. Eto’o no había lesionado a ningún rival, no había convertido un gol, prácticamente hasta el preciso instante en que se desataron los abucheos e insultos, no había tocado la pelota. Esto nos indica que la animadversión se debía pura y enteramente a prejuicios previos.

Más sobre

No es la primera vez que acontece un hecho de esta naturaleza, pero no por esos deja de ser menos preocupante. Hasta la fecha no se ha llevado a cabo ningún estudio profundo de psicología social sobre las causas de esta persistencia de la xenofobia en Italia. Diviso el tema desde un país de América del Sur, como es Argentina. Tengo, por consiguiente, una mirada parcial, y me llama poderosamente la atención que una nación civilizada, culta, moderna, con un extenso recorrido histórico, que alberga la sede de la Iglesia Católica Apostólica Romana, y que cuenta con profundas raíces religiosas, cobije en su interior una cantidad alarmante de habitantes con una mentalidad e ideología rayanas con la locura racista…

Sé que hay argumentos laborales, sé que algunos italianos se sienten descontentos por lo que ellos consideran una especie de “invasión” de extranjeros, que les afecta la posibilidad de ingresar al mercado del trabajo local, pero nada (nada) justifica estas muestras de intolerancia en contra de un deportista que, de manera honesta y lícita, se encuentra ejerciendo su profesión. En este caso, una profesión abierta, pública, a la vista de todo el mundo. Sabemos la llegada y el alcance que posee el fútbol en el seno de la población de gran cantidad de países…

Por otra parte, al ingresar a la web uno se entera que en la península itálica cada día son más las bandas, grupos y cantantes de rock duro cuyo repertorio constituye auténticas incitaciones a la violencia racial, al exterminio de los rivales políticos y al hundimiento del Estado democrático. En las estadísticas de la policía italiana constan los datos referidos a un alto porcentaje de agresiones políticas o raciales contra bienes y personas, que surgen después de la celebración de los festivales descritos.

Resulta difícil explicar las verdaderas y más profundas causas que expliquen estos extendidos focos de xenofobia, más aún en el caso de los jóvenes acostumbrados a interactuar con Internet, las herramientas informáticas, la tecnología, elementos que se asocian directamente con un modelo de planeta globalizado, interconectado, en el que se supone que los seres humanos valen por sus condiciones y características y no por el sitio donde nacieron. Lo que sí está claro es que deben ser firmemente condenados y jamás pasados por alto.


Sobre esta noticia

Autor:
Prensa Libre Valenciana (108 noticias)
Visitas:
1947
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.